“No sabía”: López Obrador investigará contagios en Pemex, la empresa con más muertes por COVID-19 en el mundo

El presidente dijo que la situación está controlada y descartó que los contagios en la petrolera sean por negligencia

Los 200 o 300 técnicos que trabajan en plataformas y viven en floteles (hoteles flotantes para técnicos de plataformas de extracción) están en cercanía íntima permanente con otros trabajadores.
Los 200 o 300 técnicos que trabajan en plataformas y viven en floteles (hoteles flotantes para técnicos de plataformas de extracción) están en cercanía íntima permanente con otros trabajadores.

La mañana del viernes el presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo que investigaría la magnitud del impacto de la pandemia de Covid-19 entre los trabajadores, de Petróleos Mexicanos, luego de que la periodista de Bloomberg, Lorena Ríos, preguntara en la conferencia de prensa matutina sobre los índices de contagio y defunción de la empresa.

El mandatario aseguró que los directivos de Pemex se habían encargado de implementar un programa de atención y prevención para el coronavirus en la empresa. Sin embargo, las estadísticas indican que, con 325 trabajadores fallecidos al día de hoy, Pemex es la empresa con mayor índice de decesos en el mundo.

El reportaje de Bloomberg, publicado el 10 de septiembre y firmado por Amy Stillman, identifica una serie de situaciones contextuales y errores de atención como las principales causas de la mortalidad en la empresa. Para empezar, los empleados de las plataformas petroleras son los más comprometidos.

Los 200 o 300 técnicos que trabajan en plataformas y viven en floteles (hoteles flotantes para técnicos de plataformas de extracción) están en cercanía íntima permanente con otros trabajadores. Cuando uno de ellos enferma, el proceso para autorizar una extracción puede tomar varios días de trámites administrativos. En ese tiempo, los empleados siguen realizando sus labores y, probablemente, contagian a sus compañeros cercanos. La espera también puede provocar que los síntomas sean más graves cuando por fin los recojan, lo que disminuye su oportunidad de supervivencia.

Aunque la empresa productiva del Estado comenzó desde mayo a realizar pruebas a algunos empleados antes de abordar las plataformas, no los examina cuando regresan a tierra 14 días después. Esta situación ha provocado que algunos de ellos presenten síntomas después de acabar su turno en las plataformas.

Fuera de las plataformas, en las refinerías, los empleados también han denunciado que no reciben el equipo de protección de personal suficiente como para garantizar su seguridad. (Foto: EFE)
Fuera de las plataformas, en las refinerías, los empleados también han denunciado que no reciben el equipo de protección de personal suficiente como para garantizar su seguridad. (Foto: EFE)

El contrato colectivo bajo el Síndicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, que incluye al 75 por ciento de los empleados de Pemex, autoriza a sus miembros a pedir una licencia con goce de sueldo en caso de desastres naturales. Muchos de los trabajadores que tramitaron el permiso bajo la Cláusula 43 del contrato no lo recibieron porque la empresa privilegia a los empleados con plaza sobre los “trabajadores temporales”. Algunos empleados han buscado recursos legales para exigir el cumplimiento de la cláusula.

Fuera de las plataformas, en las refinerías, los empleados también han denunciado que no reciben el equipo de protección de personal suficiente como para garantizar su seguridad.

El presidente minimizó la información y aseguró que Pemex está cumpliendo con los protocolos de seguridad necesarios, que la denuncia es un reclamo localizado “porque le preguntan sólo a un grupo de trabajadores, que no representan a todos”.

La planta es una de las más contaminantes de la empresa, y el presidente descartó la posibilidad de cerrarla para facilitar los procesos de remodelación.  (Foto: Reuters)
La planta es una de las más contaminantes de la empresa, y el presidente descartó la posibilidad de cerrarla para facilitar los procesos de remodelación. (Foto: Reuters)

El mandatario necesita que Pemex siga produciendo, aun cuando la producción sigue en desplome, porque un tercio de su estrategia de gobierno está enfocada en “revitalizar” a la empresa que carga una deuda de USD 107 mil millones.

Hace un mes, el presidente negó la posibilidad de cerrar la refinería de Cadereyta en Nuevo León. La planta es una de las más contaminantes de la empresa, y el presidente descartó la posibilidad de cerrarla para facilitar los procesos de remodelación. En su lugar, el gobierno federal anunció una inversión de 4 mil millones de pesos para disminuir su impacto ambiental.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Pemex, la empresa con más de 1,000 muertos por COVID-19, redujo su gasto en compra de medicamentos

“No hay por dónde esperar una mejoría”: el oscuro panorama de Pemex, la gran apuesta de López Obrador

MAS NOTICIAS