La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), junto con elementos de la Coordinación General de Investigación y Análisis (CGIA), capturaron al presunto asesino de Leticia, quien la habría secuestrado, agredido y atropellado con una grúa en Tultitlán, mientras ella aún presentaba señales de vida.

El fiscal mexiquense, Alejandro Gómez, informó sobre la cumplimentación de la orden de aprehensión de Javier Salvador Morales Bañuelos. Por el presunto feminicida, la institución ofreció hasta 300,000 pesos de recompensa a quien ayudara a encontrarlo.

En un video que fue masivamente difundido en redes sociales en julio, se observa el momento en que el chofer (quien se considera que es Javier Salvador) bajó a la joven de 28 años en plena Avenida del Canal. Una vez que la deja en el suelo, la arrolla con la grúa, la mujer todavía se movía.

Según el rotativo, los testigos de la zona describieron a la víctima como una joven "veinteañera que vestía ropa formal como si fuera a trabajar".

La grúa fue encontrada por elementos policíacos y se le realizaron los peritajes necesarios para obtener más información sobre el conductor, que todavía no ha sido ni identificado ni detenido. El automóvil pertenece a la empresa “Grúas Chavarría”.

Días después, se ubicó la grúa que había sido abandonada, debido a los rotulados de la compañía, los investigadores siguieron con las pesquisas y ubicaron a la empresa, quien facilitó los nombres de los choferes que habían trabajado entre el 5 y 6 de julio, la madrugada del asesinato.

El único que ya no fue a trabajar fue Javier Salvador Morales Bañuelos. Tras cuatro meses, las autoridades lo ubicaron y detuvieron en el fraccionamiento La Trinidad para posteriormente trasladarlo al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Cuautitlán, donde un juez determinará su situación legal.

Leticia tenía 28 años y dos hijos

Cuando no llegó a dormir su familia de inmediato la buscó en hospitales y posteriormente en los forenses, la encontraron en uno. El padre de Leticia reveló que su hija tenía la cara muy desfigurada y sólo la pudieron reconocer por su cabello y cicatrices de su infancia.

En entrevista con El Universal, los padres de Leticia exigieron justicia y explicaron que la joven de 28 años tenía dos hijos, de seis y ocho años, ella era la responsable de mantenerlos económicamente ya que no vivía con el padre de los pequeños.

Leticia trabajaba como mesera ese 5 de julio cuando terminó su turno en Rodeo Santa Fe, se dirigía a su casa en Tultitlán, ya estaba muy cerca cuando nadie supo qué pasó. El video de su muerte, difundido en redes sociales, mostró que el sujeto que la asesinó transitaba sobre Avenida del Canal, en una zona conocida como “El Tinaco”, en el municipio del Estado de México.

El padre de la joven aseguró que le “arrancaron el corazón” cuando tuvo que acudir a la Semefo a la reconocer a Leticia y descubrió que era la misma joven del video de la grúa en Tultitlán. Su hija tenía la cara tan desfigurada por los golpes, previos a su muerte, que sólo pudieron reconocerla por su cabello, cicatrices que tenía desde pequeña y las cesáreas que le dejaron sus dos embarazos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: