“Son menos sangrientas, pero igual de constantes”: funeraria que sobrevivió a cárteles, ve nuevos récords de muertes por COVID-19

Según una funeraria fronteriza, ninguna guerra o tiroteo masivo había llenado más los crematorios, como el coronavirus

(Foto: EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)
(Foto: EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)

Por años, la industria funeraria del norte de México, cerca de la frontera con Estados Unidos, ha visto crecer su negocio a causa de la violenta guerra entre narcotraficantes que cada año deja un sangriento rastro de cadáveres. No obstante, con la llegada del COVID-19 al país, las muertes han marcado un nuevo récord en las casas fúnebres.

México es el cuarto país con más muertes derivadas de la enfermedad que provoca el SARS-COV-2 y recientemente, el número de contagios, hospitalizaciones y muertes por la enfermedad se ha disparado en casi todas sus entidades. Por su parte, Estados Unidos continúa registrando cifras de muertes y contagios récord en un día, desde el inicio de la pandemia.

Perches Funeral Homes lleva más de medio siglo enterrando cadáveres en el Paso, Texas, EEUU y Ciudad Juárez, Chihuahua, México; no obstante, ninguna guerra, violencia de cárteles o tiroteos masivos ha llenado más sus crematorios, capillas y cementerios como el coronavirus, según un artículo de Los Angeles Times.

“Nos ha golpeado muy, muy duro”, dijo Salvador Perches Jr., de 51 años, para el medio, comparando el aumento en las muertes con los asesinatos de cárteles que estallaron en Juárez de 2007 a 2012, cuando se conoció la ciudad como la “Ciudad de la Muerte”.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Y es que el condado de El Paso tuvo esta semana más casos de COVID-19 per cápita (91,150) que cualquier otra gran área metropolitana de Texas, con 1,282 muertes. Pero más han fallecido de COVID-19 al otro lado de la frontera en Ciudad Juárez: 2,262 y en ambos países, siguen aumentando sin freno alguno.

Según el artículo escrito por la periodista Molly Hennessy-Fiske, en aquel entonces, las funerarias Perches fueron muy golpeadas. La familia Perches se vio obligada a pagar extorsiones y los empleados temían por sus vidas, ahora los trabajadores temen a ser contagiados. “Las muertes por COVID-19 son menos sangrientas, pero igual de constantes”, dijo.

Sin embargo, el dueño de la casa fúnebre explicó que la sucursal mexicana tiene aún más funerales por COVID-19 que la estadounidense. Las sucursales de Juárez están aún más ocupadas. Dos cementerios que Perches posee en Juárez y sus crematorios a ambos lados de la frontera están atrasados.

La situación ha obligado a contratar a más personal, pero aún es insuficiente. Agregó crematorios, convirtió una sucursal de El Paso en un “centro de operaciones de COVID”, compró nuevos congeladores y transformó una capilla de El Paso y una funeraria en Juárez en refrigeradores.

(Foto: Reuters / José Luis González)
(Foto: Reuters / José Luis González)

No obstante, el gerente general, Jorge Ortíz aseguró que las familias en estos días están optando por una cremación más barata. Explicó que “un funeral de 6,000 dólares se convirtió en una cremación de 1,000. Hay más volumen, pero no más ganancias”.

Cabe recordar que fue el pasado mes de octubre cuando Ciudad Juárez fue declarada zona de emergencia sanitaria.

El presidente municipal Armando Cabada Alvídrez, anunció que serían implementadas una serie de medidas ante el regreso de la alerta máxima por la pandemia en el municipio. Entre ellas se encuentra la restricción de movilidad.

Además, informó que el decreto en el que se declara Ciudad Juárez como zona de emergencia por lo menos las siguientes dos semanas. Esto derivado del ascendiente número de contagios en la zona; no obstante, el estado recién regresó a color naranja, pero según información federal, Chihuahua forma parte de las entidades que están en riesgo constante de regresar una vez más a rojo, el color de riesgo máximo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA