Video: Infobae.

El Gobierno de México le abrió las puertas del país a Evo Morales. La instrucción de otorgarle asilo político al ex presidente boliviano fue dada directamente por Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, esa decisión ha provocado una ola de comentarios tanto a favor como en contra.

Infobae México salió a las calles de la capital del país a realizar un sondeo para conocer algunas de las reacciones de los ciudadanos y estos son algunos de los comentarios.

Para Carlos Peña, la decisión de otorgar el asilo a Morales significó “un buen apoyo, porque corría riesgo la vida de una persona, se hizo por cuestiones humanitarias (...). Es una vida, por lo que cuando alguien se siente amenazado, necesita apoyo de alguien y qué bueno que lo encontró en México”.

Por su parte, Gloria Moreno Nava no estuvo de acuerdo con la decisión de López Obrador: “No es por discriminar, pero ya es tomar una posición un poco drástica en cuanto a ideales políticos. (...) Los países pueden dar asilo político, pero no creo que sea correcto dárselo a alguien que cometió fraude electoral o que quiere convertirse en un dictador".

La postura de Gretel Verona es mesurada, pues para ella se trata de un tema político complicado, “porque desviamos la atención de los problemas reales de México a la estadía de un líder de otro país. Creo que debemos enfocarnos en lo que pasa en México y dejar prestar tanta atención a eso”.

El gobierno de la Ciudad de México nombró a Evo Morales como un huésped distinguido de la metrópili. Foto: Carlos Jasso/Reuters)
El gobierno de la Ciudad de México nombró a Evo Morales como un huésped distinguido de la metrópili. Foto: Carlos Jasso/Reuters)

También es consciente de que el presidente fue quien giró la instrucción para que se le ofreciera el asilo a Morales, no obstante, su posicionamiento frente al asunto es tajante: “No estoy de acuerdo (con la determinación de López Obrador), está haciendo cosas un poco incorrectas, pero él es quien se debería dar cuenta de ello”.

“La estrategia estuvo mal planeada por parte del gobierno”, declaró Édgar Quiroz. Si bien piensa que desde el punto de vista humanitario, López hizo lo correcto, también lo criticó por la elección que tomó: “Se le olvida que está representando a un país y no debe generalizar su opinión (...) A cualquier persona cuya vida se encuentre en peligro le debemos abrir los brazos, pero representa a un país y debe pensar más con la cabeza y no con el corazón”.

Para Carlos Quiroga, haberle dado asilo a Evo Morales “está perfecto", pues se trató de un fallo con el cual se le salvó la vida. Acerca de esto, Quiroga explicó que, “a una gente que consideran dictador, lo matan”.

Genaro Rivas piensa que si bien “México es paladín en derechos humanos y busca proteger la vida, en esta ocasión considero como no adecuado el asilo político a Morales, ya que se trata de una persona non grata para la mayor parte de las personas en el país”. Respecto a la instrucción de López Obrador, la misma persona dijo que el presidente “no es el dueño del país, es un servidor público que debe respetar al pueblo, a las decisiones, a todos nosotros”.

El canciller mexicano, Mareclo Ebrard, fue quien recibió al ex presidente de Bolivia, Evo Morales. (Foto: Edgard Garrido/Reuters)
El canciller mexicano, Mareclo Ebrard, fue quien recibió al ex presidente de Bolivia, Evo Morales. (Foto: Edgard Garrido/Reuters)

Sobre este asunto, la postura del mandatario mexicano es contundente: continuará con la política de otorgar asilo a quien lo necesite, pues en este sentido, México posee un historial “consecuente y digno”, destacó durante una de sus conferencias de prensa matutinas.

Al respecto de las críticas y señalamientos que ha recibido a causa de quién pagará los gastos generados por el asilo que le fue otorgado al ex presidente de Bolivia, dijo que éstas son “mezquinas”.

“Nosotros vamos a continuar con esa política, lo demás es menor. Es mezquino eso de quién paga los gastos, de quién le da casa, alimentos y cosas por el estilo demuestran una actitud muy elemental, muy propia del conservadurismo”.

A su llegada a territorio mexicano el pasado martes, Morales fue recibido por el canciller Marcelo Ebrard, quien pronuncio algunas palabras: “El asilo que se le ha ofrecido a Evo Morales ha sido efectivo, y ya está en tierras mexicanas donde gozará de libertad, seguridad, integridad, protección a su vida”.

Durante su intervención Morales declaró que había renunciado para que no hubiese más “hechos de sangre en su país” y también expresó su agradecimiento, pues el "el presidente de México, al pueblo boliviano le salvó la vida”, sentenció.

MÁS SOBRE ESTE TEMA