La cifra se sitúa por debajo de las propias expectativas del gobierno (Foto: Reuters)
La cifra se sitúa por debajo de las propias expectativas del gobierno (Foto: Reuters)

En 2019, la producción nacional de crudo cayó un 7.0% en comparación con la de 2018, así lo reportó este marte la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). De acuerdo con los datos publicados, el año anterior la producción petrolera promedio fue de 1 millón 678.9 mil barriles por día. Esto es 131 mil barriles menos que en 2018, cuando la plataforma de producción reportada fue de 1 millón 809.8 mil barriles diarios.

La cifra significa un retroceso del 7% en la producción nacional, que incluye la reportada por Petróleos Mexicanos (Pemex) y las petroleras privadas. Los resultados dejan por debajo de las estimaciones, la meta planteada por la administración de Andrés Manuel López Obrador, que pretendía generar una producción de 1 millón 707 mil barriles por día.

La producción de crudo en el país sigue a la baja pese a que en el último mes de 2019 se reportó un aumento del 0.2% con respecto al mismo periodo de 2018, al generar 1 millón 711 mil barriles de petroleo.

Los datos demuestran que se trata de la producción más baja desde 1979, cuando se reportaron 1 millón 461 mil barriles. Analizando los datos de manera particular, se observa además que Pemex cayó un 7.9% en la producción de 2019, al generar de manera individual 142 mil barriles menos que en 2018.

Gráfico de la caída sufrida en 2019 (Foto: @CNH_MX)
Gráfico de la caída sufrida en 2019 (Foto: @CNH_MX)

Las empresas privadas, por su parte, no sufrieron una caída, por el contrario. Su producción de 2019 fue mayor a la del año anterior por 22,585 barriles.

En cuanto a las asignaciones, Pemex reportó 1 millón 608 mil barriles diarios, una caída del 1.76 por ciento. Aún así, la empresa productiva del Estado se encargó del 97% de la producción nacional, mientras que el sector privado del 3% restante, el cual es equivalente a 48,000 barriles diarios en promedio.

Por otro lado, los contratos de privados y de asociaciones público-privadas, derivadas de la Reforma Energética, aportaron 102 mil 800 barriles diarios anuales.

La caída pone al gobierno federal muy lejos de su meta original y le complica la posibilidad de obtener para el final del sexenio los 2.6 millones de barriles diarios que se propusieron originalmente, y que posteriormente fueron ajustados a 2.4 millones.

La caída pone al gobierno federal muy lejos de su meta original (Foto: Archivo)
La caída pone al gobierno federal muy lejos de su meta original (Foto: Archivo)

Erick Sánchez Salas, analista de la consultora IHS Markit, señaló en entrevista para Notimex que la administración debe cuidar que la estrategia de producción acelerada contraproducente hacia 2021, pues un agotamiento acelerado de los campos productores podría llevar a Pemex a una caída sustancial.

Aún así, recalcó que los barriles producidos no son necesariamente el mejor indicador para medir el desempeño de la petrolera, que actualmente busca maximizar el valor para beneficio del país sin considerar la rentabilidad.

La caída se suma a las derrotas que tuvo Pemex en los últimos doce meses. Y es que aunque originalmente se planteó como objetivo la perforación de 62 pozos exploratorios y el desarrollo de 292, sólo cumplió con 20 pozos exploratorios y con el desarrollo de 186, es decir un equivalente al 64% de sus planes.

Hasta noviembre de 2019 Petróleos Mexicanos arrancó su producción con sólo dos de los 20 campos que definió como prioritarios; esos 20 campos fueron anunciados en el plan nacional de hidrocarburos, en los cuales la empresa productiva del Estado basaba su pronóstico de lograr una producción de 1 millón 800 mil barriles al concluir el 2019.

MÁS SOBRE ESTE TEMA