Familiares de las víctimas de la supuesta ejecución extrajudicial por Policías de Tamaulipas. (Foto: Twitter/nestora_salgado)
Familiares de las víctimas de la supuesta ejecución extrajudicial por Policías de Tamaulipas. (Foto: Twitter/nestora_salgado)

Raymundo Ramos, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, Tamaulipas, y quien le dio resonancia a la supuesta ejecución extrajudicial de 8 personas por autoridades de la Policía del estado, estuvo acompañado de los familiares de las presuntas víctimas en el Senado de la República.

Una de esas personas fue Carlos Aurelio Ramírez Moreno, tío de la joven ultimada Jenifer Romero, quien aseguró que su sobrina no tenía relación con el crimen organizado. Dijo que la joven vivía en el Estado de México, pero días antes de la supuesta ejecución, fue de visita a Nuevo Laredo.

"Vengo a dar la cara por mi sobrina, Jennifer Jassel Romero López, quiero decir que mi sobrina es inocente de la criminalización que el gobierno de Tamaulipas le ha imputado. La presentó como una sicaria, lo cual mi sobrina nunca ha pertenecido, nunca ha tenido ningún vinculo con ningún grupo criminal", señaló.

Según detalló Carlos Ramírez, quien dijo ser sacerdote, días antes de la masacre, Jennifer le confesó que estaba embarazada, por lo que se fue con su novio el lunes 2 de septiembre y el 5 de septiembre "fue asesinada por mentes perversas".

A principios de mes, la Policía de Tamaulipas reportó la ejecución de 8 personas, quienes según los uniformados, iniciaron un enfrentamiento. La versión oficial obedece a que los criminales pertenecían a la célula criminal la Tropa del Infierno, brazo armado del Cártel del Noreste. Al ser emboscados por los presuntos sicarios, los uniformados respondieron con un fuego cruzado. Los siguieron hasta un domicilio de Nuevo Laredo, donde quedaron los cuerpos sin vida de 8 personas.

En el lugar aseguraron varias armas largas y una camioneta con blindaje artesanal.

Por tales hechos, la senadora de Morena, Nestora Salgado  enlistó las pruebas que desnudarían una posible ejecución a manos de policías.

Salgado detalló que en un recorrido realizado por personal de Derechos Humanos se constató que no existen evidencias de un enfrentamiento, pues no hay impactos de balas.

La camioneta, presuntamente incautada en el operativo, en realidad fue puesta por las propias autoridades, quienes supuestamente la habrían trasladado al sitio del crimen.

"Debemos enfatizar que varias personas fueron cremadas, a pesar de que el protocolo establece que en caso de muerte violenta, no se deben autorizar las incineraciones de cuerpos porque forman parte de una investigación", señaló.

Luis Hernández, alias “El Wicho Bachas”, presunto sicarios del Cártel del Noreste, fue abatido el pasado 5 de septiembre en una supuesta ejecución extrajudicial por policías de Tamaulipas (Foto: Facebook)
Luis Hernández, alias “El Wicho Bachas”, presunto sicarios del Cártel del Noreste, fue abatido el pasado 5 de septiembre en una supuesta ejecución extrajudicial por policías de Tamaulipas (Foto: Facebook)

En redes sociales se ha viralizado la vida privada de algunos de los supuestos ejecutados en Nuevo Laredo. De acuerdo a sus perfiles de Facebook, al menos tres de la víctimas, mostraban sus gustos por las armas largas y se exhibían con uniformes del Cártel del Noreste.

Uno de ellos es José Indulfo Cepeda Rendón, alias "El Manchas", quien es descrito por sus familiares como inocente.

Entre las víctimas también se encontraba, Luis Hernández, alias "El Wicho" y Severiano Treviño.

Cuestionan a defensor de los Derechos Humanos en Nuevo Laredo 

Cuanto más compleja se vuelve la realidad, menos se tolera la incertidumbre. La versión sobre una ejecución extraoficial fue rechazada por algunos pobladores de la entidad, quienes reconocieron que los testigos son supuestos familiares de los líderes del Cártel del Noreste.

Según la Policía Estatal, mientras realizaban un rondín fueron atacados por miembros del cártel del Noreste. El enefrentamiento culminó en el abatimiento de 8 presuntos sicarios (Foto: Twitter)

Según la Policía Estatal, mientras realizaban un rondín fueron atacados por miembros del cártel del Noreste. El enefrentamiento culminó en el abatimiento de 8 presuntos sicarios (Foto: Twitter)

Hace meses, el presidente del Comité de Derechos Humanos en Tamaulipas, Jesús Raymundo Ramos Vázquez fue acusado de proteger a sicarios del Cártel del Noreste. Según informes, el comisionado criminaliza a las fuerzas armadas para sacarlos del estado.

Entre la lista de acusaciones también se encuentran los supuestos pagos que el cártel de Los Zetas realizó a organismos de Derechos Humanos de la entidad, principalmente en el municipio de Nuevo Laredo, para la promoción de denuncias contra la Marina y el Ejército por supuestas desapariciones de jóvenes.