Secretarios de Estado y gobernadores: cómo ha pegado el COVID-19 a la clase política mexicana

De los más de 480,000 personas con la enfermedad, varios funcionarios públicos son los que alimentan la escalofriante cifra

A pesar de tener protocolos específicos para evitar contagios de COVID-19, la clase política no ha estado exenta de la epidemia (Foto: Collage/ Cuartoscuro)
A pesar de tener protocolos específicos para evitar contagios de COVID-19, la clase política no ha estado exenta de la epidemia (Foto: Collage/ Cuartoscuro)

A pesar de tener protocolos específicos para evitar contagios de COVID-19, la clase política no ha estado exenta de la epidemia. De los más de 480,000 personas con la enfermedad, varios funcionarios públicos son los que alimentan la escalofriante cifra.

Nada más entre los secretarios de Estado y gobernadores podemos hacer un recuento extenso de los contagios. Esto sin contar a funcionarios estatales, de bajo perfil, legisladores locales, así como los federales, que quedarán fuera de este conteo.

Gobernadores

Omar Fayad, gobernador de Hidalgo (Foto: Rogelio Morales/ Cuartoscuro)
Omar Fayad, gobernador de Hidalgo (Foto: Rogelio Morales/ Cuartoscuro)

El primer mandatario estatal que dio positivo al nuevo coronavirus fue Omar Fayad, de la entidad de Hidalgo. El 28 de marzo, por medio de su cuenta de Twitter, dio a conocer su estado de salud.

“Desde mi cuarentena en casa sigo trabajando y dirigiendo los esfuerzos de mi gobierno para controlar la epidemia en Hidalgo. Nada nos detendrá para superar juntos esta crisis”, escribió.

Fayad dijo en varias ocasiones que había tenido fiebre de 41 grados y dolor en todo el cuerpo. Sin embargo, tras 25 días aislado, el 23 de abril informó que había superado la enfermedad y se reincorporó a sus actividades.

El segundo gobernador en contraer el COVID-19 fue Adán Augusto López Hernández, del estado de Tabasco. El 29 de marzo señaló en su cuenta de Twitter que se realizó la prueba para detectar el coronavirus y resultó positivo.

Tras estar en cuarentena en su casa y bajo observación médica, el funcionario consiguió vencer al virus. “Les comparto que tras realizarme una nueva prueba del Covid, ésta resultó negativa, por lo que he recibido el alta médica”, comentó en su Twitter el 4 de mayo.

Francisco Domínguez Servién, gobernador de Querétaro (Foto: Moisés Pablo/ Cuartoscuro)
Francisco Domínguez Servién, gobernador de Querétaro (Foto: Moisés Pablo/ Cuartoscuro)

El tercer mandatario con la enfermedad fue Francisco Domínguez Servién, del estado de Querétaro. El 30 de marzo apuntó que presentó síntomas, por lo que se realizó la prueba y confirmó el contagio de la enfermedad.

Sin embargo, a diferencia de sus homónimos, fue Martina Pérez Rendón, directora de los Servicios de Salud en la entidad, quien anunció la recuperación del mandatario. El 11 de abril dio a conocer que Domínguez fue dado de alta en la semana previa y ya trabajaba con normalidad.

Pasó un mes hasta que otro gobernador diera positivo. El 9 de junio, Héctor Antonio Astudillo Flores, del estado Guerrero, informó sobre su estado de salud y comentó que contrajo la enfermedad en un video publicado en su Twitter.

“Ya no tengo Covid-19”, dijo el mandatario estatal 21 días después de estar en aislamiento en redes sociales. El 29 de junio señaló que siguió con todas las recomendaciones médicas y nunca dejó de trabajar con algunas actividades al día.

Héctor Antonio Astudillo Flores, gobernador del estado Guerrero (Foto: Twitter/ @HectorAstudillo)
Héctor Antonio Astudillo Flores, gobernador del estado Guerrero (Foto: Twitter/ @HectorAstudillo)

El quinto gobernador fue Francisco García Cabeza de Vaca, de la entidad de Tamaulipas. “Me permito informarles que he dado positivo a la prueba de #COVID19”, comentó el mandatario el 2 de julio en su cuenta de Twitter.

“Esta tarde me fueron entregados los resultados de una nueva prueba de #COVID19 que me practiqué; GAD la prueba de PCR dio negativo. A partir de hoy mismo levanto el aislamiento al que me sometí”, comentó el gobernador en Twitter el 14 de julio cuando superó la enfermedad.

El último mandatario que dio positivo a COVID-19 hasta ahora fue Carlos Joaquín González, de la entidad de Quintana Roo. “La prueba que me realicé esta semana ha resultado positiva”, apuntó en Twitter el 16 de julio, además de asegurar que se mantendría aislado.

Fue hasta el 5 de agosto cuando el gobernador anunció que había vencido al coronavirus. “Gracias a los médicos de @SESA_QROO quienes me apoyaron durante estos días”, escribió en la red social.

Secretarios de Estado

Fabiana Zepeda Arias, jefa de la División de Programas de Enfermería del Instituto Mexicano del Seguro Social (Foto: Cuartoscuro)
Fabiana Zepeda Arias, jefa de la División de Programas de Enfermería del Instituto Mexicano del Seguro Social (Foto: Cuartoscuro)

Ya son varios los nombres de funcionarios que se suman a una larga lista de personas contagiadas en el Gobierno Federal. Una de estas es Fabiana Zepeda Arias, jefa de la División de Programas de Enfermería del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El 15 de mayo, el IMSS informó que la Jefa Fabiana, como se le conoce, dio positivo a COVID-19. Además, se señaló que ella ingresó al Hospital La Raza por cuenta propia tras presentar síntomas.

Zoé Robledo Aburto, director general del IMSS, comentó en una conferencia de prensa que la funcionaria ya había sido dada de alta de la unidad médica. “Hoy fue egresada la Jefa Fabiana, está ya en su hogar. Estuvo hospitalizada algunos días, pero ya salió y está muy bien”, dijo el 23 de mayo.

El director del IMSS también fue uno de los que combatió contra la enfermedad. El 7 de junio, por medio de su cuenta de Twitter, indicó que dio positivo al nuevo coronavirus. “Permaneceré trabajando a distancia, coordinando las labores a mi cargo”, detalló.

Zoé Robledo Aburto, director general del IMSS (Foto: Presidencia)
Zoé Robledo Aburto, director general del IMSS (Foto: Presidencia)

El 22 de junio, el funcionario comentó que ya había superado el virus y que afortunadamente tuvo un tratamiento ambulatorio. “Regresamos con mucho ánimo, con mucho entusiasmo a seguir, porque el IMSS no puede ni va a parar”, declaró ante de una reunión con el gabinete de seguridad.

Otro de los secretarios contagiados fue Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. “Me acaban de comunicar que di positivo en la prueba de Covid19. Tengo síntomas muy menores”, acotó el 25 de junio en su cuenta de Twitter.

El 13 de julio, el mismo funcionario anunció la mejoría de su estado de salud por la misma red social. “Este fin de semana me comunicaron que salí negativo a la prueba de COVID-19. Hoy me reincorporé a mis actividades”, anotó.

Uno de los casos más sonados fue el de Irma Sandoval, titular de la Función Pública. La dependencia que está a su cargo fue quien notificó su positivo una semana después de su diagnóstico (20 de abril).

Arturo Herrera, titular de Hacienda y Crédito Público (Foto: EFE)
Arturo Herrera, titular de Hacienda y Crédito Público (Foto: EFE)

Pasaron 50 día (9 de junio) y la funcionaria aún no se había recuperado de la enfermedad, a pesar de presentar un “COVID leve”, como informó Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Hasta el momento no se conoce cuándo fue dada de alta Irma Sandoval. Sin embargo, ya son varias semanas que ha tenido reuniones presenciales con otros funcionarios, como con el mismo López-Gatell.

También dio positivo a COVID-19 Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor. El 2 de mayo, a través de su cuenta de Twitter, señaló que ya se había comunicado con López-Gatell y seguía las recomendaciones médicas.

Así como Sandoval, el funcionario tampoco informó cuando superó a la enfermedad. Fue el 18 de mayo cuando hizo un acto público en la conferencia de prensa presidencial, donde presentó el “quién es quién” en los precios de las gasolinas.

Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, secretaria de la Función Pública (Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro)
Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, secretaria de la Función Pública (Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro)

Otro de los funcionarios que no informó sobre su positivo fue Juan Ramón de la Fuente, embajador de México ante la Organización de las Naciones Unidas. En su columna de El Universal, el ex rector señaló el 13 de abril que tuvo la enfermedad.

“Fui positivo al COVID-19 y me sometí a una cuarentena rigurosa. Aunque estoy sano, tengo 68 años, que es un factor de riesgo. No obstante, mi evolución clínica ha sido muy benigna, prácticamente sin síntomas”, escribió en aquella ocasión.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS

Coronavirus en México: se acumulan 53,003 muertes y 485,836 contagios confirmados

#YoEnseñoLoQueQuiera, la campaña en redes contra el senador Samuel García por comentarios a su esposa

“Estoy en perfectas condiciones”: Claudia Sheinbaum está autoaislada tras positivo de COVID-19 del secretario de gobierno de CDMX

López-Gatell aseguró que México entró en una nueva etapa de la estrategia contra el COVID-19

MAS NOTICIAS