José Isaías asfixió con sus propias manos a Irene y luego le puso ácido muriático en la boca y la llevó a un hospital, alegando que ella se había suicidado Foto: Fiscalía
José Isaías asfixió con sus propias manos a Irene y luego le puso ácido muriático en la boca y la llevó a un hospital, alegando que ella se había suicidado Foto: Fiscalía

Luego de efectuar una minuciosa investigación, la Fiscalía Especializada de la Mujer logró esclarecer el presunto suicidio de una mujer registrado en la Colonia Villas del Real en la Ciudad de Chihuahua, el pasado 19 de agosto.

Los antecedentes del caso, señalan que la mujer fue llevada por su pareja sentimental a un centro de salud cercano donde señaló que se había suicidado tomando ácido muriático.

Estudios forenses, establecieron que la causa de muerte de la víctima fue por asfixia mecánica por estrangulamiento y no por ingesta de ácido como lo refirió en un primer momento.

Tras contar con suficiente evidencia para ejercer acción penal, el equipo legal de la Unidad de Investigación de Feminicidios solicitó una orden de aprehensión en contra de José Isaías O. O. que fue cumplimentada diez días después del hecho.

Irene fue estrangulada y posteriormente Isaías le pudo el ácido muriático en la boca, sin embargo los peritos forenses detectaron que no presentaba la corrosión en la garganta por lo que determinaron el asesinato premeditado
Irene fue estrangulada y posteriormente Isaías le pudo el ácido muriático en la boca, sin embargo los peritos forenses detectaron que no presentaba la corrosión en la garganta por lo que determinaron el asesinato premeditado

El imputado fue llevado ante un Juez de Control, quien determinó iniciarle un proceso penal como presunto responsable de la muerte de la víctima Irene O. A.

Los medios de prueba presentados por el Ministerio Público, demostraron que la víctima se encontraba en estado de indefensión debido a que padecía de fibromialgia, razón por la que fue vinculado a proceso por el delito de feminicidio con penalidad agravada.

La resolución establece que el imputado deberá permanecer bajo la medida cautelar de prisión preventiva por el tiempo que dure su proceso, en tanto que la autoridad judicial fijó un plazo de cuatro meses para el desarrollo de las investigaciones complementarias.

El sujeto fingió dolor ante la muerte de Irene, todo era una cortina de humo para tapar su asesinato
El sujeto fingió dolor ante la muerte de Irene, todo era una cortina de humo para tapar su asesinato

Fingió dolor en su funeral

La familia de la occisa detalló que el inculpado fingió dolor y hasta cargó el féretro de su víctima pensando que el homicidio jamás sería descubierto.
Cinco días después del asesinato, el hombre en su cuenta de Facebook, posteó una imagen en la que se lee: "El día que te fuiste al cielo fue el más triste de mi vida. Dios a ti te puso alas y a mi me arrancó el corazón".

Los familiares asumen que todo era parte de su mentira.

"Este despreciable sujeto nos quiso hacer creer, creando una cortina de humo en mi familia, con la finalidad de confundirnos y tratar de salir bien librado de su crimen, ya que con el mínimo cargo de conciencia se presentó ante el cuerpo sin vida de mi hermana y participó en todos los servicios funerarios, externando un dolor que nunca sintió", escribió la hermana de la víctima en un mensaje publicado en redes y dirigido al victimario en el que le cuestiona: ¿por qué nos la quitaste?

Pero Irene Ortega, era una mujer que a pesar de padecer fibromialgia siembre daba ejemplo de entereza y optimismo, por lo que a los para los familiares resultaba inverosímil que ella hubiese decidido quitarse la vida.

"Mi hermana Irene lamentablemente murió de asfixia por estrangulamiento a manos de Josué Isaías,  el cual después de haberle quitado la vida con sus propias manos le dio a tomar veneno cuando ya estaba muerta, provocándole quemadura en su lengua, más no en su garganta, con lo cual pudieron darse cuenta que ella jamás lo ingirió con el afán de terminar con su vida, como este despreciable sujeto nos quiso hacer creer", describió su hermana en una publicación en Facebook.
feminicidio chihuahua3

Esas dudas llevaron a la familia a exigir a las autoridades que el caso se revisara a fondo y se hicieran las periciales necesarias para esclarecer la causa de muerte.

Desconociendo que los análisis se llevaban a cabo, Josué Isaías manifestaba su pesar en los funerales, y hasta pidió cargar el féretro donde descansaba el cuerpo de la mujer que había asesinado, según testimonios de vecinos.
feminicidio chihuahua2

Después del sepelio los estudios forenses sacaron a la luz la verdad: el ácido muriático le había provocado quemaduras en la lengua, más no en su garganta, con lo cual pudieron darse cuenta que ella jamás lo había ingerido.

"Me resulta complejo plasmar en pocas líneas el coraje y el dolor al darme
cuenta de tan cruel verdad, la justicia la dejo en manos de Dios, guardar rencor no me hace fuerte; me hace amargada. Perdonar no me hace débil; me hace libre", escribió la hermana de Irene.
feminicidio chihuahua4

Los vecinos de Irene también lamentan su muerte y condenan el actuar del hombre que hoy enfrenta proceso penal por el delito de feminicidio agravado.

"Me resultaba imposible de creer que ella hubiera tomado el camino fácil. Quienes la conocimos sabíamos que no era capaz de hacerlo. Ella amaba a su hija, a su nieta, a su familia. Hoy sé que por fin ella ya estas descansando sabiendo que se hizo justicia", expresó una amiga de la víctima.