Dos narcolaboratorios fueron desmantelados en la zona boscosa de Sinaloa (Foto: Twitter/SEDENAmx)
Dos narcolaboratorios fueron desmantelados en la zona boscosa de Sinaloa (Foto: Twitter/SEDENAmx)

En menos de 48 horas, el Ejército mexicano desmanteló dos laboratorios para la producción de drogas sintéticas, en una zona boscosa del municipio de Cosalá, Sinaloa. Se trata de un territorio a 166 kilómetros de Culiacán, donde hace una semana se desencadenó un choque entre militares y sicarios del Cártel de Sinaloa, tras la detención de Ovidio Guzmán, hijo del Chapo Guzmán.

El primer narcolaboratorio fue encontrado el pasado domingo 20 de octubre, cuando personal militar efectuaba reconocimientos terrestres a inmediaciones del poblado Santa Cruz de Ayala. Entre la maleza se encontraban 12 reactores para síntesis orgánica, 26 costales y contenedores de plástico con sustancias químicas desconocidas y 160 litros de químicos desconocidos.

Otro fue localizado en el poblado de Bataca. En él se escondían cinco reactores para síntesis orgánica (con tubo condensador), 7,480 litros de sustancias químicas desconocida y cerca de 50 kilogramos de sosa caustica.

En los últimos días, la Secretaría de Marina informó que en apoyo a las operaciones de erradicación de enervantes de la Sedena, del 10 al 20 de octubre, personal de Infantería con sede en Acapulco, Guerrero, descubrió y erradicó 14 plantíos de amapola y cinco de marihuana.

Los sembradíos se localizaban en zonas aledañas al área de Filo de Caballos, municipio de Leonardo Bravo, donde tres elementos de las Fuerzas Armadas fueron asesinadas por un grupo armado, mientras efectuaban un rondín de vigilancia contra plantíos de enervantes

(Foto: Sedena)
(Foto: Sedena)

Sinaloa se ha convertido en una fábrica clandestina de metanfetaminas del país. En esa entidad, de 2005 a 2016 se localizaron 261 laboratorios clandestinos, ésto representa el 20 por ciento de los 1,314 hallados en todo el país.

De acuerdo a reportes, el Cártel de Sinaloa conserva sus laboratorios en dicho estado , ya que es ahí donde mantiene el control frente a las autoridades.

Normalmente, están ubicados en zonas alejadas entre el monte cubiertos con camuflaje, y a veces, debajo de la tierra.

En Sinaloa fue en el primer lugar donde la Sedena halló un narcolaboratorio con cuarto frío, construido sobre un cerro para mantener las sustancias químicas a la temperatura adecuada y obtener el crystal de mejor calidad.

El sistema de refrigeración lo echaban a andar con una planta de energía construida con un motor de tráiler.

El aseguramiento de un narcolaboratorio en Culiacán, Sinaloa, el pasado mes de junio (Foto: JUAN CARLOS CRUZ /CUARTOSCURO)
El aseguramiento de un narcolaboratorio en Culiacán, Sinaloa, el pasado mes de junio (Foto: JUAN CARLOS CRUZ /CUARTOSCURO)

Con el desmantelamiento de narcolaboratorios se pretende debilitar la infraestructura de producción y distribución de drogas, por parte de los grupos delictivos que operan en las zonas.

Actualmente, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) enfrenta la aparición de nuevas sustancias psicoactivas, en los mercados ilegales de México así como en 13 naciones de América Latina.

En la última década han surgido, al menos en México, cerca de 30 drogas, según datos del Sistema de Alerta Temprana de la ONU.

Entre ellas se encuentran los alucinógenos, sustancias de origen vegetal, cannabinoides sintéticos y estimulantes, que incluyen varias catinonas sintéticas y piperazinas.

Estas sustancias implican riesgos importantes en la salud, que van desde intoxicaciones hasta la muerte.

Especialistas en salud han advertido que el consumo excesivo de estas drogas esta asociado con conductas homicidas y suicidas. Entre los consumidores también se han reportado ataques de pánico, pérdida de control del cuerpo, incapacidad para pensar, vértigo, pensamientos suicidas y depresión.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: