Segob garantizará seguridad de la familia de Carlos Marqués Oyorzábal, ambientalista asesinado en Guerrero

La dependencia federal desarrollará una serie de acciones para la atención de personas defensoras de tierra y territorio en la comunidad y región, con enfoque colectivo y comunitario

Al parecer, agentes de El Nencho asesinaron a Carlos Marqués Oyorzábal (Foto: Eloisa López/Reuters)
Al parecer, agentes de El Nencho asesinaron a Carlos Marqués Oyorzábal (Foto: Eloisa López/Reuters)

El pasado 4 de abril un caso conmocionó a México: un comando de la delincuencia organizada asesinó y descuartizó al campesino ecologista y activista Carlos Marqués Oyorzábal, situación que estremeció a su familia, la cual solicitó ayuda por las amenazas de muerte que recibieron.

Ante este llamado la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob) realizó una intervención para brindar medidas de seguridad para la familia de Marqués Oyorzábal.

Una de las acciones que se pretendió desarrollar fue la extracción de la mujer y sus 6 hijos de la comunidad en la que viven. Sin embargo, la familia no aceptó la medida debido a que realizan las exequias correspondientes, además de argumentar no querer dejar su comunidad.

Ante esto, personal del mecanismo implementará, en coordinación con otras instituciones del gobierno federal, una serie de acciones para la atención de personas defensoras de tierra y territorio en la comunidad y región, con enfoque colectivo y comunitario, cuya finalidad sea desincentivar las causas que detonan las agresiones o situaciones de riesgo y propicien un esquema de reacción oportuna.

La familia del ambientalista pidió auxilio a las autoridades mexicanas ante las amenazas en su contra (Foto: Carlos Jasso/Reuters)
La familia del ambientalista pidió auxilio a las autoridades mexicanas ante las amenazas en su contra (Foto: Carlos Jasso/Reuters)

Asimismo, se realizó un recorrido por la zona y se recabaron testimonios de personas que han denunciado la existencia de un contexto de violencia derivado por la tala ilegal en la región, motivo por el cual, para su defensa, las y los pobladores formaron el Frente de los Pueblos.

El personal del Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos pudo constatar que elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) realizan recorridos y patrullajes en la zona, a fin de garantizar los derechos de las y los habitantes de esa región.

La familia de Marqués Oryozábal emitió un llamado de auxilio al gobierno mexicano días después del asesinato del también comisario municipal del poblado Las Conchitas, ubicado en el municipio de San Miguel Totolapan, en la región de Tierra Caliente en Guerrero.

A través de algunos videos, la hermana del ambientalista afirmó que “primero empezaron con mi hermano; lo torturaron muy feo, y pues dicen que van a acabar con nosotros, con toda la familia, con los niños, y que nos van a quemar. Queremos lo más pronto posible lo que se pueda hacer, que se muevan rápido, porque la verdad que esto urge”.

El asesinato ocurrió cuando Marques Oyorzábal viajaba en una cuatrimoto de su comunidad, por el camino El Duraznito, hacia la Ciénega de Puerto Alegre (Foto: Bernandino Hernández/Cuartoscuro)
El asesinato ocurrió cuando Marques Oyorzábal viajaba en una cuatrimoto de su comunidad, por el camino El Duraznito, hacia la Ciénega de Puerto Alegre (Foto: Bernandino Hernández/Cuartoscuro)

Añadieron que cuando estaban torturando a Carlos Marqués Oyorzábal el 4 de abril, comenzaron a gritar y solicitar apoyo, pero nadie les hizo caso, por lo que no se pudo evitar la tragedia y prefirieron hacer un llamado a las autoridades.

De acuerdo con un dirigente del Observatorio para la Paz que habló con el diario La Jornada, el asesinato ocurrió cuando Marqués Oyorzábal viajaba en una cuatrimoto de su comunidad por el camino El Duraznito, hacia la Ciénega de Puerto Alegre: “fue sorprendido por un grupo de delincuentes, presuntamente gente de El Nencho, que viajaba en tres camionetas, por lo que se regresaron con él al poblado de Ciénega de Puerto Alegre”, reveló.

Los delincuentes, una vez en la comisaría ejidal, “torturaron al defensor de los bosques hasta que murió, y procedieron a destazarlo hasta dejarlo en pedazos, lo dejaron bien despedazado en la noche”, afirmó la fuente, quien prefirió permanecer anónima.

El ambientalista “formaba parte de la policía comunitaria que formaron los Pueblos Unidos, que han apoyado la detención de camiones que sacaban la madera de nuestro ejido, pero ahora vemos con preocupación que se está reforzando la delincuencia, y fortaleciendo porque muchos de los que mataron al comisario municipal no eran de ahí, sino de otros lugares”, recordó el Observatorio para la Paz.

SEGUIR LEYENDO