“Al paciente le brindo todo lo que está en mis manos, no distingo”: médicas refugiadas hacen frente a COVID-19 en México

El pasado mes de mayo, al menos 10 personas que han solicitado asilo en el país han sido contratadas para atender la contingencia sanitaria por coronavirus

Médicas refugiadas al frente en la "batalla" contra el COVID-19 en México (Foto: ACNUR)
Médicas refugiadas al frente en la "batalla" contra el COVID-19 en México (Foto: ACNUR)

La pandemia por coronavirus ha supuesto un reto para los sistemas de salud de diferentes países, pues a medida que se porpaga el virus SARS-CoV-2 la exigencia de atención hospitalaria es más severa, lo que representa un mayor esfuerzo para los primeros en el “frente de batalla”, el personal sanitario.

En México esta situación se hace evidente, pues en repetidas ocasiones el gobierno del país ha hecho un llamado a profesionales de la salud para que se integren al equipo que atiende a los pacientes con coronavius, los cuales, según el último informe de la Secretaría de Salud (SSa), suman 133,974 en total.

En respuesta a esta solicitud, durante el pasado mes de mayo, 10 personas del sector médico, refugiadas o solicitantes de asilo, fueron contratadas para unirse a las filas del personal que hace frente a la emergencia sanitaria de COVID-19.

Los refugiados que forman parte del personal de salud han sido contratados en la Ciudad de México, Aguascalientes y Chiapas (Foto: ACNUR)
Los refugiados que forman parte del personal de salud han sido contratados en la Ciudad de México, Aguascalientes y Chiapas (Foto: ACNUR)

Como parte de un trabajo que reúne dichos testimonios, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), organismo encargado de proteger a los refugiados y desplazados por persecuciones o conflictos, narra la historia de Rosemary, quien llegó con su hija de tres años el pasado diciembre.

Al pisar suelo mexicano estuvo a punto de ser retornada a Colombia, desde donde salió su vuelo, pero ella se aferró a quedarse y solicitó asilo. Después de pasar 10 días en un centro de detención migratoria se reunió con su amiga Iriam, venezolana, médica cirujana y refugiada.

Iriam, de 33 años, llegó a México en 2018 acompañada de su esposo e hija. En un principio trabajaba en un restaurante, posteriormente tuvo la oportunidad de revalidar sus estudios. Pudo acceder a su Clave Única de Registro de la Población (CURP) y tramitar su cédula profesional a través de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

El personal de salud se encuentra expuesto a múltiples riesgos de contagio de COVID-19 (Foto: Cuartoscuro)
El personal de salud se encuentra expuesto a múltiples riesgos de contagio de COVID-19 (Foto: Cuartoscuro)

Cuando logró realizar los trámites correspondientes de revalidación de estudios, Iriam trabajó en una empresa y en una farmacia. Sin embargo, ante el llamado de las autoridades para que profesionales de la salud atendieran la epidemia por COVID-19 en el país, Iriam fue contratada en el Hospital Enrique Cabrera de la Ciudad de México.

El miedo como tal no lo siento, tal vez por la costumbre de estar en urgencias en Venezuela. En cirugía general recibes a heridos por arma de fuego, se amenazan de muerte, es algo que es día a día. Estás acostumbrado a manejar las situaciones de estrés del familiar, incluso a manejar la falta de insumos”, expresó Iriam, quien fue aislada de su familia para evitar riesgos de contagio. Añadió:

Al paciente le brindo todo lo que esté en mis manos, no distingo, no siento esa separación de yo soy extranjera y tú eres mexicano, esa diferencia de nacionalidad no influye en mí
En México han muerto 15,944 personas por coronavirus (Foto: Reuters)
En México han muerto 15,944 personas por coronavirus (Foto: Reuters)

Fue Iriam quien invitó a Rosamary a solicitar trabajo en el sector salud, aun cuando todavía no contaba con su cédula profesional. Después de pensarlo, procedió a postularse y en menos de una semana, había sido asignada al Hospital General de Tláhuac.

“No sabía cómo me iban a recibir, porque no sé cómo son los hospitales de México, si son como en Venezuela. Me recibieron muy bien, la jefa de emergencias fue muy receptiva, mis colegas me agradecían que estuviera ahí. La unidad tenía dos semanas de haber abierto, ha sido bonito el apoyo, es un equipo de trabajo, nos cuidamos unos a otros”, comentó.

Pese al riesgo de contraer la enfermedad que ha cobrado 15,944 víctimas fatales en México, Rosamary sabe que su profesión es de gran valor en este momento. La profesional de la salud anteriormente había atendido la epidemia de infuenza AH1N1 en Venezuela, su país de origen, sin embargo, recordó que nunca cubrió su cuerpo con tanto equipo de protección como ahora:

Es como tener tres mil capas de ropa encima, más los lentes y la careta. Me empezó a doler la cabeza, la nariz, sentía que todo me quedaba apretado, me preguntaba, ¿será que sí voy a poder?
Según la ACNUR, 100 personas refugiadas en México son profesionales de la salud capacitados para atender la emergencia sanitaria en México (Foto: Reuters)
Según la ACNUR, 100 personas refugiadas en México son profesionales de la salud capacitados para atender la emergencia sanitaria en México (Foto: Reuters)

El ACNUR ha identificado más de 100 personas refugiadas o solicitantes de asilo en México que laboran en sector salud y que podrían contribuir a atender la emergencia sanitaria por coronavirus.

“Desde el Gobierno federal buscamos incorporar a todo el personal de la salud competente para hacer frente a esta pandemia, afortunadamente hay personas refugiadas en México con este perfil”, afirmó Alex Svarch, encargado de la Coordinación Nacional Médica del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

Otro caso es el de Roximar, refugiada venezolana y técnica de enfermería que logró obtener un empleo en una clínica dental privada que se quedó sin personal durante la pandemia.

Si bien esta profesional no atiende directamente a pacientes con el virus SARS-CoV-2, ha tenido que tomar las precauciones necesarias, ya que su trabajo implica riesgos de contagio y es parte del personal de salud esencial que atiende pacientes con otro tipo de padecimientos, en este caso, odontológicos.

La epidemia de coronavirus en México se encuentra en el punto más álgido, según lo ha informado la Secretaría de Salud (Foto: EFE)
La epidemia de coronavirus en México se encuentra en el punto más álgido, según lo ha informado la Secretaría de Salud (Foto: EFE)

Mariana Echandi, oficial nacional de Soluciones Duraderas de ACNUR México, afirmó que en el contexto adverso de la contingencia sanitaria que se vive, las aportaciones de las personas refugiadas son destacables.

“Ante una emergencia sanitaria que afecta a todas las personas, Rosemary, Iriam y Roximar vuelven a demostrar que, si se les da la oportunidad, las personas refugiadas aportan a la sociedad que las recibe, en este caso uniéndose al personal de salud, indispensable para ayudar a vencer la pandemia”, expresó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

COVID-19 en México: suman 15,944 muertos y 133,974 casos confirmados

COVID-19 permanecerá indefinidamente en el mundo y seguirá siendo un riesgo hasta el 2021, señaló experto de la UNAM

Claudia Sheinbaum rechazó que la predicción del COVID-19 se haya rebasado en CDMX

Casi todo México se mantendría en rojo para la semana del 15 al 21 de junio: reporte

MAS NOTICIAS