Una llamada al 911 alertó sobre la posible fuga de dos reos del Cereso de Cancún, sin embargo, la Secretaría lo negó más tarde (Foto: Noti Caribe)
Una llamada al 911 alertó sobre la posible fuga de dos reos del Cereso de Cancún, sin embargo, la Secretaría lo negó más tarde (Foto: Noti Caribe)

El reporte de un intento de fuga en el Centro de Reinsercción Social (Cereso) de Cancún, Quintana Roo, no dejó dormir a las autoridades, quienes de inmediato iniciaron un intenso operativo de seguridad en las inmediaciones de la prisión.

Los reportes indican que desde las 21:30 horas del lunes, custodios se percataron de que dos de los internos no estaban presentes, por lo que de inmediato dieron aviso a los superiores, quienes implementaron un operativo de vigilancia que abarcó la calle principal, y las avenidas 135 Nichupté, López Portillo y Andrés Quinta Roo, todas a una cuadra de distancia.

De manera extraoficial se habló sobre la fuga de dos presos, quienes habrían sido atrapados o regresaron por decisión propia, por lo que los elementos de seguridad regresaron a sus puestos.

Luego de darse a conocer esta versión, la Secretaría de Seguridad Pública anunció que ninguna de la información que circula en redes sociales es real: “La SSP de Quintana Roo informa: sobre la información que circula en distintos portales de redes sociales sobre la evasión de un PPL en el Cereso de Cancún es falda. Dejamos a su disposición el número de emergencias 911”, destacó en su cuenta de Twitter.

En el Centro de Control, Comando y Cómputo (C4) se pudo verificar que si se registró una llamada en torno al penal; no obstante, no se dieron más detalles pero en el centro se menciona que un reo fue sorprendido caminando por el techo.

En diversas ocasiones otros reos han escapado de la cárcel de Cancún, incluso, en un intento, un interno saltó a la barda para ingresar a las instalaciones del 64 Batallón de Infantería, donde también se enuentra la Guarnición Militar que se ubica exactamente a un lado del Cereso.

La Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo descartó la fuga del penal (Foto: Twitter/SSP_QROO)
La Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo descartó la fuga del penal (Foto: Twitter/SSP_QROO)

Una investigación reveló que un porcentaje de secuestros, levantones y extorsiones han ido al alza en la ciudad de Cancún, y podrían estar orquestados desde el mismo Centro de Readaptación Social de Benito Juárez por sujetos ligados a diversos grupos del crimen organizado que actualmente se encuentra recluidos en prisión.

Los supuestos sicarios operan en complicidad con los elementos de la Secretaria de Seguridad Pública y de la Policía Ministerial.

Actualmente, el narcotráfico en la joya mexicana está liderado por grupos criminales locales, entre ellos, el Cártel de Cancún. En 2017 gobierno estatal reconoció la presencia de dicha célula local en la joya mexicana conocido como Los Bonfiles o Cártel de Cancún, destacando que las organizaciones criminales están ligadas a grupos políticos de Quintana Roo.

A través de un informe, la administración detalló que debido a que los grupos criminales de alcance nacional tienen presencia limitada en el estado, se han creado células locales con ramificaciones en la política.

El Cártel de Cancún inició bajo el mando de Oscar Alejandro Rivero Matos, alias “El Pipo”, quien fue detenido el pasado mes de mayo en Yucatán. Según medios locales, “El Pipo” se habría cambiado al CJNG.

Oscar Alejandro Rivero, alias
Oscar Alejandro Rivero, alias "El Pipo", fue señalado como líder del Cártel de Cancún (Foto: Especial)

La existencia de dicha célula criminal fue mencionada tras el ataque armado a la sede de la Fiscalía General del Estado en 2017. Luego, el tema fue vinculado de manera más directa a situaciones políticas, por las investigaciones contra la administración del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge.

Trascendió que el Cártel de Cancún era apoyado y protegido durante el sexenio de Roberto Borge Angulo (2011-2016).

De acuerdo al titular de la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad, Alberto Capella, el recientemente asesinado comandate, José Antonio Archi Yama, fue asesinado por dicha organización delictiva. Además, detalló que antes de pertenecer al cuerpo policíaco de Quintana Roo, Archi Yama era chófer y prestanombres del exmandatario.

Según información, el occiso tenía seis propiedades a su nombre, que en realidad eran de Borge Angulo, actualmente acusado del delito de aprovechamiento ilícito del poder ilícito de poder. En mayo de este año, al ex gobernador le fueron dictados dos año de prisión preventiva.

Sobre la presencia de cárteles nacionales en la entidad, el gobierno ha informado que el Cártel de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación, del Golfo y Los Zetas están asentados en la entidad.