El gobierno de AMLO mantiene la esperanza de recibir apoyo de EEUU para vacunas

Las esperanzas de AMLO se centran en que la administración de Biden comparta el fármaco con la nación vecina

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

México confía en subsanar en parte sus problemas para acceder a vacunas contra el COVID-19 con el apoyo de Estados Unidos en los próximos meses, dijo el martes el presidente Andrés Manuel López Obrador, al revelar que su homólogo Joe Biden ha aceptado analizar su pedido de auxilio.

Los mandatarios celebraron el lunes su primer encuentro bilateral desde que Biden asumió el poder en enero, donde trataron el problema de la migración desde Centroamérica y México hacia Estados Unidos, la relación comercial y el cambio climático, además de la solicitud de López Obrador.

Aunque poco antes de la cita la Casa Blanca confirmó que la prioridad de Washington es vacunar a los estadounidenses, el gobernante mexicano señaló que “hubo mucha comprensión” por parte de su interlocutor sobre su planteamiento.

“No se cierra la posibilidad de que México tenga acceso a vacunas (...) de Estados Unidos, pero está sujeto a la decisión que tomen equipos tanto de México como de Estados Unidos. Ellos van a decidir si es posible y cuándo”, añadió.

El presidente estadounidense ha pronosticado que su país tendrá suficiente suministro de vacunas a fines de julio para inocular a toda su población, de unos 309 millones de habitantes. (Foto: EFE)
El presidente estadounidense ha pronosticado que su país tendrá suficiente suministro de vacunas a fines de julio para inocular a toda su población, de unos 309 millones de habitantes. (Foto: EFE)

El país latinoamericano es uno de los que menos dosis por cada 100 habitantes ha administrado en el mundo, según el portal www.ourworldindata.org, a pesar de ser el primero en iniciar la vacunación en la región en diciembre, mientras Estados Unidos está entre los que lleva un mejor ritmo en las inmunizaciones.

Las esperanzas de AMLO, como se conoce popularmente al mandatario, se centran en que la administración de Biden comparta el fármaco con la nación vecina, una vez que cumpla con su compromiso interno en ese ámbito, “llegar a 100 millones de vacunados en 100 días”, recordó.

El presidente estadounidense ha pronosticado que su país tendrá suficiente suministro de vacunas a fines de julio para inocular a toda su población, de unos 309 millones de habitantes.

“La decisión que tiene el gobierno de presidente Biden es ayudar también a otros países en su propósito de vacunación”, agregó López Obrador, que ha criticado con dureza a las Naciones Unidas por no hacer más para que haya una distribución equitativa de las inyecciones.

Con unos 126 millones de habitantes, México ha recibido hasta ahora casi 4.7 millones de dosis de vacunas listas para aplicarse de las farmacéuticas Pfizer, AstraZeneca , Sinovac y Sputnik-V. Además, está adscrito al pacto multilateral solidario COVAX de la Organización Mundial de Salud (OMS).

DESARROLLO LOCAL PARA CONTENER MIGRACIÓN

La reunión, añadió López Obrador, se llevó a cabo en un ambiente “de respeto y colaboración”. “No hubo ninguna discrepancia”. (Foto: Reuters)
La reunión, añadió López Obrador, se llevó a cabo en un ambiente “de respeto y colaboración”. “No hubo ninguna discrepancia”. (Foto: Reuters)

López Obrador explicó que la necesidad de regularizar a los trabajadores migrantes en Estados Unidos y otorgar visas profesionales fue otro de sus planteamientos a Biden, al que calificó como “un hombre con sensibilidad” que “no mostró ser un político acartonado, rígido”, sin ahondar en más detalles.

Según AMLO, su colega estadounidense propuso destinar USD 4,000 millones para impulsar el desarrollo de Centroamérica y el sur de México, y ambos coincidieron en la necesidad de afrontar el asunto migratorio “con respeto a los derechos humanos”.

El mandatario latinoamericano reveló que invitó a su homólogo a esa zona de México, donde desarrolla uno de sus proyectos estrella, el Tren Maya, un plan de infraestructura turística. Biden también lo invitó a él a un foro sobre cambio climático al que espera asistir o enviar una delegación.

La reunión, añadió López Obrador, se llevó a cabo en un ambiente “de respeto y colaboración”. “No hubo ninguna discrepancia”.

Sin embargo, aclaró que no hablaron directamente sobre una reforma legal del sector eléctrico local que ha causado molestia entre empresas de Estados Unidos y otros países. La iniciativa fue promovida por él mismo para fortalecer al Estado en esa industria y está pendiente solo de la aprobación del Senado.

En torno al tema, AMLO indicó que solo le comunicó a Biden que su administración “está poniendo orden” y eliminando la corrupción en la petrolera estatal Pemex y en la eléctrica CFE. En respuesta, el estadounidense “escuchó”, dijo.

SIGUE LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA