Pidió permiso para ir al baño y no regresó: escapó en medio de una audiencia virtual el chofer acusado de matar a una ciclista en Oaxaca

Su huida “fue casi como aceptar que él causó la muerte mi hermana”, dijo Esther Soto, hermana de la víctima

Gabriela Soto García circulaba por el boulevard Guadalupe Hinojosa en Santa Cruz Xoxocotlán el 18 de diciembre del 2020 cuando el chofer del camión conducía a una velocidad excesiva (Foto: Twitter/@GabiSotoBiciB)
Gabriela Soto García circulaba por el boulevard Guadalupe Hinojosa en Santa Cruz Xoxocotlán el 18 de diciembre del 2020 cuando el chofer del camión conducía a una velocidad excesiva (Foto: Twitter/@GabiSotoBiciB)

El presunto culpable de la muerte de la ciclista Gabriela Soto García, atropellada el 18 de diciembre del 2020 en Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca, identificado como José Moisés “S.G.”, escapó durante la audiencia de cargos llevada a cabo de manera virtual durante el martes en el Tribunal Superior de Justicia del Estado.

La hermana de Soto García, Esther Soto, reveló que según las indagatorias de la empresa transportista Zaachila Yoo, José Moisés “S.G.” conducía la unidad que arrolló a la víctima cuando se trasladaba en su bicicleta.

El juez se encontraba en el Tribunal Superior de Justicia del Estado durante la audiencia, mientras que el inculpado se ubicaba presuntamente en las oficinas de la aseguradora de la empresa transportista. Unos minutos antes de que finalizara la sesión, el acusado pidió permiso para ir al baño pero nunca regresó.

Invadió el carril de bicicletas y atropelló y mató a la ciclista (Foto: Twitter/@GabiSotoBiciB)
Invadió el carril de bicicletas y atropelló y mató a la ciclista (Foto: Twitter/@GabiSotoBiciB)

Los abogados del imputado contestaron que todavía no volvía cuando el juez preguntó por José Moisés “S.G.”. Tras exigirles que le llamaran, se limitaron a responder que no contestaba. El juez sancionó a la defensa y después suspendió la audiencia.

Esther Soto, de acuerdo con La Jornada, remarcó que el sujeto se encuentra prófugo, por lo que la Fiscalía General del Estado de Oaxaca debe emitir una orden de aprehensión. Su escape “fue casi como aceptar que él causó la muerte mi hermana”, dijo, según el medio.

De 38 años de edad, Gabriela Soto García circulaba por el boulevard Guadalupe Hinojosa en Santa Cruz Xoxocotlán el 18 de diciembre del año pasado cuando el chofer del camión conducía a una velocidad excesiva: invadió el carril de bicicletas y atropelló y mató a la ciclista.

Esther Soto reveló que según las indagatorias de la empresa transportista Zaachila Yoo, José Moisés “S.G.” conducía la unidad que arrolló a la víctima cuando se trasladaba en su bicicleta (Foto: Twitter/@GabiSotoBiciB)
Esther Soto reveló que según las indagatorias de la empresa transportista Zaachila Yoo, José Moisés “S.G.” conducía la unidad que arrolló a la víctima cuando se trasladaba en su bicicleta (Foto: Twitter/@GabiSotoBiciB)

Un centenar de ciclistas bloquearon el viernes 12 de febrero una céntrica avenida de Ciudad de México bajo el lema “Viernes de Revancha”, en respuesta a la agresión policial que sufrieron la semana anterior cuando exigían mayor seguridad para los usuarios de bicicletas.

“Todo ha sido muy turbio, los policías de tránsito no deberían responder de esa forma en las manifestaciones. No se estaban defendiendo, ellos atacaron y los ciclistas respondieron”, explicó a Efe una manifestante de 30 años que no quiso identificarse.

El pasado 5 de febrero, los ciclistas, que bloquean avenidas cada viernes en protesta por los atropellos, fueron disueltos de forma violenta por la policía, dejando dos heridos graves.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció el cese de 10 agentes de tránsito y una investigación sobre los mandos que ordenaron la operación.

Un grupo de ciclistas bloquearon una calle como signo de protesta en la Ciudad de México (Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez)
Un grupo de ciclistas bloquearon una calle como signo de protesta en la Ciudad de México (Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez)

No obstante, los manifestantes volvieron este viernes a la carga bloqueando el cruce entre las céntricas avenidas Insurgentes y Álvaro Obregón, lo que derivó en la queja de conductores de automóviles que hicieron sonar sus bocinas.

“Sí considero que es una ciudad peligrosa para los ciclistas, pero también es una ciudad con muchísimo potencial para que no lo sea, todo depende de cómo se manejen las cosas”, reivindicó la manifestante.

Los ciclistas exigieron una mesa de diálogo con el Gobierno de la ciudad, la renuncia de tres altos funcionarios de la Secretaría de Movilidad de la capital y la reducción de la velocidad permitida para coches.

Asimismo, pintaron en el asfalto de un carril de Metrobús mensajes exigiendo “justicia para las víctimas viales”.

SEGUIR LEYENDO: