Ante la contingencia del coronavirus, a inicios de marzo, el Metro comenzó a sanitizar sus vagones, a cargo de la empresa Kingmar, especialista en fumigación, control de plaga y desinfección.

El domingo durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dijo que como parte de las medidas de prevención ante el nuevo coronavirus se suspenderán algunos eventos masivos, pero el Metro seguirá funcionando.

“El Metro es un instrumento de transporte masivo estratégico para la Ciudad de México, de más de 25 millones de personas, entonces las consideraciones se tienen que ir haciendo cuidadosamente”, apuntó Hugo López-Gatell.

Detalló que debido a que todas las decisiones para la mitigación del coronavirus se toman entre el balance “más cuidado entre los beneficios de una intervención de sana distancia y de cuidar que no afecten a las personas”.

Ante ello el gobierno de la Ciudad de México va a destinar 100 millones de pesos para limpiar los trenes. El personal especializado aplica productos especiales como Amffilmal, un germicida y bactericida usado en hospitales, hoteles y restaurantes.

Foto: twitter @MetroCDMX
Foto: twitter @MetroCDMX

El químico retarda el crecimiento de ácaros y microorganismos dañinos para la salud, asimismo, neutraliza olores. Al proceso de limpieza son sometidos paneles, asientos, tubos y pisos de trenes y palancas de emergencia.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, explicó en conferencia de prensa que el dinero va a ser para enfrentar especialmente la fase 2 o 3 de la contingencia por el COVID-19. Por el momento, el país continúa en Fase 1.

“Son 100 millones adicionales que estamos destinando para prepararnos a la Fase 2 o 3, digamos, estamos considerando lo que sería de acuerdo con los epidemiólogos, el caso más grave que pudiera tener la Ciudad de México. Siempre hay que prepararse para lo más grave”, precisó.

Explicó que el sábado pasado se acordaron algunas compras adicionales para la Secretaría de Salud y recursos para sanitizar el transporte público.

Personas con cubre bocas en el metro FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM
Personas con cubre bocas en el metro FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

Además de ello, aclaró que se podría utilizar presupuesto dedicado a otros fines “tenemos mil 800 millones de pesos para repavimentación, son acciones que podemos sustituir y llevar el recurso a donde se necesita”, admitió.

Debido a que el transporte público es una fuente potencial de contagio del COVID-19, los usuarios deben aplicar más medidas para reducir el riesgo. Asimismo, Gatell recomendó seguir las medidas de la Jornada Nacional de la Sanidad, indicaciones importantes para mitigar la epidemia del coronavirus en México que contempla:

Lavado frecuente de manos, etiqueta respiratoria, saludo a distancia y recuperación efectiva

Suspensión temporal de actividades no esenciales que involucren la congregación o movilidad de personas

Reprogramación de eventos de concentración masiva que congreguen a más de 5 mil personas

Protección y cuidado de las personas adultas mayores

Gel anti bacterial REUTERS/Diego Vara
Gel anti bacterial REUTERS/Diego Vara

Por otro lado, en entrevista con El Heraldo, Malaquías López, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM recomendó lavarse o desinfectarse las manos con alcohol en gel al usar el transporte público.

“Al llegar a su destino, hay que lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Mientras sea posible seguir moviéndose a través de las ciudades en transporte público, lo importante será limpiarse las manos”, indicó.

Por otro lado, el Metro de la Ciudad de México tiene un total de 12 líneas con las que trasporta a aproximadamente 6 millones de personas por día a lo largo de 226.488 kilómetros.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS