Beatriz Gutiérrez Müller y los “cónsules de la memoria”

Se trata de personajes cercanos al círculo intelectual de la escritora Beatriz Guitérrez Müller en embajadas de diferentes países, como España, Francia y Estados Unidos para continuar en la labor de recuperar piezas históricas para que se expongan en México, de donde son originarias

Foto: Gobierno de México
Foto: Gobierno de México

En el 2018 fue presentado en el Archivo General de la Nación el proyecto de la Coordinación Nacional de la Memoria Histórica y Cultural de México. Con el surgimiento de esta iniciativa, la historiadora Beatriz Gutiérrez Müller, la presidente del Consejo Asesor Honorario declaró que “de manera gratuita voluntaria [el consejo que preside] cooperará en la custodia de nuestra riqueza cultural, es en donde pongo mi aportación como esposa del futuro Presidente de México”.

Desde que tomó la dirigencia del Consejo Asesor que dirige la Coordinación Nacional de la Memoria Histórica y Cultural de México, han habido algunas ocasiones en las que sus acciones han llamado la atención de la opinión pública. Por ejemplo, cuando Gutiérrez Müller comenzó una gira durante el 2020 por varias ciudades europeas a fin de conseguir el préstamo de piezas de la historia mexicana para traerlas a territorio nacional con motivo de los 200 años de la promulgación de la independencia.

Producto de estas giras, en algún momento se consideró la posibilidad de que el penacho de Moctezuma, que actualmente se encuentra en el Museo de Etnología de Viena, en Austria, regresara a territorio mexicano, de donde fue extraído durante el periodo de colonización.

FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO
FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO

Ahora, en el marco de la conmemoración de los 200 años del México independiente y los 500 años de la caída de Tenochtitlán, vuelve a llamar la atención el despliegue de los llamados “cónsules de la memoria”. Se trata de personajes cercanos al círculo intelectual de la Dra. Beatriz Guitérrez Müller en las embajadas de diferentes países, como España, Francia y Estados Unidos para continuar en la labor de recuperar piezas históricas para que se expongan en México, de donde son originarias.

De acuerdo a un reportaje de la revista Proceso, algunos de estos cónsules están vinculados a la historiadora presidenta del Consejo Asesor desde la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), donde Gutiérrez Müller está adscrita como profesora investigadora “A” de tiempo completo.

Aunque no la Coordinación Nacional de la Memoria Histórica y Cultural de México no ha comunicado el resultado de sus gestiones, hasta el momento se conoce, por ejemplo, que el penacho de Moctezuma, dado su delicada condición, no podrá ser transportado a México. Esto debido a que no existe todavía la tecnología que pueda amortiguar las vibraciones del traslado que podrían dañar irremediablemente la pieza.

Fotografía cedida hoy por Presidencia de México del presidente Andrés Manuel López Obrador y su esposa Beatriz Gutiérrez Muller en Ciudad de México (México). EFE/Presidencia de México
Fotografía cedida hoy por Presidencia de México del presidente Andrés Manuel López Obrador y su esposa Beatriz Gutiérrez Muller en Ciudad de México (México). EFE/Presidencia de México

Según el semanario Proceso, Gutiérrez Müller también ha tenido influencia en algunas posiciones al interior de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Tal es el caso de Laura Elena Carrillo Cubillas, quien quedó como secretaria ejecutiva de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid).

Fue ella quien, en el 2019, llevó una carta escrita por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (esposo de la Dra. Beatriz Gutiérrez Müller), al su homólogo español, Pedro Sánchez. En el texto, le solicitaba al representante de la corona española que su gobierno pidiera una disculpa por los abusos cometidos durante los 500 años del periodo colonial.

Penacho de Moctezuma (Foto: EFE)
Penacho de Moctezuma (Foto: EFE)

Cuando tomó su papel como presidenta del Consejo Asesor de la Coordinación Nacional de la Memoria Histórica, Gutiérrez Müller explicó la importancia que para ella tiene la recuperación y protección de estas piezas de la historia mexicana:

Los tesoros nacionales se protegen y se cuidan, no se venden, no se trafican. Son de todos, y todos los mexicanos somos los poseedores de ese patrimonio histórico y cultural. Reparar, cuidar y salvaguardar significa proteger esa fortuna de accidentes o lamentables tragedias naturales, que la mano mexicana no destruya, sino que ayude a la protección de esas joyas y no permitamos más la pérdida de lo que somos, de lo que hemos sido para que de este modo entreguemos a las nuevas generaciones nuestro inventario histórico.”

SEGUIR LEYENDO: