CNI tras la pista del Frente Nacional Anti Amlo y su dirigente

La dependencia habría clasificado los reportes del movimiento hasta por cinco años para proteger la integridad de la nación

CNI tras la pista del Frente Nacional Anti Amlo y su dirigente (Foto: REUTERS/Carlos Jasso)
CNI tras la pista del Frente Nacional Anti Amlo y su dirigente (Foto: REUTERS/Carlos Jasso)

Gilberto Lozano, líder del Frente Nacional Anti Amlo advirtió a su retirada del Zócalo Capitalino que habían sido perseguidos y hostigados por supuestos infiltrados o “grupos de choque” durante su estadía en la Plaza de la Constitución.

Sin embargo, a través del diario El Universal se reveló que posiblemente había también trabajos de inteligencia alrededor del dirigente de FRENAAA, principalmente, pero en general de todo el bloque opositor.

Fue por medio del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que han seguido a dicha organización desde finales del mes de mayo, como informaron los periodistas Pedro Villa y Caña y Alberto Morales.

El medio de circulación nacional reveló que hay diversos reportes con información general del FRENAAA, mismos que fueron reservados por hasta cinco años, pues fueron considerados como delicados para la seguridad nacional.

Aseguraron que la confidencialidad podría deberse a que las autoridades consideran que su publicación podría “mermar la eficiencia del sistema de investigación y procesamiento”, lo que podría dejar vulnerable al CNI y a la “permanencia de la gobernabilidad democrática”.

Lo que se puede identificar en dichos reportes, indicaron, es la historia del FRENAAA desde su aparición, sus primeras demandas, las protestas abordo de automóviles, la cruzada de 40 días por México y hasta el plantón en la Plaza de la Constitución.

La dependencia habría clasificado los reportes del movimiento hasta por cinco años para proteger la integridad de la nación (Foto: REUTERS/Carlos Jasso)
La dependencia habría clasificado los reportes del movimiento hasta por cinco años para proteger la integridad de la nación (Foto: REUTERS/Carlos Jasso)

Sobre este último, se especificó que los asistentes tendrían que acudir todos los días por dos rondas de cuatro horas en diferentes turnos. Además, recibirían alimentación y cuartos de hotel para su aseo personal.

Sin embargo, a mediados de noviembre de 2020 el campamento decidió levantar sus casas, pues aseguraron que habría todo un movimiento de infiltración para desprestigiar al FRENAAA e iniciar con los supuestos arrestos.

El mismo Lozano refirió en un video que tenían información de inteligencia, cuyos datos arrojaban que serían acusados de delitos para descalificar a los integrantes del movimiento.

Aunque ninguna de las dos partes ha revelado su opinión al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró en conferencia de prensa desde Palacio Nacional que no existen infiltrados del gobierno federal ni del partido que lo abanderó para llegar a la presidencia.

“Se quedaron ahí miembros porque se dividieron, y ahora dice el señor Lozano que los que se quedaron son de nosotros, no, no; son de ellos mismos porque no se pusieron de acuerdo y se quedaron ahí, porque es muy difícil levantar un movimiento más cuando no hay una causa justa, entonces ellos tiene que hacerse cargo y resolver”, aseguró el presidente.

frenaaa (Foto: Cuartoscuro)
frenaaa (Foto: Cuartoscuro)

El plantón del FRENAAA comenzó el 19 de septiembre en Avenida Juárez, ese día Lozano denunció que autoridades capitalinas habían impedido su ingreso a la Plaza de la Constitución.

Pero fue tras algunos días y mediante amparos concedidos por el Juzgado Octavo de Distrito en Materia Administrativa que los integrantes del FRENAAA lograron llegar al Zócalo para permanecer con sus casas de campaña.

Antes de convertirse en un campamento, sus integrantes comenzaron a manifestarse cada fin de semana exigiendo la renuncia de López Obrador. Entonces lo hacían desde sus vehículos por la contingencia de COVID-19.

Por su parte, el presidente de la República dijo el 29 de septiembre que si perdía el apoyo de la gente y se manifestaban 100,000 personas o más en su contra, dejaba la presidencia y se “iba a Palenque”.

Los esfuerzos por parte de FRENAAA se han quedado es cortos, pues en una de sus primeras marchas apenas convocaron entre 5,000 y 8,000 personas, de acuerdo con la información del gobierno de la Ciudad de México.

El último movimiento del que se tiene memoria fue el del 21 de noviembre, apodada como el gran despertar de México, en la que aseguraron el desfile de hasta 450 mil mexicanos. Además, llamaron a un boicot a las entradas de dinero del gobierno y a la desobediencia civil.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

“El gran despertar de México”: FRENAAA marchó en CDMX contra el gobierno de López Obrador

FRENAAA pidió no pagar impuestos, en 1995 AMLO hizo lo mismo con la luz en Tabasco acumulando un adeudo millonario con CFE

De protestas en coche a un plantón fantasma: FRENAAA, el movimiento anti-AMLO que no fue