CNDH emitió recomendaciones en caso de la saxofonista atacada con ácido

El presunto responsable sigue prófugo de la justicia, a pesar de que ya detuvieron a los dos autores materiales de la agresión

La joven oaxaqueña fue atacada el pasado 9 de septiembre con ácido (Foto: Archivo)
La joven oaxaqueña fue atacada el pasado 9 de septiembre con ácido (Foto: Archivo)

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), presidida por Rosario Piedra, emitió una serie de recomendaciones respecto al caso de María Elena Ríos, saxofonista de Oaxaca atacada con ácido el 9 de septiembre de 2019.

El órgano autónomo atrajo el caso de la mujer de 26 años debido a los señalamientos interpuestos por la agraviada contra distintas instituciones. La artista oaxaqueña refirió que las dependencias estaban obligadas a procurarle justicia y no lo han hecho.

la comisión emitió las recomendaciones al Instituto Nacional de Rehabilitación de la Secretaría de Salud Federal, al gobierno de Oaxaca, así como a la Fiscalía General del estado. Los lineamientos exigen que se proteja la integridad de la agredida de ella y su familia. Así como garantizar su pleno acceso a la justicia, salud, física, psicológica y seguridad jurídica.

Esto debido al riesgo potencial al que está expuesta, pues el señalado como autor intelectual del ataque con ácido sigue prófugo de la justicia desde el año pasado. También presupone un riesgo mayor porque tiene acceso a distintos recursos económicos y políticos en la entidad.

Las lesiones de la saxofonista le deformaron el rostro (Reuters /Carlos Jasso)
Las lesiones de la saxofonista le deformaron el rostro (Reuters /Carlos Jasso)

La saxofonista asegura que quien la mandó a atacar es Juan Antonio Vera Carrizal, ex pareja sentimental de Ríos Ortiz, empresario local y ex diputado del PRI en Oaxaca.

Derivado del ataque con ácido, la intérprete sufrió quemaduras de tercer grado en casi todo su cuerpo, generándole deformaciones en el rostro, piernas y brazos. El proceso de rehabilitación no termina, María Elena estuvo hospitalizada alrededor de cuatro meses y el daño estético que sufrió es irreversible; los médicos no se muestran optimistas ante el daño que sufre y ella ha manifestado repetidamente la extrañeza que le genera su cuerpo.

Los avances del caso

El proceso penal mostró irregularidades en un principio y no fue hasta que la óptica mediática le prestó atención a María Elena Ríos Ortiz, cuando el aparato de justicia empezó a operar a su favor; sin embargo fue muy tarde, pues quien ella señala como autor intelectual se dio a la fuga y continúa prófugo de la justicia.

En ese momento, la familia señaló como responsable a Vera Carrizal e incluso pidieron la ayuda del presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que la joven recibió algunas amenazas de muerte por mensaje de texto.

Juan Antonio Vera Carrizal es señalado como el presunto responsable intelectual del ataque (Foto: Twitter@Chicahuaxtla)
Juan Antonio Vera Carrizal es señalado como el presunto responsable intelectual del ataque (Foto: Twitter@Chicahuaxtla)

Los pasados 23 y 25 de diciembre, los autores materiales fueron detenidos por la Fiscalía estatal, luego de catear una vivienda en una colonia perteneciente a la localidad de San Andrés Huayápam, lugar en donde también se hallaron prendas de ropa que los presuntos agresores portaban el día del ataque.

Derivado de la investigación implementada en la carpeta 31351/FMXI/HUAJUAPAM/2019, se supo que el ex priista ofreció 30 mil pesos a Rubicel "H" y Ponciano "N", autores materiales del ataque, para que bañen en ácido a la joven de Oaxaca. También obtuvieron más información sobre otros ataques en la entidad; sin embargo, hasta el momento y a pesar de llevar dos cateos en domicilios distintos en Oaxaca, no han dado con el paradero del presunto responsable intelectual.

El 15 de enero de este año, un juez federal quitó la suspensión provisional de detención que se le había concedido a Juan Antonio Vera Carrizal y ordenó hacer efectiva la orden de aprehensión en su contra.

Mientras se resuelve el caso, María Elena ha declarado que se siente insegura, pues el hecho de que Vera Carrizal continúe libre significa un riesgo para su integridad y calidad de vida.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: