El Cártel de Sinaloa señaló al sobrino de Caro Quintero por violencia en Caborca

En Sonora, grupos criminales antagónicos han emitido narcomensajes dedicados a evidenciar la violencia y los nexos del crimen con las autoridades estatales

El viernes 19 de junio, varios vehículos fueron incendiados en Carboca, Sonora (Foto: Especial)
El viernes 19 de junio, varios vehículos fueron incendiados en Carboca, Sonora (Foto: Especial)

El poblado Ejido Desiertos de Caborca (Sonora) ahora sí hace honor a su nombre: los enfrentamientos entre grupos criminales lo dejó desierto. Pobladores del lugar —contiguo a Sonoyta, cabecera del municipio Plutarco Elías— han denunciado una ola de homicidios, levantones y ataques casi diarios entre matones y también con autoridades.

Las advertencias han sido parte de ese escenario criminal. Este mismo miércoles, los cárteles de Sinaloa —a nombre de su escisión, Los Salazar— y Caborca enviaron mensajes y articularon el terror que generan mediante el uso de narcomantas.

Una de ellas, encontradas en la comunidad de San Carlos, detallaba el supuesto nexo entre el Cártel de Sinaloa y las autoridades estatales. Además, advertía sobre una guerra en Guaymas.

“A la sociedad en general, queremos comunicarnos con usted sobre el ataque y la ejecución de Javier Herrera Ortiz, también conocido como ‘El Brujo”. Donde también se llevó la vida de su esposa, Nallely Preciado Cantillon y la de su hija menor de 12 años. Otros 3 niños resultaron heridos. Este ataque cobarde fue planeado y llevado a cabo por Francisco Alfredo Armenta Ontivero, detenido por la Guardia Nacional en abril de 2020, con armas y vehículos robados, fue liberado unos meses después de Cefereso de Hermosillo [sic]”.

Supuestos miembros a nombre del Cártel de Caborca sembraron narcomantas acusando vínculos entre las autoridades y el Cártel de Sinaloa (Foto: Especial)
Supuestos miembros a nombre del Cártel de Caborca sembraron narcomantas acusando vínculos entre las autoridades y el Cártel de Sinaloa (Foto: Especial)

Tras la aparición de dichos narcomensajes, en redes sociales circuló una cartulina firmada por “El Pueblo” —extraoficialmente se dijo que pertenecía al Cártel de Sinaloa—, que señalaba al gobierno de Andrés Manuel López Obrador de proteger a los grupos delincuenciales de la región.

“Sr. Presidente Andres Manuel Lopez Obrador, gran parte del pueblo mexicano lo eligió para salvar el país, no es posible que su gobierno este defendiendo a los grupos delincuenciales, en Caborca Son; es notable que las autoridades en sus tres niveles de gobierno protegen al grupo delictivo comandado por Rodrigo Paez, quien financia a las autoridades para correr familias de sus terrenos que se dedican al cultivo y para fines de ser utilizados para la DELINCUENCIA ORGANIZADA. Se han apoderado de las tierras y cientos de familias han perdido sus cosechas” [sic] señalaba.

Rodrigo Omar Paz Quintero, de 44 años, sobrino del Rafael Caro Quintero el Narco de Narcos, ha sido señalado como líder del Cártel de Caborca y protagonista de la guerra que se enfrenta en la zona norte de Sonora.

(Foto: Twitter/ fernand17704066)
(Foto: Twitter/ fernand17704066)

Los Salazar y el Cártel de Caborca se enfrentan a diario en el norte de Sonora. Se trata de una lucha encarnizada por el control de los terrenos que forman parte del Ejido el Bajío, ubicado a unos 65 kilómetros al este de Puerto Peñasco, terrenos que por varios años usufrutuó la minera Penmont, subsidiaria de Fresnillo PLC, propiedad del empresario mexicano Alberto Baillères.

Después de un complicado litigio agrario que duró varios años entre los ejidatarios contra la minera, Penmont les regresó los terrenos, donde quedó una gran cantidad de oro en una gran alberca con cianuro donde se extrae el metal oro.

El pasado fin de semana, una familia fue atacada por un comando en Guaymas, Sonora (Foto: Twitter/ LPueblo2)
El pasado fin de semana, una familia fue atacada por un comando en Guaymas, Sonora (Foto: Twitter/ LPueblo2)

Actualmente, tanto los ejidatarios y la Minera Penmont están denunciando la entrada de grupos criminales a la zona para quedarse con esas tierras.

En un comunicado reciente la empresa denunció: “Minera Penmont, subsidiaria de Fresnillo plc, denuncia y rechaza enérgicamente las acciones criminales cometidas hace unos días por un grupo de personas que se dicen vinculadas con individuos que se acreditan como ejidatarios del Ejido el Bajío, pese a que son originarios de Sinaloa y ajenos a la región”.

La minera precisa que un comando armado allanó propiedad privada de la empresa con lujo de violencia, hechos que ocurrieron la madrugada del pasado 26 de marzo.

A finales de junio se protagonizó una más de las sangrientas batallas que suceden constantemente en la región.

El 30 de junio, helicópteros artillados sobrevolaron los terrenos del ejido El Bajío y decenas de efectivos de la Marina Armada de México acordonaron la zona debido a un enfrentamiento entre los bandos que se disputan el oro resguardado por los campesinos.

En esa ocasión los efectivos de la Marina detuvieron a varios sicarios, aseguraron armas y vehículos de los grupos criminales.

Anteriormente, la noche del 2 de junio los pistoleros de Los Salazar arribaron al municipio de Caborca e incendiaron negocios, vehículos y atacaron con armas de grueso calibre a los hombres de Paz Quintero.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

“Mientras sigan apoyando a Los Salazar, la violencia seguirá en Guaymas”: infame advertencia del Cártel de Caborca en Sonora

Narcos van por el oro en Sonora: Los Salazar y el Cártel de Caborca sembraron el terror en ejido por la disputa de una veta

“Somos gente de Caro Quintero, esta plaza nos pertenecía”: violencia y caos por el supuesto regreso de “el Narco de Narcos” a Sonora

MAS NOTICIAS