Así funciona la red de monitoreo del IPN para evitar derrumbes por lluvias en laderas de CDMX

Esta red de monitoreo será la primera en su tipo en México

(Foto: Twitter/SGIRPC_CDMX)
(Foto: Twitter/SGIRPC_CDMX)

Los deslizamientos o derrumbes son un fenómeno de la naturaleza y se desarrollan cuando el agua se acumula rápidamente en el suelo, a raíz de lluvias intensas; asimismo, pueden ser provocados por sismos. A fin de minimizar riesgos y proteger a los asentamientos humanos que se localizan en pendientes y faldas de cerros, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) creó la Red de Monitoreo para la Detección de Inestabilidad en Laderas de la Ciudad de México.

Dicho instrumento permitirá emitir alertas preventivas, con el objetivo de que las autoridades del Gobierno de la CDMX y de protección civil auxilien a la población, en caso de existir algún riesgo por deslizamiento de tierra.

A través de un comunicado, el Instituto detalló que esta red de monitoreo será la primera en su tipo en México y empleará tecnología global-satelital de alta precisión GNSS, con sensores y antenas colocadas en los sitios de riesgo, sistemas de pronóstico de lluvia y su monitoreo satelital en tiempo real, además un estudio de las topoformas de diversas zonas de la capital mexicana.

(Foto: IPN)
(Foto: IPN)

El líder del proyecto y científico del Centro Interdisciplinario de Investigaciones y Estudios sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CIIEMAD), Ángel Refugio Terán Cuevas, destacó que junto con las autoridades capitalinas se detectaron cuatro zonas en las que se podrán instalar estos sensores y antenas: Barranca de Santa Rita, Barranca de Atzoyapan, La Pastora y el cerro del Peñón del Marqués.

El especialista detalló que la tecnología global-satelital puede cubrir la tridimensionalidad del movimiento de un terreno para detectar diferenciales milimétricas.

“Los deslizamientos no son abruptos o repentinos, sino que tienen movimientos graduales en el transcurso del día, semanas o meses en lo que llamamos movimiento en masa del terreno. Este registro nos permite emitir las alertas para tomar acciones preventivas”, explicó.

Cuando tales movimientos se lleguen a sentir, se emitirá una alerta.

“Conforme se acerca a ciertos valores umbrales, es decir cuando llega a ocurrir ese movimiento en cualquier dirección (en cinco, siete o nueve milímetros), establecemos una alerta vía mensaje o a través de internet”, detalló.

(Foto: IPN)
(Foto: IPN)

“El corazón del sistema informático de la red, indicó, se instalará en el CIIEMAD y los mensajes o cualquier aviso estarían montados en las plataformas de monitoreo de la CDMX, para que las autoridades estén alertadas sobre lo que está ocurriendo en cada Alcaldía”, agregó.

Para ello, precisó que esta red de monitoreo tendrá tres medidas preventivas: el pronóstico de lluvia (cuánto va a llover en las zonas de riesgo); el monitoreo de lluvia con imágenes de satélite en tiempo real (para hacer un comparativo con los valores umbrales de lluvia ocurridos en los últimos 70 años); y el monitoreo de los instrumentos del sistema GNSS, que definirá el movimiento que se registre en las laderas en tiempo real.

“Sabemos bien que cuando hay lluvias torrenciales hablamos de socavones e inundaciones, pero también de deslizamientos de tierra y rocas sobre localidades que están en las zonas más altas”, agregó.

Alerta amarilla por lluvias para 10 alcaldías de la CDMX

Foto: Cuartoscuro
Foto: Cuartoscuro

La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC), informó sobre la Alerta Amarilla en la capital debido al desplazamiento de zonas de tormenta en las demarcaciones de Álvaro Obregón, Coyoacán y Miguel Hidalgo; se mantiene en Azcapotzalco, Benito Juárez, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa y Venustiano Carranza.

Ante ello, la dependencia recomendó a la población portar paraguas o impermeable; utilizar el líquido para regar las plantas. Barrer coladeras y mantenerlas libres de basura u objetos que las obstruyan; no verter grasas en el drenaje.

De igual manera, evitar transitar por caminos con encharcamientos o inundados; conducir con precaución, ya que se pueden hallar restos de árboles u objetos arrastrados o derribados. Además, apartarse de lugares próximos a muros, árboles, cables de luz y espectaculares en visible riesgo de caer.

SEGUIR LEYENDO