La FGR y el Consejo Regulador del Tequila destruyen 199,000 litros de alcohol adulterado

El consumo de bebidas adulteradas puede causar daños irreversibles a la salud y la muerte

La FGR y el CRT realizaron la destrucción del líquido confiscado en 2018 (Foto: FGR)
La FGR y el CRT realizaron la destrucción del líquido confiscado en 2018 (Foto: FGR)

La Fiscalía General de la República (FGR), en coordinación con el Consejo Regulador del Tequila (CRT), llevaron a cabo la destrucción de 199,000 litros de líquido con olor a alcohol. La acción fue realizada a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA) en su delegación de Jalisco. El líquido sospechoso fue confiscado hace más de dos años.

En el año 2018, miembros del CRT reportaron a las autoridades la posibilidad de almacenamiento de producto falsificado en una bodega localizada en el Parque Industrial del Álamo, en el municipio de San Pedro Tlaquepaque, Jalisco. En consecuencia, el Ministerio Público de la Federación encaminó diversas investigaciones que derivaron en la extensión de una orden de cateo en el inmueble.

Posteriormente, el 9 de mayo de 2018, efectivos de la Policía Federal Ministerial y peritos adscritos a la Agencia de Investigación Criminal acudieron al domicilio reportado. Durante el operativo fueron asegurados dos contenedores metálicos con 199,000 litros de líquido, así como un bidón de 20 litros. También se hallaron etiquetas falsificadas, lo cual indicó el intento de comercializar el líquido adulterado como tequila.

Luego de las investigaciones, peritos y autoridades de la FGR detectaron la presencia de alcohol en el líquido encontrado. De esa forma, se determinó el aseguramiento y destrucción de la sustancia, así como la apertura de una carpeta de investigación por haber violado la Ley General de Salud.

El consumo de alcohol adulterado puede ocasionar daños irreversibles en la salud y la muerte (Foto: FGR)
El consumo de alcohol adulterado puede ocasionar daños irreversibles en la salud y la muerte (Foto: FGR)

Durante su participación en la conferencia previa a la destrucción de la sustancia, Miguel Ángel Domínguez, presidente del CRT, declaró que “Dichas acciones evitaron la generación de un daño irreparable al consumidor y a la agroindustria del tequila, garantizando, con ello, que únicamente el producto verificado y certificado por el CRT debe tener presencia en los mercados”.

La Norma Oficial Mexicana sobre bebidas alcohólicas establece al alcohol etílico como la única materia prima permitida para su fabricación. Sin embargo, en diversas ocasiones se ha encontrado al metanol como la materia principal de diversas bebidas. Dicha sustancia, a pesar de ser altamente tóxica, también ha sido detectada en diversas marcas de gel antibacterial, lo cual ha alertado a las autoridades sanitarias de países como Estados Unidos y México.

El consumo de alcohol adulterado puede ocasionar daños graves a la salud y, en el peor de los casos, la muerte prematura. Entre los síntomas ocasionados por las bebidas adulteradas se encuentran dolor de cabeza, mareo, vómitos, náuseas y ceguera, dichos efectos pueden permanecer de 4 a 72 horas. A largo plazo puede generar daños irreversibles al hígado y padecimientos como cirrosis.

Durante el mes de mayo se reportaron más de 130 muertes relacionadas con el consumo de alcohol adulterado. Los Estados más afectados fueron Puebla y Jalisco, aunque también hubo casos en Yucatán, Veracruz y Morelos. De acuerdo con reportes de las autoridades, las personas adquirieron las bebidas de manera clandestina.

Las botellas de líquido auténtico deben contar con etiqueta, sello del SAT y sin signos de violación en la tapa. La autenticidad puede verificarse con el código QR de la etiqueta (Foto: Cuartoscuro)
Las botellas de líquido auténtico deben contar con etiqueta, sello del SAT y sin signos de violación en la tapa. La autenticidad puede verificarse con el código QR de la etiqueta (Foto: Cuartoscuro)

Las autoridades mexicanas recomiendan evitar la compra de bebidas alcohólicas si estas son de bajo o muy bajo precio, de marcas desconocidas, si no cuenta con el sello del Sistema de Administración Tributaria (SAT) o si su etiqueta no cumple con los requisitos obligatorios. El consumidor también puede corroborar la autenticidad de la bebida por medio del código QR impreso en la etiqueta.

Si la botella está en mal estado, sucia, presenta fugas o signos de violación en la tapa o si el contenido presenta residuos sólidos visibles a trasluz, es probable que se trate de alcohol adulterado.

Por su parte, en su sitio web, el Consejo Regulador del Tequila pone a disposición de los consumidores una lista con las empresas y marcas autorizadas para comercializar tequila y productos derivados de esta bebida.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS