Entre dos mundos: defensores de migrantes realizan su boda en la línea divisoria entre México y EEUU

La boda ocurrió dos días después de que cientos de migrantes protestaran en Tijuana en demanda de atención a sus solicitudes de refugio en Estados Unidos

Yolanda fue deportada a México de El Cajón, Estados Unidos, hace casi 10 años, el 31 de diciembre de 2010 después de hacerle un favor a una familiar de quien en ese entonces era su prometido. (Foto: EFE)
Yolanda fue deportada a México de El Cajón, Estados Unidos, hace casi 10 años, el 31 de diciembre de 2010 después de hacerle un favor a una familiar de quien en ese entonces era su prometido. (Foto: EFE)

Con la valla metálica que divide a México y Estados Unidos como testigo de honor, una pareja defensora de migrantes contrajo matrimonio este viernes en la zona de Playas de Tijuana, a unos pasos de la línea divisoria en la ciudad fronteriza.

Ante un clima fresco y cerca del límite territorial de México, Yolanda Varona, una líder de las llamadas “Dreamers Moms” y Héctor Barajas, también líder de los veteranos deportados, dijeron “sí, acepto”, ante un sacerdote de la Iglesia católica que ofició su ceremonia.

Ella vestida de blanco y él de traje negro, mostraron su alegría por unir sus vidas de forma oficial ante Dios, según sus creencias, pero sobre todo por comenzar una vida de matrimonio después de años de luchar juntos por los derechos de los migrantes.

Yolanda fue deportada a México de El Cajón, Estados Unidos, hace casi 10 años, el 31 de diciembre de 2010 después de hacerle un favor a una familiar de quien en ese entonces era su prometido.

Después de analizar la situación, Yolanda regresó a Tijuana para fundar la organización Dreamers Moms, donde se unió a mujeres con la misma situación que ella y que siguen luchando por reencontrarse con su familia. (Foto: EFE)
Después de analizar la situación, Yolanda regresó a Tijuana para fundar la organización Dreamers Moms, donde se unió a mujeres con la misma situación que ella y que siguen luchando por reencontrarse con su familia. (Foto: EFE)

La mujer estuvo 18 años en Estados Unidos, pero un error la hizo salir deportada a Tijuana con una bolsa de papel en donde le entregaron un burrito y un jugo embotellado. Posteriormente se dirigió a Taxco, Guerrero, sur del país, su lugar de origen.

Después de analizar la situación, Yolanda regresó a Tijuana para fundar la organización Dreamers Moms, donde se unió a mujeres con la misma situación que ella y que siguen luchando por reencontrarse con su familia.

Por su parte, Héctor es fundador de la Casa para el Veterano en Tijuana, mejor conocida como “El Búnker”, y después de ocho años de haber sido deportado, en abril de 2018 le fue entregada la ciudadanía estadounidense.

El hombre, originario de Zacatecas, se enamoró de Yolanda hace cuatro años y ambos decidieron luchar en favor de los migrantes y deportados, y ahora planean continuar una vida buscando la ciudadanía para ella, a fin de que se reencuentre con sus hijos.

Yolanda Varona, una líder de las llamadas "Dreamers Moms" y Héctor Barajas (fuera de cuadro), también líder de los veteranos deportados se casan hoy, viernes después de que dijeron "sí, acepto", ante un cura de la Iglesia católica que ofició su ceremonia en Tijuana. Con la valla metálica que divide a México y Estados Unidos como testigo de honor, este viernes la pareja defensora de migrantes contrajo matrimonio en la zona Playas de Tijuana, a unos pasos de la línea divisoria en la ciudad fronteriza. (Foto: EFE/Joebeth Terriquez)
Yolanda Varona, una líder de las llamadas "Dreamers Moms" y Héctor Barajas (fuera de cuadro), también líder de los veteranos deportados se casan hoy, viernes después de que dijeron "sí, acepto", ante un cura de la Iglesia católica que ofició su ceremonia en Tijuana. Con la valla metálica que divide a México y Estados Unidos como testigo de honor, este viernes la pareja defensora de migrantes contrajo matrimonio en la zona Playas de Tijuana, a unos pasos de la línea divisoria en la ciudad fronteriza. (Foto: EFE/Joebeth Terriquez)

La boda ocurrió dos días después de que cientos de migrantes protestaran en Tijuana en demanda de atención a sus solicitudes de refugio en Estados Unidos, retrasadas por la pandemia de covid-19.

Durante la protesta, los migrantes, mexicanos y de otras nacionalidades, se colocaron entre los carriles de vehículos de la garita internacional San Ysidro.

Diversos organismos que respaldan a los migrantes estiman que en la zona de Tijuana se encuentran unos 2,000 migrantes que esperan la reanudación de sus trámites.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

México reprueba en libertad de expresión, obtiene 51.42 de 100: Sociedad Interamericana de Prensa

CNDH urge asegurar fondo para proteger a defensores de derechos humanos y periodistas

Un estudio global reveló un “deterioro preocupante” de la libertad de expresión en América Latina

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos