(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

Autoridades del estado de México investigan los homicidios de tres menores de edad y el presunto suicidio de una mujer ocurrido el sábado pasado. De acuerdo con los primeros reportes, los niños habrían sido envenenados por su madre quien después, se presume, se quitó la vida.

Los hechos ocurrieron en la noche de ayer, en el municipio de Naucalpan, en el Estado de México, en la colonia San Francisco Chimalpa, en una vivienda ubicada en las calles Bhandi y Andador Ardillas.

Según lo narrado por el padre de los menores y pareja de la joven madre, luego de una discusión la mujer lo hirió con un arma blanca por lo que salió a pedir ayuda, y cuando regresó, encontró los cuerpos.

La madre de 31 años habría usado raticida para envenenar a sus tres hijos de 2, 9 y 10 años de edad. De acuerdo a los primeros reportes, la mujer disolvió en agua el veneno y luego se los dio de beber a los menores, para después colgarse en la entrada de la vivienda.

(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

Elementos de la policía municipal y paramédicos arribaron al inmueble y al confirmar la muerte de dicha mujer y de los menores, acordonaron toda la zona y pidieron la intervención del Ministerio Público para que diera fe de los hechos

Durante las primeras inspecciones oculares que practicó dentro de la casa, el Ministerio Público informó que los tres menores quedaron dentro de unos de los cuartos, acostados en dos camas y que al parecer su madre, antes de llevarlos a dormir, les dio a tomar raticida, pues se encontraron algunos vasos con residuos de dicho veneno.

Serán los peritos y el médico legista quienes determinen con exactitud cuáles fueron las causas de su muerte y si existe la posibilidad de un asesinato, una vez que concluyan con sus peritajes y la necropsia de ley, lo anterior para deslindar responsabilidades.

Autoridades policíacas informaron que el esposo y padre de los occisos fue detenido y trasladado a las instalaciones del centro de justicia local, a fin de que declare en torno a los hechos y se descarte si pudo tener alguna responsabilidad en el múltiple homicidio.

De acuerdo a versiones de los vecinos, la familia enfrentaba serios problemas económicos, además de que la madre de los menores parecía tener una fuerte depresión. Información preliminar refiere que en el sitio fue localizada una carta póstuma, donde la mujer expuso las razones de sus actos.

A principios de septiembre, una mujer de 20 años de edad fue detenida por las autoridades, acusada de haber asesinado a su bebé con un arma punzocortante. La agresora ha sido identificada como Melany Paulina "N", de 20 años de edad, quien sigue bajo custodia de la policía en Nuevo León.

Los primeros informes señalan que la joven dio a luz en su domicilio, ubicado en la calle Caoba en la colonia Zimiz, en el municipio de Santa Catarina, el pasado 28 de agosto. Supuestamente, fue después de alumbrar al bebé que la madre comenzó a apuñalarlo en tórax y cuello hasta provocarle la muerte.

Tras realizar las investigaciones correspondientes, agentes estatales acudieron al domicilio de la mujer, donde hallaron el cuerpo del recién nacido. Tras una revisión médica, se confirmó que era un varón de aproximadamente 36 semanas. Tras confirmar la causa de fallecimiento, los agentes solicitaron que la mujer fuera vinculada a proceso por homicidio.

También, en mayo de este año, Lázaro Alfonso, de 42 años, identificado como el conserje del jardín de niños “Rosalía Castro”, en Cosoloacaque, Veracruz, se suicidó, luego de que asesinara a su hijo con un arma punzocortante.

Minutos antes de la escena, Lázaro llamó a su esposa, Mildred Martínez, a quien la amenazó: "¿Dónde crees que estoy? Si quieres ver a tú hijo ven por él", le dijo el hombre por teléfono.

Martínez aseguró que su esposo tenía problemas mentales y que él cuidaba del niño mientras ella realizaba la limpieza de hoteles y cuidaba a niños en un kínder.

La acusada habría apuñalado en múltiples ocasiones a su bebé (Foto: Especial)
La acusada habría apuñalado en múltiples ocasiones a su bebé (Foto: Especial)

Los hechos sucedieron previos a la celebración del Día del Niño, por lo que fue cancelada.

Elementos de la Policía Municipal llegaron al plantel para realizar las investigaciones correspondientes. Por el momento se sabe que el menor y el padre se velaron en distintos lugares.

De acuerdo con medios locales, el padre de familia acudió por el menor de sus hijos al kínder, lo llevó a un lugar apartado de los docentes y le cortó las venas con una navaja de afeitar, pero al ver que que no moría lo molió a golpes y lo asesinó.

Al enterarse la madre, corrió unos 100 metros de su casa a la institución, sin embargo ya era tarde. El hombre fue encontrado dentro de un salón de clases donde tenía preparada una cuerda para colgarse.

La delegada regional, Paola Cabrera Antonio, dio a conocer que la Fiscalía General de la entidad ya se encuentra realizando las investigaciones correspondientes. Explicó que las clases han sido suspendidas para no entorpecer el trabajo, por lo que éstas se reanudarán el próximo 2 de mayo.

La funcionaria describió que el hombre prestaba sus servicios de limpieza temporalmente a instituciones educativas. “Esto se suscitó ya muy tarde entre cinco y seis de la tarde, las clases ya habían terminado, estaban solos en la escuela”, aseveró.

Estos casos no son poco frecuentes en México: según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), entre 2012 y 2017 fueron asesinados casi 2 mil 600 menores de 15 años, 42 por ciento de ellos a manos de algún familiar, en sus hogares o por maltrato.

Los datos oficiales del gobierno registran en promedio 3 menores asesinados diariamente en el país. Además, de acuerdo con datos proporcionados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), 6 de cada 10 niños sufren castigos físicos o humillantes en sus hogares, generando un entorno hostil que perpetua las relaciones violentas en el hogar, la escuela y la comunidad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: