(Foto: especial)
(Foto: especial)

Urge que los sabuesos de la Función Pública, liderados por Irma Eréndira Sandoval, indaguen a profundidad los procesos de compra llevados a cabo en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sobre todo porque es encomienda de la 4T eliminar toda práctica que huela a corrupción.

Y es que resulta que, a espaldas de Zoé Robledo, se han concretado operaciones que ponen en duda la honestidad con que marcha el organismo de salud.

El malestar se habría originado con José Luis Quintana Corona, quien dejó su puesto en la Delegación Norte de Ciudad de México bajo señalamientos de irregularidades, para trasladarse a la Delegación Estatal Puebla, donde a su llegada se adquirieron consumibles de impresión bajo sospecha de moches.

Resulta que al ocupar su nuevo puesto como Coordinador de Abastecimiento y Equipamiento, se modificaron las bases de la licitación LA-050GYR006-E564-2019 en lo que parece ser un claro movimiento para beneficiar a la empresa “Todo en Toner” con un contrato por 15 millones de pesos.

Pero el funcionario se habría encargado de asegurar la posición de la empresa amiga al informar durante el fallo que en el año que comienza no será necesario cambiar los equipos de impresión, motivo por el que “Todo en Toner” va un paso adelante, pues se encarga de proveer insumos de la marca “Brother”, precisamente con los que funcionan los equipos, es decir, le saldrá más barato proveer los consumibles sin renovar las impresoras, tal como sí a sucedido en las demás delegaciones del IMSS.

Entre los aspectos interesantes del caso resalta que Quintana Corona llegó a la entidad atraído por el anterior jefe de Servicios Administrativos, Óscar Armando Selvas Corrola, quien en últimas fechas habría dejado su posición tras una serie de acusaciones por corrupción. ¡Vaya funcionarios! ¿No?

Así, el manotazo sobre la mesa debería llegar desde el gobierno federal, pues todo parece indicar que el titular de la Delegación Estatal poblana, José de Jesús González Izquierdo, no tiene idea de lo que sucede bajo su mando.

No en balde la tarde de este miércoles (15 de enero) en sesión extraordinaria del H. Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social, rindieron protesta los 35 nuevos Titulares de los Órganos de Operación Administrativa Desconcentrada, antes conocidos como Delegados, quienes entrarán en funciones a partir del 15 de febrero, y tienen la misión de combatir al trípode de la corrupción que caracterizó los servicios de salud en sexenios pasados.

Ante esto, vaya paquete que enfrentará la que será la nueva delegada del IMSS en Puebla, María Aurora Treviño García, quien tendrá que utilizar toda su experiencia médica adquirida en Monterrey, Nuevo León, en la parte de gestión médica y administrativa, además de lidiar con funcionarios como José Luis Quintana.

Alimentos, con buen panorama

El sector de alimentos del país es uno de los 10 más importantes a nivel mundial, pues genera alrededor de 800 mil empleos directos y apoya a los a los pequeños productores nacionales. En los últimos años, la industria ha crecido, principalmente por los programas federales y estatales para abastecer de comida a hospitales, cárceles, guarderías y trabajadores de distintas dependencias de gobierno.

Otro de los rubros que han impulsado su desarrollo, es a través de los comedores industriales que contratan las empresas para sus trabajadores; el sector ha evolucionado, pues las firmas ya cuentan con distintas certificaciones y cumplen con Normas para el manejo y procesamiento de alimentos. Aquí, El Sardinero, de Jorge Carlos Fernández Francés, es un jugador clave.

Se trata de una empresa especializada en surtir programas alimenticios públicos y privados a nivel nacional y que fue la primera cadena de autoservicio en el país. Cumple con las normas ISO 9001, 14001, 22000 FSSC 22000 e ISO 28000. El sector de alimentos representa un mercado valuado en 120 millones de dólares anuales, donde México es el tercer productor más importante en la industria de alimentos procesados en América y el segundo proveedor de Estados Unidos. El panorama económico que se espera en este 2020, así como el dinamismo que tomarán las obras de infraestructura que impulsa el gobierno federal este año de mano de la iniciativa privada, fortalecerán a la industria.

Director de Fonacot bajo escudriño

Pronto llegará el momento de que Alberto Ortiz Bolaños rinda cuentas ante el Consejo Directivo del Instituto Fonacot, pues la primera reunión de sus integrantes está programada para el próximo 31 de enero y al término de 2019 quedaron en el tintero temas delicados. Ejemplo de ello es el funcionamiento del Fondo de Protección de Pagos, el cual se quedaría sin recursos suficientes debido a su esquema de operación, ya que las aportaciones de cada acreditado no alcanzarían para cubrirlos en caso de desempleo, invalidez o fallecimiento, al tomar en cuenta de que se trata de pagos únicos que deben ser depositados en cuentas individuales, no en una bolsa común.

En caso de que existan actividades de mutualidad, se quebrantaría la Ley de Seguros y Fianzas, como se especula que está sucediendo. Mientras tanto se espera que Hacienda, de Arturo Herrera, haga lo propio e investigue el caso; misma ruta que habría de tomar la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, de Ricardo Ernesto Ochoa.

21 años acreditando, de esto y de aquello

La Entidad Mexicana de Acreditación (EMA), que preside Jesús Cabrera y dirige María Isabel López, está de fiesta por la celebración de su vigésimo primer aniversario como organismo que apoya a evaluar el cumplimiento de las normas que inciden en la salud, seguridad y patrimonio de la sociedad mexicana.

Hoy en día este organismo ha otorgado más de 6,300 acreditaciones en diversos sectores como el ambiental, agroalimentario, construcción, salud, energía, transportes, entre otros. Lo que permite ser parte de la vigilancia de 300 normas en el país. Sin embargo, 21 años no son suficientes para los cambios que la sociedad exige, por lo que este 2020 redoblarán esfuerzos e incursionarán en al menos 10 nuevas áreas y programas, por ejemplo en Biobancos bajo los estándares de calidad exigidos en la norma ISO 20387; sumado a avanzar en un polémico tema como lo es la regulación y legalización de la Cannabis; así como en el programa para la verificación de gases efecto invernadero en la industria aérea. Vaya que vienen buenas cosas para la EMA.

*Analista y consultora de negocios


Lo aquí publicado es responsabilidad del autor y no representa la postura editorial de este medio.