La ficha de desaparecido del locutor (Foto: Especial)
La ficha de desaparecido del locutor (Foto: Especial)

Fidel Ávila Gómez, locutor y gerente de la estación de radio la "Ke Buena”, en la región de Huetamo, Michoacán, fue hallado sin vida. Así lo confirmó este miércoles la Fiscalía General del Estado.

De acuerdo con las primeras investigaciones, el cuerpo de Fidel Ávila fue localizado en estado de putrefacción, en el interior de un automóvil de su propiedad, a un costado de la carretera San Lucas-Huetamo.

El conductor de radio fue asesinado a tiros, confirmó la fiscalía; supuestamente, su cuerpo fue encontrado por elementos del Ejército Méxicano, quienes realizaban tareas de vigilancia en la región de la Tierra Caliente.

Las autoridades confirmaron su hallazgo (Foto: Especial)
Las autoridades confirmaron su hallazgo (Foto: Especial)

El comunicador michoacano había sido reportado por sus familiares como desaparecido ante las autoridades desde el 2 de diciembre, aunque el 29 de noviembre fue la última vez que lo vieron. Ese día, el locutor salió de su domicilio con destino al municipio de Altamirano, Guerrero, para participar en un evento de la Expo Feria Cultural. A partir de ese día sus familiares perdieron contacto con él.

Mientras las autoridades avanzan en diferentes líneas de investigación para esclarecer el crimen, se presume que el gerente de la "Ke Buena” habría sido atacado por sujetos armados que iban a bordo de una camioneta Chevrolet Silverado.

A través de sus redes sociales, la radio difusora confirmó el fallecimiento de Ávila con un simple mensaje en el que se lee la leyenda “descanse en paz”. Por su parte, la Asociación Michoacana de Periodistas A.C. (Amipac) condenó su asesinato.

(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

"Hoy levantamos nuevamente la voz para exigir y demandar al gobierno federal, a través de la Fiscalía General de la República, al gobierno del estado y la Fiscalía General del Estado de Michoacán, que en el caso de la muerte del compañero Fidel Ávila se llegue hasta las últimas consecuencias y que no se especule antes de conocer los resultados de la investigación”, señala el texto.

La Amipac lamentó la muerte del locutor y exigió un alto a la muerte de los comunicadores en el país. “Que los hogares de periodistas no se sigan vistiendo de luto”, señaló. Además, recordó que en los últimos años, Michoacán ha aumentado el número de agresiones físicas y verbales en contra de los periodistas, sin que hasta el momento se hayan resuelto los casos favorablemente para los afectados.

“¿Qué es lo que esperan las autoridades para poner un freno a tanta violencia?”, cuestionó la Asociación. Ante la interrogante, aseguraron que los comunicadores michoacanos seguirán alzando la voz “ante las injusticias que cada vez cobran más vidas de periodistas”.

Periodistas asesinados en México

Un grupo de personas protestan por el asesinato de periodistas (Foto: Cuartoscuro)
Un grupo de personas protestan por el asesinato de periodistas (Foto: Cuartoscuro)

Hoy, México es uno de los peores países del mundo para ser periodista. Al menos 11 comunicadores fueron asesinados durante el primer año del sexenio de Andrés Manuel López Obradaor. Según Artículo 19, un grupo que rastrea los crímenes contra periodistas en todo el mundo, agosto fue el peor mes registrado para México. Al menos tres periodistas murieron durante esa fecha.

Las razones de tales asesinatos son a menudo variadas: sicarios de cárteles molestos por la cobertura agresiva, funcionarios públicos corruptos que apuntan a los críticos para silenciarlos, violencia al azar e incluso periodistas que cruzan los mundos criminales que cubren.

Pero según datos oficiales, los servidores públicos como alcaldes y policías han amenazado a los periodistas con más frecuencia que las células criminales, los delincuentes menores o cualquier otra persona, poniendo en peligro las investigaciones.

En los últimos seis años se registraron 800 casos graves de acoso, agresión u homicidio cometidos contra periodistas; sin embargo, en sólo dos de ellos se ha enjuiciado a los sospechosos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA