El sismo del 19 de septiembre generó daños por más de 61 millones de pesos (Foto: Cuartoscuro)
El sismo del 19 de septiembre generó daños por más de 61 millones de pesos (Foto: Cuartoscuro)

Los sismos no se pueden predecir ni evitar, lo que sí se puede eludir es el desastre cuando tiembla. A poco más de dos años de los sismos de septiembre de 2017, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) elaboró una “Guía para la Reducción de Riesgo Sísmico” que presentaron este miércoles.

La guía está pensada para prevenir riesgos futuros en una mancuerna entre gobierno y sociedad. Así mismo, se hizo como un paso previo al programa “Prevensismo” del Gobierno mexicano. En ese sentido, complementará los planes federales y locales que dan respuesta y atención en los momentos de emergencias sísmicas en el territorio nacional.

Fue elaborada tomando en cuenta aspectos científico-tecnológicos, del desarrollo urbano, socio-económicos, el desempeño institucional y cultural. Está disponible para su consulta en la página del Cenapred.

Allan Lavel, catedrático de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), aclaró durante la presentación que "los desastres no son naturales, por el contrario, son indicadores de un desarrollo mal llevado y de la pobreza. Las condiciones inadecuadas de las viviendas las hacen más vulnerables a un evento físico.

La Cenapred presentó este miércoles una guía para reducir los riesgos ocurridos después de los sismo (Foto: Cenapred)
La Cenapred presentó este miércoles una guía para reducir los riesgos ocurridos después de los sismo (Foto: Cenapred)

Los desastres impactan de manera negativa en la economía, el producto interno bruto y la pérdida de trabajo. Una forma de evitar los desastres es invertir en la gestión de desarrollo social seguro, como lo llama Lavel. Para ello hay que crear secretarias de seguridad y sostenibilidad para disminuir el riesgo.

De acuerdo con el diagnóstico incluido en la guía, en el temblor del 19 de septiembre de 2017 murieron 369 personar, 281,560 más resultaron damnificadas, hay 182,797 viviendas afectadas, 4,321 escuelas dañadas, así como 214 hospitales y unidades de salud en los estados de Ciudad de México, Morelos, Puebla, Guerrero, Estado México y Tlaxcala. El desastre se contabilizó en 61,880.40 pesos.

Aunque la sociedad es consciente de que podría ocurrir un sismo en cualquier momento, no está informada de manera adecuada, preparada para actuar ni ha desarrollado las capacidades para prevenir los desastres.

La mayor parte de los afectados son personas que viven en condiciones de marginación, pobreza y discapacidad o eran vulnerables por su edad u origen étnico.

La guía está disponible en la página del Cenapred (Foto: Cenapred)
La guía está disponible en la página del Cenapred (Foto: Cenapred)

Uno de las problemáticas que identifican es la constante rotación del personal de Protección Civil porque eso interrumpe la implementación de programas con metas a largo plazo.También señala que la participación de los medios de comunicación en la promoción de una cultura preventiva y de preparación ante sismos es corta.

Plantea las principales áreas que debe atender la política pública de protección civil para reducir el riesgo. Los 10 objetivos son conocimiento del peligro y riesgo; vulnerabilidad; monitoreo y alertas; desarrollo urbano; marco regulatorio; eficacia del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC); corresponsabilidad, coordinación y comunicación; aseguramiento; capacitación y certificación; y cultura sísmica.

Si esta guía se aplica, la Cenapred prevé que México reduzca el número de víctimas y daños por efectos de los sismos gracias a las medidas preventivas y de la suma de fuerzas entre el gobierno y la sociedad.

Además, todos los niveles de gobierno contarán con planes y capacidades suficientes para prevenir, responder, recuperarse y reconstruir mejor. Por su parte, la población estará preparada para actuar en caso de sismo porque incorporará a su vida cotidiana una cultura de prevención y acciones para reducir los riesgos.

Con la finalidad de cumplir los objetivos, adjuntaron un inventario de requerimentos y actores institucionales sociales.

MAS SOBRE ESTE TEMA