Familiares de mineros denunciaron detenciones arbitrarias y abuso policial en Sabinas, Coahuila

Una ciudadana americana, que vive con uno de los detenidos, busca protección de la Embajada de EEUU

(Foto: REUTERS/Daniel Becerril)
(Foto: REUTERS/Daniel Becerril)

En el municipio de Sabinas, en el estado norteño de Coahuila, los familiares de al menos 18 personas detenidas entre la noche del jueves 19 de noviembre y a madrugada del viernes 20, denunciaron lo que señalan como cateos y detenciones ilegales, además de actos de tortura, intentos de extorsión y apropiación de bienes personales, todas esas acciones, acusan, realizadas por elementos de la Policía Civil de Coahuila y de la Fiscalía del Estado.

De acuerdo con los testimonios, los agentes irrumpieron en los domicilios sin presentar órdenes de allanamiento; realizaron las detenciones de manera ilegal y golpearon a casi todos los detenidos para hacerlos rendir confesiones. También acusaron que al final los fotografiaron con armas y drogas que “les fueron sembradas”.

El diario digital Infonor recogió toda esta información. Estableció que todo el operativo se amparó en una supuesta lista de “halcones” que presuntamente fue encontrada entre las pertenencias de hombre previamente detenido por su presunta participación en el hallazgo de otro hombre quien fue acuchillado la semana pasada.

Algunos de los detenidos también han señalado que los elementos de seguridad que los arrestaron se quedaron con sus pertenencias, como celulares y dinero, antes de llevarlos a la delegación de la Fiscalía del Estado, en donde además se ha indicado a los familiares de estos que estaban acusados de “delincuencia organizada”.

 (Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Precisamente, los familiares de los arrestados han dado a conocer que, al tiempo que estaban en la fiscalía coahuilense para pedir información por sus familiares, un supuesto abogado hizo acto de presencia y les pidió “por adelantado” que le pagaran 30 mil pesos para un “arreglo en la acusación” y así lograr la liberación de sus familiares, en un periodo que podría tardar entre uno y tres meses.

Entre los inconformes, hay una ciudadana estadounidense. Su nombre es Altagracia Veraz, y vive con Jorge, uno de los detenidos. Ella relató a dicho medio digital: “A mi casa llegaron de visita por la tarde dos policías en un auto particular, uno de ellos conocido de la familia y comenzamos a platicar. Al rato le dijeron a mi pareja que un comandante quería hablar con el afuera. Nada mas salió y lo subieron a una camioneta de la Policía Civil y se lo llevaron (...) Al rato regresaron y tocaron. Pensé que traían a mi compañero, pero no, ingresaron y sin presentar ninguna orden comenzaron a buscar en toda la casa armas y drogas, pero solo encontraron una lata de cerveza con un agujero que dijeron que era una prueba”.

Entonces, debido a que confiesa se encuentra atemorizada por toda esta situación, este lunes acudiría a la Embajada de su país para pedir protección. Ella también le preguntó a quienes se llevaron a su esposo que si sería detenida a lo que le contestaron: “No, eres americana y no queremos problemas con los gringos”.

(Foto: REUTERS/Daniel Becerril)
(Foto: REUTERS/Daniel Becerril)

Por otro lado, también citada por dicho diario digital, Cintya, hija de uno de los detenidos, asegura que su padre, quién está semilisiado por un accidente en un pozo de carbón, ya ha sido víctima de acoso por parte de la policía “desde que denunció la presencia de personas extrañas en el sector en que vive; pero allanaron su casa, lo señalaron como un marihuano tatuado y un mes después regresan para detenerlo”.

También reclama que, debido a la situación económica de su papá, simplemente es imposible que esté coludido con el crimen organizado.

“Es imposible que sea halcón. Desde junio se quedó sin trabajo de velador en un rancho, solo hacía trabajos de jardinería”, señaló mostrando una serie de mensajes de su padre le envió pidiéndole ayuda porque su pareja, ciudadana norteamericana pensionada, recibe un ingreso que no les alcanza para sobrevivir. “No es posible que estuviera trabajando para el crimen organizado y que no le alcance ni para comer”.

(Foto: REUTERS/Daniel Becerril)
(Foto: REUTERS/Daniel Becerril)

Otra de las afectadas solicitó apoyo de la organización Familia Pasta de Conchos, cuya directora se comunicó con la Secretaria de Seguridad, Sonia Villareal, quien le respondió: “trae delitos y cuando están involucrados en temas de narcotráfico no podía ayudar”.

Cristina Auerbach, directora de dicho grupo, dijo que aunque existiera el supuesto delito “no está en el ámbito de la Fiscalía estatal, es un asunto federal, y menos faculta a sus agentes y policías para ingresar a domicilios, detener y efectuar cateos sin presentar una orden de un juez. No es la primera vez que nos entramos de excesos de los policías estatales, que por alguna razón tiene una lista de mineros a los que hostigan y cada vez que se hacen las denuncias solo se logra que desistan por un tiempo y luego insisten, ya que son como una ´caja chica´ para los policías, que se han apropiado de dinero, celulares, enseres y hasta comida”.

Además alertó que los levantones a mineros o sus familiares son comunes en la zona: “(Los) ´pasean´ en las camionetas para que les digan dónde están personas que buscan, y si no lo encuentran regresan, sembrando terror en familias en absoluta estado indefensión, ya que la Comisión de Derechos Humanos es una nulidad y hasta parecer ser parte de este entramado, porque, aunque se han interpuesto quejas, no sucede nada”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Inició rescate de cuerpos de los mineros de Pasta de Conchos; estiman que tardará más de 4 años

López Obrador pactó ocho compromisos con los deudos de los 65 mineros muertos de la tragedia en Pasta de Conchos

Después de 14 años, Grupo México cede la mina en Pasta de Conchos para recuperar los cuerpos de mineros atrapados

Con estudios de agua, mecánica y gas iniciaron los trabajos para recuperar los restos de 63 mineros en Pasta de Conchos