La compañía planea cambiar la fórmula de la leche. (Foto: Especial)
La compañía planea cambiar la fórmula de la leche. (Foto: Especial)

Una de las empresas que quiere evitar la etiqueta octagonal de color negro y letras blancas al frente de su producto, y que advierta por el exceso de grasa, es la leche Liconsa.

Por ello, la compañía que distribuye a precio subsidiado en apoyo a la nutrición de más de seis millones de mexicanos buscará cambiar la fórmula de su leche.

Y es que el nuevo etiquetado fue aprobado en octubre de 2019 por el Senado de la República y una de las características que incluirá es que tendrá frases claras de advertencia sobre el producto que se consume como: “exceso de calorías”, “exceso de azúcares”, “exceso de grasas saturadas”, etc.

De acuerdo con la medida, los productos industrializados, así como las bebidas azucaradas deberán traer el etiquetado con las características necesarias y que sean fácil de entender para el público.

Liconsa se ha mantenido por al menos 15 años con el mismo producto, sin cambios. (Foto: Cuartoscuro)
Liconsa se ha mantenido por al menos 15 años con el mismo producto, sin cambios. (Foto: Cuartoscuro)

Bernardo Fernández, director de operaciones de Liconsa, informó para el diario Reforma que apegados a los nuevos lineamientos del nuevo etiquetado octagonal, la leche Liconsa excede el límite permitido en el ingrediente de grasa saturada y por ello deberá cambiar el proceso del lácteo.

Lo cual obligará a la compañía a repensar la fórmula para que no lleve ningún sello, añadió el directivo de la empresa paraestatal dependiente de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex).

"No podemos dar un producto que tenga sello (de advertencia). No vamos a ver un producto social, subsidiado, que da el Estado, con un sello", enfatizó Fernández.

Liconsa se ha mantenido al menos por 15 años con la fórmula a base de leche, extracción de grasa butírica, adición de vitaminas como la C y D, fortificación de hierro, zinc, ácido fólico y adición de grasa vegetal.

Bernardo explicó que para que no vean el sello de color negro en su producto lo ideal será bajar la proporción de grasa vegetal, pues la nueva tabla nutrimental del etiquetado permite hasta 10% del total de energía provenientes de grasas saturadas por cada 100 mililitros de producto.

El director de operaciones de Liconsa dijo que los cambios se harán en todas las plantas industriales. (Foto: Especial)
El director de operaciones de Liconsa dijo que los cambios se harán en todas las plantas industriales. (Foto: Especial)

“La bolsa es de dos litros, tiene 12% de grasa vegetal; tengo que bajarlo para que no exceda de 10 (por ciento)”, aseguró.

Debido a que en el país al menos el 70% de los adultos padecen sobrepeso u obesidad y a la falta de claridad en los productos, se tomó la decisión de dar paso al nuevo etiquetado frontal, el cual sustituirá a las actuales Guías Diarias de Alimentación (GDA) y será de la siguiente manera.

  • El nuevo etiquetado tendrá la forma de un octágono en color negro.
  • Advertirá sobre el contenido o el exceso que tiene cada producto.
  • Algunas empresas, como Coca Cola pondrán la frase: “evitar en niños”.
  • Establecerá restricciones para que las empresas utilicen personajes infantiles, dibujos o celebridades que fomenten el consumo.

Personas a favor y en contra de la iniciativa declararon que las ventajas y desventajas son:

Ventajas

  • Es simple.
  • Fácil de entender e interpretar por toda la población.
  • Permite tomar la decisión de comprar en un vistazo.

Desventajas

  • No indica cantidades específicas de azúcares, grasas saturadas, sodio ni calorías.
  • No distingue porciones de los productos aunque sean de diferente tamaño.
  • No permite comparar entre alimentos similares.
  • No incentiva la reformulación de los productos.

El directivo de la empresa paraestatal reiteró también que rotular el producto implica hacer cambios operativos en las 10 plantas industriales que tiene el país: tres en el Estado de México (Tlalnepantla, Tláhuac y Valle de Toluca), así como en Querétaro, Jalisco, Oaxaca, Veracruz, Tlaxcala, Michoacán y Colima. En ellas se producen alrededor de 1,150 millones de litros anuales de leche.

MÁS SOBRE EL TEMA