Estudios señalan que la mala calidad del aire provoca mayor susceptibilidad al COVID-19

Aunado a esto, la contaminación del aire, además de afectar el tracto respiratorio, puede incidir en algunas enfermedades del sistema neurológico, el corazón, la piel, e incluso el sistema reproductivo

Estudios científicos demuestran que la calidad del aire incide directamente en los contagios de COVID-19 (Foto: Mario Jasso / Cuartoscuro)
Estudios científicos demuestran que la calidad del aire incide directamente en los contagios de COVID-19 (Foto: Mario Jasso / Cuartoscuro)

Durante un taller taller virtual organizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) y la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), se señaló que estudios científicos demuestran que existe una relación directa entre la mala calidad del aire y las afectaciones a la salud humana, incluida una mayor susceptibilidad a la enfermedad de COVID-19.

La titular de la Semarnat, María Luisa Albores, destacó el trabajo de la Secretaría de Salud, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), el INECC y la CAMe, para conformar una agenda en materia de calidad del aire y salud, que permita al gobierno estar preparado ante los probables escenarios que eleven, simultáneamente, los niveles de contaminación, la influenza estacional y los contagios de coronavirus.

El conversatorio tuvo como invitados a científicos e investigadores del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), del Instituto Nacional de Salud Pública y de la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema).

Uno de los hallazgos del encuentro fue que, a pesar de la baja en el consumo de gasolinas provocada por la disminución del uso de vehículos privados y transporte público durante la pandemia, el ozono no disminuyó en igual proporción (Foto: EFE)
Uno de los hallazgos del encuentro fue que, a pesar de la baja en el consumo de gasolinas provocada por la disminución del uso de vehículos privados y transporte público durante la pandemia, el ozono no disminuyó en igual proporción (Foto: EFE)

Dichos participantes dieron a conocer algunos hallazgos sobre la calidad del aire, el comportamiento de los contaminantes, los incendios registrados durante el confinamiento y la disminución de actividades como consecuencia de la respuesta a la pandemia por COVID-19.

En el evento “Hallazgos científicos sobre la calidad del aire durante COVID-19”, Horacio Riojas Rodríguez, director de Salud Ambiental del Instituto Nacional de Salud Pública, señaló que la contaminación del aire, además de afecta el tracto respiratorio, puede incidir en algunas enfermedades del sistema neurológico, el corazón, la piel, e incluso el sistema reproductivo.

Otro punto que surgió durante el encuentro fue que, a pesar de la baja en el consumo de gasolinas provocada por la disminución del uso de vehículos privados y transporte público durante la pandemia, el ozono no disminuyó en igual proporción, por lo que resulta importante identificar los efectos de otras fuentes contaminantes no móviles, acusó Oscar Augusto Peralta, del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA-UNAM).

Por su parte, Iván Yassmany Hernández, investigador de este último instituto, dio a conocer que pese a la reducción de actividades, del 17 de marzo al 20 de abril, en términos generales la disminución de los principales contaminantes fue del 16% y del 21 de abril al 31 de mayo, mostró una disminución mayor del 30% en algunos de ellos.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, esta es la séptima semana consecutiva en la que la epidemia en México presentó una disminución (Foto: Europa Press)
De acuerdo con la Secretaría de Salud, esta es la séptima semana consecutiva en la que la epidemia en México presentó una disminución (Foto: Europa Press)

La directora general del INECC, Amparo Martínez Arroyo, resaltó que la sociedad está ante una nueva era en donde la academia, las organizaciones de la sociedad civil y las dependencias de gobierno deben trabajar en conjunto para encontrar soluciones basadas en el conocimiento.

En el aire se reflejan todas nuestras actividades, pero durante la pandemia también se ha reflejado la ausencia de actividades y se pudo dar registro y medición de procesos relacionados con la calidad del aire. En México, la pandemia ocurrió en la temporada de generación de ozono y de incendios, lo que fue otra oportunidad de dar seguimiento

Asimismo, la secretaria Albores González reiteró que desde la Semarnat trabajará para poner la dependencia al servicio de la población. Que desde esta nueva visión podamos seguir construyendo, en colectivo, alternativas para la preservación del medio ambiente y la construcción de una vida buena para todas y todos los mexicanos, sostuvo durante el encuentro.

Hasta este martes 22 de septiembre, la Secretaría de Salud (SSa) contabilizó 74,348 defunciones confirmadas y 705,263 contagios acumulados por coronavirus en México. No obstante, según las autoridades sanitarias, se trata de la séptima semana en la que la epidemia en México presentó una disminución.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Coronavirus en México: ya suman 74,348 muertos y 705,263 contagios

México formalizará esta semana acuerdo con Covax para acceder a vacunas contra COVID-19

“Tenemos una reducción de casi 60%”: López-Gatell aseguró que van a la baja de manera consistente los casos de Covid-19

MAS NOTICIAS