ONU-DH condenó el asesinato del periodista Pablo Morrugares en Guerrero

En el municipio de Iguala atacaron a balazos las oficinas de un medio de comunicación solo dos días después de la muerte del comunicador

Morrugares fue asesinado a balazos junto a su escolta en la madrugada del 2 de agosto en un bar de Iguala (Foto: PM Noticias Iguala)
Morrugares fue asesinado a balazos junto a su escolta en la madrugada del 2 de agosto en un bar de Iguala (Foto: PM Noticias Iguala)

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó el pasado 4 de agosto el asesinato el pasado domingo del periodista mexicano Pablo Morrugares, quien formaba parte de un mecanismo gubernamental de protección a reporteros amenazados de muerte.

La ONU-DH llama a las autoridades a investigar de forma exhaustiva y de conformidad con los estándares internacionales de debida diligencia el asesinato del señor Morrugares Parraguirre y de su escolta, de forma que este crimen no permanezca en la impunidad

Del mismo modo, insistieron en que es necesario agotar todas las líneas de investigación y considerar la posible vinculación del ataque con la actividad periodística desarrollada por la víctima, quien había recibido agresiones y amenazas previas.

Morrugares fue asesinado a balazos junto a su escolta en la madrugada del 2 de agosto en un bar de Iguala, ciudad del sureño estado de Guerrero conocida por la desaparición en 2014 de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

El periodista era director del portal PM Noticias, difundido a través de Facebook y desde 2016, tras recibir amenazas de muerte, contaba con medidas de previstas en el Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos.

De acuerdo al comunicado de la ONU-DH, el reportero cubría información sobre grupos criminales de la región y también hacía crítica política, por lo que recibía desde 2015 medidas otorgadas por el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, operado por la Secretaría de Gobernación.

México es considerado uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo con más de un centenar de comunicadores asesinados desde 2000. (Foto: Cuartocuro)
México es considerado uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo con más de un centenar de comunicadores asesinados desde 2000. (Foto: Cuartocuro)

Asimismo, desde 2016, el periodista estuvo desplazado fuera de Guerrero a causa de otro ataque en su contra de su familia, habiendo regresado recientemente.

El pasado 4 de agosto se dio a conocer también otro ataque hacia un medio de comunicación. Las oficinas de un diario en Iguala, en el sureño estado mexicano de Guerrero, fueron atacadas a balazos, informaron autoridades locales.

“Las oficinas del ‘Diario de Iguala’ sufrieron agresión con arma de fuego en la fachada de dicho inmueble”, dijo la fiscalía de Guerrero en un comunicado.

La dependencia agregó que personas desconocidas realizaron disparos a la fachada por la mañana, sin que el ataque dejara personas fallecidas o lesionadas.

“La fiscalía general del estado mantiene los trabajos de investigación por los hechos delictivos suscitados en Iguala para encontrar a los probables responsables de estos hechos”, dijo.

En un comunicado, el diario dijo que en 32 años de existencia “nunca había sufrido atentado alguno como el sucedido esta mañana” y que al momento del ataque no había personal laborando, ya que por la pandemia no asisten a las oficinas.

Cuatro comunicadoreas han sido asesinados en México en lo que va del año. (Foto: Cuartoscuro)
Cuatro comunicadoreas han sido asesinados en México en lo que va del año. (Foto: Cuartoscuro)

El periódico agregó que no publica nota roja o policíaca y que por la crisis se ha visto en la necesidad de imprimir otros periódicos.

Lo que publican (otros periódicos) es responsabilidad de ellos y no de quien maquila (...), por lo que nos sorprende este tipo de atentados al <i>Diario de Iguala</i>

El ataque se produce dos días después de que el periodista Pablo Morrugares fuera asesinado en un restaurante de Iguala, con lo que sumaron cuatro comunicadores ultimados en México en lo que va del año.

México es considerado uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo con más de un centenar de comunicadores asesinados desde 2000. Más del 90% de estos crímenes permanecen impunes.

El 16 de mayo pasado fue asesinado a balazos Jorge Armenta, de Medios Obson, en el norteño estado de Sonora. El 11 de abril fue hallado en el balneario de Acapulco (sur) el cadáver del periodista Víctor Fernando Álvarez, editor y director general del portal Punto X Punto Noticias de Guerrero. Había sido reportado como desaparecido a principios del mismo mes.

María Elena Ferral, reportera del local Diario de Xalapa y directora del periódico digital Quinto Poder, fue asesinada a balazos el 30 de marzo en Veracruz (este).

*Con información de EFE y AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Asesinan al periodista Pablo Morrugares y a su escolta en Iguala, Guerrero

Grupo armado atacó las instalaciones del Diario de Iguala



MAS NOTICIAS