(EFE)
(EFE)

Autoridades mexicanas arremetieron este martes contra migrantes africanos y haitianos que se manifestaban pacíficamente afueras de la estación migratoria Siglo XXI, que se ubica en la ciudad de Tapachula, en el suroriental estado mexicano de Chiapas, según informaron activistas.

Los migrantes africanos sumaban este martes otra jornada de protestas pacíficas, con música y cantos, cuando las fuerzas federales los intentaron desalojar de los alrededores del recinto.

"Policías y militares golpearon a toda la gente. Nosotros dijimos no violencia, no violencia, pero ellos nos golpearon con sus escudos", contó un migrante a medios.

Otro denunció "discriminación y maltrato" por parte de autoridades migratorias.

(EFE)
(EFE)

Los migrantes africanos denuncian que las autoridades migratorias los retienen en Tapachula, a unos 40 kilómetros de la frontera con Guatemala, a la espera de una resolución migratoria que les permita viajar por México, y llegar eventualmente a su frontera norte, con mayor facilidad.

Los extranjeros, unos 300, llegaron por la mañana de este martes a la instalación para continuar con sus protestas y exigencias de su trámites migratorios, pero los agentes mexicanos los intentaron retirar.

Los migrantes formaron un valla humana, brazo con brazo, para contener a los policías y militares y estos intentaron separarlos con fuerza.

Según medios locales, al menos un migrante y un policía resultaron con heridas leves.

Las organizaciones Movimiento Migrante Mesoamericano y Pueblo Sin Fronteras, que han documentado las movilizaciones de los migrantes africanos en este punto del país, registraron la trifulca del martes y divulgaron multitud de imágenes.

(EFE)
(EFE)

"Última hora: Policía Federal mexicana y Ejército Mexicano arremeten contra personas migrantes africanas y haitianas que protestaban pacíficamente a las afueras de la cárcel migratoria Siglo XXl, con las manos arriba y al grito de ¡¡No Violencia!! las personas migrantes fuero reprimidas", indicó el Movimiento Migrante Mesoamericano en Twitter.

Desde hace una semana los migrantes han denunciado presuntos actos de corrupción por parte de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), a quienes acusan retrasar la entrega de un permiso oficial que les puede facilitar cruzar el país y así llegar a Estados Unidos.

Según las organizaciones, la presión de Estados Unidos para que no lleguen a la frontera norte de México es el mayor obstáculo que enfrentan los africanos ante las autoridades mexicanas.

Y por ello, habitualmente les entregan un oficio de salida que indica que deben abandonar el país por su frontera sur.
La migración aumentó en México desde octubre de 2018, cuando caravanas con miles de migrantes, en su mayoría centroamericanos, comenzaron a ingresar al país para llegar a Estados Unidos.

(EFE)
(EFE)

A inicios de junio, Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo migratorio que evitó que el primer país impusiera aranceles a todos los productos provenientes del segundo.

Como parte de este pacto, México envió a las fronteras norte y sur a la Guardia Nacional -un nuevo cuerpo de seguridad impulsado por el Ejecutivo- y se contrató a más personal migratorio.

A inicios de agosto, el Gobierno de Estados Unidos informó que las detenciones de indocumentados en la frontera con México cayeron cerca del 45 % tras dicho acuerdo.

Este lunes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mantuvo que su Gobierno está "cumpliendo el compromiso de ordenar la migración en nuestro país", tras el acuerdo firmado con Estados Unidos el 7 de junio para evitar la imposición de aranceles.

Recordó que pronto habrá una reunión "de evaluación" entre el Gobierno mexicano y el estadounidense y será en los primeros días de septiembre ya que "el plazo" de evaluación termina el 10 de septiembre.

La migración aumentó en México desde octubre de 2018, cuando caravanas con miles de migrantes, en su mayoría centroamericanos, comenzaron a ingresar al país para llegar a Estados Unidos.

Con información de EFE