Este negocio inmobiliario resiste la pandemia

En los 40 centros de negocios trabajan “safety heroes”, otrora recepcionistas

FOTO: REUTERS/John Sibley
FOTO: REUTERS/John Sibley

Mientras que la venta de vivienda cayó más de 30% ante la pandemia por COVID-19, las Fibras tuvieron que renegociar sus contratos para conservar a sus inquilinos y la construcción hiló 14 meses a la baja en agosto, hay un negocio inmobiliario que resistió los embates.

Se trata de IOS Offices, la empresa regia de Javier García Iza, fundada en 2012, que se dedica a rentar espacios de oficinas listos para utilizarse.

¿El secreto? Sus oficinas alojan a empresas consideradas esenciales, como farmacéuticas y de salud, por lo que nunca tuvieron que cerrar sus puertas.

Para dar seguridad a los inquilinos y evitar contagios, en los 40 centros de negocios que opera IOS Offices, trabajan “safety heroes”, otrora recepcionistas. Su labor ahora también consiste en vestir trajes quirúrgicos, cubrebocas, caretas y rociar con desinfectante a cualquier persona que pise las oficinas, así como tomarles la temperatura.

De acuerdo con el CEO de la empresa, Javier García Iza, la pandemia no ha generado una rotación superior a la de años anteriores, es decir, no han perdido más clientes de los que se han registrado en periodos previos.

E incluso, el empresario asegura que el COVID-19 tiene su lado bueno: vino a eficientar el uso del espacio.

Para darse una idea de cómo se puede mejorar el aprovechamiento del espacio, hay que tener en cuenta que un lugar de trabajo se encuentra ocioso el 60% del tiempo.

La empresa ofrece un esquema denominado “Flex” en el que sus clientes pueden elegir si trabajan en el turno de la mañana, o de la tarde; si solo van algunos días de la semana; o si solo requieren de unas cuantas semanas. Así, los negocios no tienen que firmar contratos por un año para usar las oficinas unos cuantos días.

Cuando le pregunté a Javier, cómo espera cerrar el año, me respondió “feliz”. ¿Por qué? Este año espera abrir cuatro centros más y en 2021 empezará a operar fuera de México.

Ni la pandemia le quita la sonrisa.

Espacios seguros

Otra empresa que ha sabido hacer negocio con la pandemia es Multimedia, que se dedica al negocio de videovigilancia, telefonía, automatización residencial, entre otros, y ahora le vende a sus clientes cámaras termográficas, para medir la temperatura; brazaletes que permiten conocer signos vitales, pero también evitar aglomeraciones; así como aduanas sanitarias, con las que se puede medir la temperatura, dispensar gel de manos, entre otras funciones.

Uno de sus clientes es la Basílica de Guadalupe, donde Multimedia ya opera tres cámaras termográficas; esta semana instalará 15 aduanas sanitarias y en breve colocará cámaras que miden el distanciamiento social y detectan si los visitantes usan cubrebocas.

Una opción más para volver a la “normalidad” sin arriesgar la salud.

*Periodista de negocios

Lo aquí publicado es responsabilidad del autor y no representa la postura editorial de este medio.