El proyecto del aeropuerto “Felipe Ángeles” en Santa Lucía (Foto: Especial)
El proyecto del aeropuerto “Felipe Ángeles” en Santa Lucía (Foto: Especial)

Los pueblos originarios que se encuentran alrededor del actual aeropuerto militar de Santa Lucía, en el estado de México, están listos para dar la batalla en contra de la ampliación de la terminal aérea, pero ahora, en tribunales internacionales.

Y es que pese a que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador aseguró en marzo pasado que fueron consultados para decidir si estaban a favor o en contra de la construcción del aeropuerto internacional "Felipe Ángeles", ellos aseguran que no han sido tomados en cuenta.

Es por eso que se dicen listos para luchar por sus tierras y por el agua, ya que aseveran, la cuenca hídrica del lugar no soportaría un proyecto como la construcción de un aeropuerto internacional.

Aclaran que a diferencia de la lucha que están emprendiendo diversos empresarios para que se suspenda el proyecto de Santa Lucía y se regrese al del aeropuerto de Texcoco (por una cuestión económica) ellos buscan defender el derecho humano al acceso del agua potable.

(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

Santa Lucía está ubicada entre los municipios de Zumpango, Tecámac y Nextlalpan, en el Estado de México, los cuales están habitados por al menos 25 pueblos originarios que durante décadas, se han regido por las tradiciones de usos y costumbres. Y el acceso al agua también ha sido administrada por las comunidades.

José Antonio Lara Duque, director del Centro Zeferino Ladrillero, el cual lleva la estrategia legal de los habitantes de los pueblos originarios, aclaró en entrevista con el portal Pie de Página, que "a principios y mediados del siglo XX con la necesidad de una red hidráulica, las comunidades con sus propios recursos y trabajo montaron sus propias redes hidráulicas. Sin participación de gobiernos ni municipales o estatales. Era una responsabilidad de Estado proveer de agua, pero no lo hicieron, así que lo hicieron las propias comunidades", señaló.

Pero la situación del acceso al agua se agravó después del sismo de 1985, cuando muchas familias salieron de la Ciudad de México y municipios como Tecámac y Zumpango tuvieron un boom inmobiliario, impulsado por los gobiernos federal y estatal.

Los terrenos de Santa Lucía donde se construirá el aeropuerto de AMLO (Foto: Cuartoscuro)
Los terrenos de Santa Lucía donde se construirá el aeropuerto de AMLO (Foto: Cuartoscuro)

Ahora, con la construcción del nuevo aeropuerto, aseguran que la red hídrica se colapsará.

Lara Duque aclaró que aunque los pueblos comunitarios se oponen al proyecto de Santa Lucía, tampoco avalan la construcción en Texcoco.

"Se puede coincidir en suspender Santa Lucía". Pero hasta ahí. "Los pueblos originarios no buscan ni avalan retomar Texcoco. Desde la lógica que llevamos, de proteger toda la cuenca, es insustentable", aseguró

Lara Duque, quien en su momento también participó en la defensa del territorio en Texcoco, recalca: "Sabemos de las postura de la Presidencia de la República, de mantener por sobre todas las cosas Santa Lucía. Él (López Obrador) está perdiendo óptica en una disputa con estos grupos empresariales", dijo.

La lucha por el agua

Vecinos de Tecámac unidos con pobladores de la colonia Michapa, aseguraron al periódico El Universal que siempre han estado dispuestos a dialogar con el gobierno federal, pero no han sido escuchados.

"No somos adversarios ni conservadores, pero sí protegemos el medio ambiente que nos queda" aseguró Arturo Hernández, integrante de la organización 12 pueblos originarios de Tecámac.

"No sólo no fuimos consultados, sino que también ignorados. Los pueblos indígenas no aparecemos en el manifiesto de la Sedena" en el cual, se incluye un estudio de impacto ambiental elaborado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en el que asegura que la zona del proyecto no presenta zona indígenas cercanas.

Una de las cosas que más les preocupa, es el suministro del agua, ya que actualmente la reciben por tandeo.

Arturo Hernández, integrante de la organización 12 Pueblos originarios de Tecámac, aseguró a El Universal que hay estudios de la propia Comisión Nacional del Agua que aceptan la sobreexplotación de este recurso. Ahora, con el aeropuerto, mínimamente van a consumir más de 6 millones de litros de agua al día, o más, señaló.

(Foto: dgcs.unam)
(Foto: dgcs.unam)

Y es que de seguir con la construcción del proyecto del aeropuerto en Santa Lucía, se requiriría sustraer agua del acuífero Cuautitlán-Pachuca. De acuerdo con el estudio de actualización de la disponibilidad media anual de agua en dicho acuífero que publicó la Conagua el 20 de abril de 2015 "no existe volumen disponible para nuevas concesiones en la unidad hidrogeológica en el acuífero".

Rafael Huizar Álvarez, del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aseguró que no existe agua para un proyecto de esa magnitud.

"Estamos en una zona llamada sobreexplotada, y por lo tanto, ya no se puede sacar más agua. Si traemos una obra que va a necesitar más agua y si ya existe un déficit, va a haber uno mayor", aseguró.

Algunos vecinos de la colonia Michapa y cuyos testimonios fueron recogidos por El Universal, tienen el temor de que el gobierno federal les expropie sus terrenos e insisten en que no han sido tomados en cuenta.

"Nadie nos ha venido a consultar y todos los que dicen que sí o que van a decir que sí, si viene una consulta, son paleros de López Obrador. Que venga aquí a la colonia Michapa, pero nunca ha venido nadie", aseguró.

Otro testimonio es el de Edgar, quien ha vivido en ese lugar desde pequeño "López Obrador no ha volteado a ver lo que pasa aquí. Yo voté por él, me arrepiento. En la colonia somos como una familia pequeña", sentenció.

La cancelación del NAIM en Texcoco y la construcción en Santa Lucía

Foto: Cuarto Oscuro
Foto: Cuarto Oscuro

Pese a que muchas voces han insistido en que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco y su traslado a Santa Lucía es un error, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador insiste en la construcción de la terminal aérea.

Una de esas voces fue la del empresario mexicano Carlos Slim, quien mediante una carta escrita a mano en octubre pasado, pidió al entonces presidente electo Andrés Manuel López Obrador, no cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), incluso, solicitó asumir su construcción si se entregaba al sector privado.

Sin embargo, su petición no fue escuchada y el mandatario continuó con el proyecto de Santa Lucía, el cual, hasta el momento, acumula 148 amparos en los estados de Jalisco, San Luis Potosí, Nuevo León, el Estado de México y la Ciudad de México; así como 7 suspensiones concedidas, tres de ellas definitivas, por lo que la construcción del aeropuerto "Felipe Ángeles" se encuentra detenido.

Este martes 27 de agosto durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, el empresario mexicano Carlos Slim aseguró que a pesar de que están detenidas las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, es únicamente uno de los 1600 proyectos que se llevarán a cabo en el país, sin embargo, dejó en claro la relevancia de lo que sería la terminal aérea.

"Solo el futuro dirá", aseguró Slim.