Argentina redujo la cantidad de vuelos provenientes de México

Gobierno de Argentina informó que también se restringirán vuelos de Estados Unidos y Europa; empresas que operen desde y hacia Brasil limitarán sus viajes la mitad

(Foto: REUTERS/Agustín Marcarián)
(Foto: REUTERS/Agustín Marcarián)

Con el propósito de fortalecer la seguridad sanitaria en Argentina, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) comunicó que las aerolíneas deberán reducir en un 30% los vuelos semanales de pasajeros provenientes de México, así como de Estados Unidos y Europa. Por su parte, las rutas hacia y desde Brasil se restringirán en un 50%.

Esta implementación proviene desde el pasado 28 de diciembre cuando el Ministerio de Salud argentino propuso restringir en su totalidad los vuelos internacionales a raíz del incremento de casos y las apariciones de nuevas cepas del COVID-19. Sin embargo, el Ministerio de Transporte y la ANAC lograron aplazar su aplicación hasta esta semana y con esta alternativa.

La medida entrará en vigor cuando las aerolíneas puedan adaptarla a sus vuelos sin perjudicar a los pasajeros quienes ya adquirieron sus boletos, portavoces de la ANAC explicaron para el medio Efe.

infobae-image

De igual manera, Argentina solicitará en la próxima semana a las autoridades sanitarias brasileñas que evalúen la posibilidad de agilizar la entrega de los resultados de los test PCR en menos de 72 horas a las y los argentinos que se encuentren de visita en su territorio.

Si bien los vuelos provenientes de México no están totalmente cancelados, el gobierno del país sudamericano anunció que únicamente se aceptará la entrada de aquellas personas quienes sean cónyuges, parejas de hecho, padres, hermanos o hijos de nacionales argentinos.

Para ello, se deberá presentar una prueba que acedite dicha relación y una nota donde se explique el motivo de su arribo. Asimismo, se les exigirá presentar una prueba con resultado negativo a COVID-19 emitida máximo 72 horas antes del embarque y realizar una cuarentena de 7 días tras su llegada.

(Foto: Óscar Cañas - Europa Press)
(Foto: Óscar Cañas - Europa Press)

México es una de las naciones que ha sido catalogada como “de alto riesgo” a nivel internacional. Esto involucra que países extranjeros refuercen sus protocolos sanitarios para el ingreso de viajeros provenientes de tierra azteca.

Tal es el caso de España, el cual, también ayer, 26 de enero, comunicó que cualquier viajero proveniente de México, sin importar su nacionalidad, presentará una prueba COVID-19 PCR con resultado negativo para poder ingresar al país en un plazo máximo de 72 horas previas al ingreso.

Sin embargo, en caso de presentar indicios de la enfermedad durante los controles sanitarios de entrada, se someterá a una prueba diagnóstica en el mismo aeropuerto. Cualquier persona que arribe sin la certificación deberá enfrentarse a una sanción y realizarse una prueba diagnóstica de antígenos.

(Foto: REUTERS/Matthias Rietschel)
(Foto: REUTERS/Matthias Rietschel)

Asimismo, Alemania recién anunció la implementación de esta medida. La nación germánica informó que exigiría la prueba negativa del coronavirus a viajeros provenientes no solo de países de alto riesgo, donde se incluye a México, también a zonas con variantes del virus como Inglaterra y Sudáfrica.

Otros países que también solicitarán este requisito a viajeros mexicanos son: Sudáfrica, Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, China, Corea del Sur y Australia.

A pesar de los altos números de contagios y muertes en México, las autoridades sanitarias han mostrado una postura contraria a la medida de imponer restricciones en las fronteras, argumentando que no serían acciones funcionales para el control de la pandemia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: