Guerrero regresó al semáforo rojo por aumento de contagios de COVID-19

El estado permitirá que las playas, hoteles y servicios religiosos operen al 30% de capacidad

Guerrero volverá al semáforo rojo después de que los contagios por COVID-19 volvieran a aumentar en la entidad (Foto: REUTERS/Henry Romero)
Guerrero volverá al semáforo rojo después de que los contagios por COVID-19 volvieran a aumentar en la entidad (Foto: REUTERS/Henry Romero)

El estado de Guerrero volverá al semáforo rojo después de un repunte de contagios por COVID-19 en la entidad. Por esta razón, se tendrán que suspender todas las actividades no esenciales.

Héctor Astudillo Flores, gobernador del estado, explicó que Guerrero se encuentra en el peor momento de la pandemia, por lo que se tomarán medidas parecidas a las que se implementaron en junio del año pasado y de esta manera, reducir el número de casos.

“En Guerrero hemos rebasado las 3 mil defunciones, el aumento de contagios, lamentablemente ha sido tan importante que ya no solo está en las calles, en los bares, en los antros, sino que esté en el interior de la convivencia familiar. El 80% de los contagios se está dando en encuentros y reuniones familiares”, explicó.

Guerrero rebasó las 3,000 defunciones (Foto: EFE/David Guzmán)
Guerrero rebasó las 3,000 defunciones (Foto: EFE/David Guzmán)

El gobierno pidió al público su colaboración para que permanezcan en sus casas y no arriesguen su salud, ni la de sus seres queridos.

Este es un asunto no solamente de vida, es un asunto en el que hay que prevenir no acercarse a la muerte por la pandemia del COVID-19. Tiene que ver con nuestra salud, y con la salud de nuestra familia, de nuestros seres queridos, de nuestros compañeros de trabajo. Seamos responsables, quedémonos en casa”, expresó.

El diario oficial del gobierno de Guerrero publicó las medidas que estarán vigentes desde este mismo miércoles 27 de enero, hasta el domingo 14 de febrero. Mientras que hoteles, playas, zonas arqueológicas, entre otras, podrán operar en el 30% de sus capacidades, las actividades de los centros nocturnos, bares y salones de eventos estarán suspendidas.

Las playas operarán al 30% de su capacidad (FOTO: CARLOS ALBERTO CARBAJAL/CUARTOSCURO)
Las playas operarán al 30% de su capacidad (FOTO: CARLOS ALBERTO CARBAJAL/CUARTOSCURO)

-Hoteles y establecimientos de alojamiento al 30% de su capacidad (cumpliendo protocolos sanitarios).

-Playas, balnearios, yates, deportes acuáticos y albercas públicas al 30% de su capacidad y se suspende la venta e ingreso de alimentos y bebidas en áreas de playa.

-Transporte público al 50% de su aforo y con uso obligatorio de cubrebocas y mantener la sana distancia.

-Restaurantes

-Supermercados y almacenes al 30% de aforo, solo una persona por familia, prohibida la entrada de niños y niñas y el horario será hasta las 20:00 horas.

-Tiendas de conveniencia al 50% de aforo, medidas sanitarias, y venta de bebidas alcohólicas solo hasta las 18:00 horas.

-Mercados, tianguis y bazares al 50% de su capacidad, solo una persona por familia y quedará prohibida la entrada a niños y niñas.

-Gimnasios, ya sea en espacios cerrados o abiertos, deberán estar al 30% de su aforo total, cumplir con medidas de sana distancia y abrir en un horario de 7:00 a 18:00 horas.

-Los servicios religiosos, como iglesias, al 30% de su aforo y cumplir las medidas sanitarias. -Las peregrinaciones están prohibidas.

-Zonas arqueológicas, plazas cívicas, bancos, platerías y establecimientos agroindustriales y mezcaleros al 30% de su capacidad y cumpliendo las medidas preventivas.

Centros nocturnos y bares tendrán que suspender actividades (Foto: EFE)
Centros nocturnos y bares tendrán que suspender actividades (Foto: EFE)

Una situación inevitable

Desde el pasado 21 de enero Iguala y Taxco pasaron a semáforo rojo debido al crecimiento de los casos en contagio, hospitalización y fallecimientos por el coronavirus.

En conferencia de prensa, el mandatario explicó que se disminuiría la movilidad de ambas ciudades y así se podría prevenir la propagación del virus. No obstante, el mandatario había explicado que Acapulco y Chilpancingo también tenían cifras preocupantes por lo que preveía que también pasaran a rojo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA