Operativos sanitarios en el aeropuerto de la CDMX. (REUTERS/Carlos Jasso)
Operativos sanitarios en el aeropuerto de la CDMX. (REUTERS/Carlos Jasso)

Después de varios días de análisis, los tres casos sospechosos de padecer coronavirus fueron descartados por las autoridades sanitarias del Tepatitlán, en el estado de Jalisco, por lo que México se encuentra aún libre de la cepa que está activa desde hace unas semanas en la ciudad de Wuhan, en China.

El secretario de Salud de Jalisco, Fernando Petersen, informó que los tres casos que se registraron desde hace unos días en la entidad, fueron descartados después de realizarles las pruebas biométricas correspondientes.

El funcionario añadió que el hombre de 42 años con antecedentes de haber viajado a la ciudad china y su familia no tienen en su organismo rastros del virus también conocido como 2019-nCov.

“Los resultados que mandamos de los pacientes de Tepatitlán de Morelos al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica, el Indre, en la Ciudad de México, resultaron negativos”, declaró Petersen en conferencia de prensa.

“No hay coronavirus en territorio nacional por el momento”, aseguró el funcionario. (Foto: especial)
“No hay coronavirus en territorio nacional por el momento”, aseguró el funcionario. (Foto: especial)

“No hay coronavirus en territorio nacional por el momento”, aseguró el funcionario, antes de reiterar que “los tres casos que mandamos son negativos”.

Agregó que los tres pacientes que recibieron atención desde el pasado 19 de enero sólo fueron diagnosticados con una infección en vías respiratorias superiores.

Hasta ahora las autoridades sanitarias habían detectado siete casos sospechosos de padecer coronavirus, los cuales ya fueron descartados completamente tras resultar negativos en las pruebas hechas por el Indre.

El primer caso se registró en Reynosa, Tamaulipas, donde un hombre de 57 años, presentó síntomas el pasado 20 de enero y que resultó negativo. Se trata del profesor del Instituto Politécnico Nacional que llegó a México el 10 de enero procedente de Wuhan, donde se originó el contagio.

El segundo caso es el de una mujer de 42 años residente de la alcaldía Miguel Hidalgo de la Ciudad de México y que llegó al país el 13 de enero, también procedente de Wuhan, China. También fue negativo.

El tercer caso es el de otra mujer de 28 años, con domicilio en la alcaldía Miguel Hidalgo de la capital del país. De acuerdo con los reportes de las autoridades de Salud del país, esta paciente llegó a México procedente de Wuhan, el 19 de enero. Su resultado fue negativo.

El cuarto caso descartado es el de un estudiante de 31 años residente en Morelia, Michoacán, que llegó al país el 13 de enero procedente de Wuhan y que también resultó negativo.

Hoy finalmente las autoridades de la Secretaría de Salud de Jalisco confirmaron que no hay presencia de este virus en Tepatitlán. Estos pacientes fueron detectados porque el hombre de 42 años presentó síntomas característicos del coronavirus, tan sólo tres días después de que regresó de un viaje a Wuhan, en China, el pasado 10 de enero.

En contacto con este hombre estuvieron dos personas más: su esposa e hija. La mujer de 37 años comenzó a tener malestares el 19 de enero, mientras que en la menor de dos años de edad se mostraron desde el día 13 de este mes.

La Secretaría de Salud detalla que de los siete casos sospechosos, el 57% pertenecen al sexo femenino, con una mediana de edad de 37 años (2-57 años). Ninguno de los casos sospechosos presenta sintomatología grave. El manejo de los casos ha sido sintomático.

Recomienda a la población practicar el lavado de manos frecuente o la desinfección con alcohol gel, especialmente antes de ingerir alimentos, después de ir al baño y al regresar de lugares concurridos o a la intemperie.

El nuevo coronavirus, que apareció en diciembre en el centro del país, contaminó a casi 1.300 personas en China, de las que han muerto al menos 41, y se extendió a varios países, entre ellos Australia, Francia, Estados Unidos y varios países de Asia.

Este padecimiento coloca a China en una “situación grave”, reconoció este sábado el presidente Xi Jinping, que instó a fortalecer la autoridad del régimen comunista. “El avance del coronavirus se acelera y enfrentamos una situación grave”, detalló.

MÁS SOBRE ESTE TEMA