Capturaron a dos ladrones de una banda que opera en la CDMX, Jalisco y Nuevo León

Los presuntos criminales son originarios de la colonia La Preciosa, en la alcaldía Azcapotzalco

Los posibles criminales fueron identificados como Joaquín “M” e Iván “H” (Foto: SSC)
Los posibles criminales fueron identificados como Joaquín “M” e Iván “H” (Foto: SSC)

Dos presuntos ladrones de casas fueron capturados por agentes de la Subsecretaría de Inteligencia e investigación Policial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) en la Ciudad de México.

Los posibles criminales fueron identificados como Joaquín “M” e Iván “H”: son originarios de la colonia La Preciosa, en la alcaldía Azcapotzalco.

De acuerdo con el reportero Carlos Jiménez, forman parte de una banda de ladrones que cometen el delito de robo a casa habitación. Operan en la capital del país y en entidades federativas como Jalisco y hasta Nuevo León.

Forman parte de una banda de ladrones que cometen el delito de robo a casa habitación (Foto: Twitter/@c4jimenez)
Forman parte de una banda de ladrones que cometen el delito de robo a casa habitación (Foto: Twitter/@c4jimenez)

Después de su arresto fueron trasladados a las inmediaciones de la Fiscalía General de Justicia.

Otro criminal que también es originario de la colonia La Preciosa es Juan Hernández, mejor conocido como El Castor. Fue detenido por elementos de la SSC de la Ciudad de México el pasado 15 de abril, aparentemente mientras buscaba una nueva casa para saquear en la colonia San Diego Churubusco, en la alcaldía Coyoacán.

El Castor es un delincuente bien conocido por la policía capitalina, pues desde hace 25 años se dedica a robar casas —sin hacer uso de la violencia— en Ciudad de México, Jalisco, Querétaro, Puebla, Tabasco y el Estado de México. Entre sus víctimas han desfilado famosos como Susana Zabaleta, Jorge Falcón, y políticos como Manuel Camacho Solís y Óscar Cantón Zetina.

Después de su arresto fueron trasladados a las inmediaciones de la Fiscalía General de Justicia (Foto: Twitter/@c4jimenez)
Después de su arresto fueron trasladados a las inmediaciones de la Fiscalía General de Justicia (Foto: Twitter/@c4jimenez)

Es originario de la colonia La Preciosa, en la alcaldía Azcapotzalco, y en los últimos años desde ahí planeaba los robos a casas ubicadas en fraccionamientos y zonas residenciales con vigilancia, pues según El Castor, son precisamente este tipo de lugares los menos frecuentados por la policía.

El modus operandi de la banda consistía en atracar las casas en los días sábado, domingo o cuando hubiera un evento deportivo importante. Regularmente lo hacían en células de 3 o 4 ladrones y sus principales objetivos eran las joyas, relojes, bolsas de mujer, ropa y hasta cajas fuertes que solían llevarse sin abrir. Normalmente llegaban en camionetas o vehículos de lujo para no llamar la atención de los vecinos y las autoridades.

Los principales integrantes que conforman la banda del Castor eran su esposa, una mujer identificada como Paty Patrañas, que era la encargada de vender los objetos robados, y su hijo Jonathan Hernández, quien fue detenido en 2019 en Coyoacán mientras robaba la casa de una señora de 90 años. Cuando intentó escapar atropelló a dos elementos de la SSC, informó el reportero de nota roja Carlos Jiménez.

"El Castor" ha estado preso en cárceles de la Ciudad de México, Toluca, en Topo Chico, Nuevo León, y en varios penales del Estado de México (Foto: Twitter/@c4jimenez)
"El Castor" ha estado preso en cárceles de la Ciudad de México, Toluca, en Topo Chico, Nuevo León, y en varios penales del Estado de México (Foto: Twitter/@c4jimenez)

Uno de sus robos lo cometió en San Pedro Garza García, el municipio más rico de América Latina, pero terminó baleado y la policía lo perdonó porque había cometido el robo “sin violencia”. Ha estado preso en cárceles de la Ciudad de México, Toluca, en Topo Chico, Nuevo León, y en varios penales del Estado de México.

El 30 de diciembre del 2016, durante la estadía de Jorge Falcón en Acapulco, El Castor y otras cinco personas irrumpieron en su hogar, en la delegación Tlalpan, llevándose más de tres millones de pesos y USD 55,000 en efectivo, así como tres relojes Rolex y otras joyas de su caja fuerte. Las autoridades estimaron el monto de todo lo robado en 7 millones de pesos.

Sin embargo, El Castor salió libre al poco tiempo tras llegar a un presunto acuerdo con el comediante, quien lo habría perdonado a cambio de la devolución de todo lo robado y un “monto extra” por las molestias causadas.

SEGUIR LEYENDO: