Incrementa la fragilidad en sectores clave: el Imco criticó la extinción de fideicomisos públicos

El instituto prevé que esto repercutirá en la atención de desastres naturales, el gremio periodístico y en el desarrollo de ciencia y tecnología

Ven como riesgoso desaparecer los fideicomisos públicos (Foto: Cuartoscuro)
Ven como riesgoso desaparecer los fideicomisos públicos (Foto: Cuartoscuro)

El Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (Imco), a través del Centro de Investigación en Política Pública, señaló los riesgos que corre el Estado mexicano ante la extinción de los 109 fideicomisos públicos.

En un comunicado oficial, el instituto estimó que si se retiran los fondos a los fideicomisos se “puede generar otros problemas e incrementar la fragilidad en la que ya se encuentran sectores clave para la competitividad del país”.

Para argumentar esta conclusión, el IMCO especificó qué son y para qué sirven los fideicomisos, después explicó el mecanismo del gobierno federal para su extinción y, finalmente, señaló cuatro observaciones a la metodología que podrían ser mejoradas.

El Imco recomendó no desaparecer los 109 fideicomisos públicos (Foto: Cortesía / Imco)
El Imco recomendó no desaparecer los 109 fideicomisos públicos (Foto: Cortesía / Imco)

“Un fideicomiso público es un contrato que el gobierno federal o las entidades gubernamentales constituyen para administrar recursos y responder a necesidades y fines específicos que requieren contar con recursos independientemente del ciclo presupuestal”, explicó el comunicado.

Asimismo, señaló el monto que fue destinado a ellos. La dispersión de estos recursos depende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), quien al segundo trimestre del 2020 dijo que “los fideicomisos públicos sin estructura orgánica en México sumaron $728,382 mdp”.

Cómo parte de la estrategia de recaudación, la Cámara de Diputados aprobó con 239 votos a favor, 145 en contra y 4 abstenciones “un dictamen por el cual se contempla la eliminación de 109 fideicomisos públicos, que en su conjunto, suman un total de $68,400 mdp”, lo que equivale al 9.4% del monto total asignado a todos los fideicomisos en este año o al 1.2% del presupuesto de egresos 2020.

Con esta determinación, ahora queda en el Senado de la República la ratificación de terminar con los fondos de estos fideicomisos.

El Imco especificó el costo de los fideicomisos más caros en México (Foto: Cortesía / Imco)
El Imco especificó el costo de los fideicomisos más caros en México (Foto: Cortesía / Imco)

Ante esto, el Imco señaló que “más de la mitad de los recursos asignados a los fideicomisos públicos que se proponen desaparecer forman parte de los fondos que actualmente recibe el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT). Estos 65 fideicomisos van desde la investigación sobre pobreza, el desarrollo en ciencias navales y el desarrollo aeroportuario, hasta la sustentabilidad energética”, lo cual sugiere que podrían haber serias afectaciones en el cumplimiento de estas labores.

Aunado a esto, otros tres fideicomisos que se verán afectados, si los senadores aprueban dicha extinción, serán el Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento y el Fondo para la Protección de Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas.

De acuerdo con el dictamen, su extinción forma parte de la política de austeridad de la administración, con el propósito de asignar los recursos públicos a la atención de la pandemia. La iniciativa de extinción considera que la razón para desaparecerlos se debe a la opacidad y la discrecionalidad que presentan los fideicomisos. Se argumenta que los recursos se utilizarán para mitigar los efectos económicos y sanitarios ocasionados por el virus del Covid-19”, se lee en el informe del IMCO.

Fundar registró un sobrejercicio de hasta el 600% en el gasto a fideicomisos  (Foto: Cortesía / fundar.org.mx)
Fundar registró un sobrejercicio de hasta el 600% en el gasto a fideicomisos (Foto: Cortesía / fundar.org.mx)

Tomando esto en cuenta, de acuerdo con el instituto, el dictamen aprobado por la Cámara de Diputados carece de claridad en cuanto que:

1.- No contempla cómo se ejercerían los recursos obtenidos de la extinción de los fideicomisos. Es decir, no queda claro qué tratamiento se les daría a los recursos y el destino que tendrían, ya sea para atención a la salud, recuperación económica, continuar con los fines específicos que contemplan o inclusive proyectos de inversión o pago de deuda.

2.- No establece reformas adicionales que incorporen mecanismos de financiamiento u obligación por parte del Estado de proveer recursos para los sectores y beneficiarios de los fideicomisos.

3.- No resuelve los problemas de opacidad en los fideicomisos públicos, tampoco establece reformas a sus mecanismos de gobernanza o al marco de transparencia.

4.- No existe una motivación ni fundamentación por la que se haya justificado la extinción de los fideicomisos y por qué se considera la medida adecuada para proveer de recursos al gobierno.

MÁS SOBRE ESTE TEMA