Suprema Corte invalidó reformas en Tabasco que permitían dar contratos sin necesidad de licitación

Las modificaciones estaban diseñadas para que, de acuerdo con sus críticos, se realizaran una serie de contratos locales para colaborar con la construcción y desarrollo de la refinería de Dos Bocas

Las reformas anuladas habían sido calificadas como "Ley Compradre" (Foto: Cortesía Presidencia)
Las reformas anuladas habían sido calificadas como "Ley Compradre" (Foto: Cortesía Presidencia)

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) invalidó este lunes una serie de apartados y fracciones en dos leyes distintas del estado de Tabasco que facilitaban la posibilidad de que el gobierno local entregara contratos en obras “estratégicas” sin la necesidad de licitaciones.

Los críticos de las reformas a la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, así como de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Prestación de Servicios, ambas de Tabasco, las habían calificado como la “Ley Compadre” y señalaron a Morena, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, como la responsable, por tener la mayoría en el Congreso local con la cual se aprobaron las modificaciones en octubre de 2018.

Estas modificaciones, advirtieron, estaban diseñadas para que se realizaran una serie de contratos locales para colaborar con la construcción y desarrollo de la refinería de Dos Bocas, uno de los principales proyectos de infraestructura promovidos por la administración de López Obrador.

De acuerdo con la Corte, las reformas se prestaban a una "amplia discrecionalidad" (Foto: Cuartoscuro)
De acuerdo con la Corte, las reformas se prestaban a una "amplia discrecionalidad" (Foto: Cuartoscuro)

Sin embargo, el máximo Tribunal del país, en sesión remota del Pleno, invalidó algunas disposiciones que hablaban de contrataciones “que detonen el empleo, mejoren la infraestructura, impulsen el desarrollo económico del estado, o que hubieren sido convenidos con la Federación o las empresas productivas del Estado en materia energética”.

Esto, al considerar que los apartados anulados son violatorios del artículo 134 de la Constitución mexicana, que indica que “las adquisiciones, arrendamientos y enajenaciones de todo tipo de bienes, prestación de servicios de cualquier naturaleza y la contratación de obra que realicen, se adjudicarán o llevarán a cabo a través de licitaciones públicas mediante convocatoria pública”.

A través de ellas, se pueden presentar libremente proposiciones solventes a fin de asegurar al Estado las mejores condiciones disponibles en cuanto a precio, calidad, financiamiento, oportunidad y demás circunstancias pertinentes.

De acuerdo con los críticos, las reformas fueron diseñadas para llevar a cabo la refinería de Dos Bocas, proyecto insignia de AMLO (Foto: Cortesía Presidencia)
De acuerdo con los críticos, las reformas fueron diseñadas para llevar a cabo la refinería de Dos Bocas, proyecto insignia de AMLO (Foto: Cortesía Presidencia)

La Suprema Corte consideró que dichas disposiciones ampliaban de manera indeterminada los supuestos de excepción a la licitación pública para la contratación de obras, adquisiciones, arrendamientos y servicios, lo que se prestaba a una amplia discrecionalidad e impedía garantizar los principios de eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez en el gasto público, los cuales deben caracterizar a toda contratación pública, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 134 constitucional.

De esta forma, la SCJN invalidó los artículos 45, fracciones IV, en la porción normativa “la seguridad interior del Estado o la Nación”, XI y XII, así como el 46, párrafo primero, en la porción normativa que establecía, “con la excepción de los casos previstos en el artículo 45, fracciones IV, XI y XII de esta Ley”, todos de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas del Estado de Tabasco.

Asimismo, el Pleno invalidó los artículos 38, fracción IV, y 39, fracciones XI, XII y XIV, de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Prestación de Servicios del Estado de Tabasco.

Dos Bocas es uno delos proyectos que se vio beneficiado con las reformas, pero la invalidación de la SCJN no se puede aplicar de manera retroactiva (Foto: Cuartoscuro)
Dos Bocas es uno delos proyectos que se vio beneficiado con las reformas, pero la invalidación de la SCJN no se puede aplicar de manera retroactiva (Foto: Cuartoscuro)

Finalmente, el Pleno validó los artículos 44, primer párrafo, 46 –con excepción de la parte invalidada–, de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas del Estado de Tabasco, así como 2, fracción XIV, 21, segundo párrafo y 39, fracción XIII, de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Prestación de Servicios del Estado de Tabasco, por considerarlos acordes al referido artículo 134 constitucional.

La acción de inconstitucionalidad fue promovida en 2018 por la entonces Procuraduría General de la República (PGR) y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Tabasco, demandando la invalidez de diversas disposiciones de las leyes mencionadas, publicadas en el Periódico Oficial de esa entidad de 13 de octubre de 2018, mediante Decreto 001.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS

Suprema Corte aprobó la reducción del 50% al financiamiento de partidos políticos en Tabasco

SCJN ordenó a la Comisión de Víctimas que compense a familia de menor que murió en incendio de Guardería ABC

Arturo Zaldívar responde a la Secretaría de Gobernación destacando la autonomía del Poder Judicial

Todo sobre la Suprema Corte de México

MAS NOTICIAS