Para diversos expertos, la estrategia en el acercamiento con los grupos no fue la correcta, pues no se contempla un marco legal que regule las reuniones. (Foto: Juan José Estrada Serafín/ Cuartoscuro)
Para diversos expertos, la estrategia en el acercamiento con los grupos no fue la correcta, pues no se contempla un marco legal que regule las reuniones. (Foto: Juan José Estrada Serafín/ Cuartoscuro)

Los grupos de autodefensas han vuelto a llamar la atención de los medios recientemente debido a que la Secretaría de Gobernación declaró que ha establecido reuniones con esos grupos armados "para alcanzar la pacificación de algunas zonas del país".

No obstante, especialistas en temas de seguridad han mencionado que la estrategia de la dependencia no fue la correcta, pues no se hizo pública desde el comienzo y tampoco existe un marco legal para regular las reuniones.

De acuerdo con David Ramírez de Garay, coordinador del Programa en Seguridad de México Evalúa consultado por El Universal, "el gobierno tuvo un acierto al hablar del tema, pero las palabras de la secretaria no están respaldadas con una estrategia que dé más detalles sobre la desmovilización de los grupos armados".

Sobre estos acercamientos, advirtió que es necesario conocer los riesgos de tener relaciones con este tipo de grupos armados sin antes de haber hecho un diagnóstico profundo, ya que puede ocurrir lo mismo que en el sexenio pasado cuando se reveló que la policía rural tenía vínculos con el crimen organizado.

La violencia y el abandono de las autoridades, ha orillado a los pobladores a formar autodefensas (Foto: Cuartoscuro)
La violencia y el abandono de las autoridades, ha orillado a los pobladores a formar autodefensas (Foto: Cuartoscuro)

Otro elemento importante es que se debe construir una legislación que indique cómo ocurrirá el diálogo, así como sus participantes y el proceso de distribución de los resultados, explicó Juan Torres Landa, secretario del consejo de México Unido Contra la Delincuencia para el mismo diario.

En este sentido mencionó la posibilidad de que las autoridades estén violando leyes federales, pues se están llevando a cabo negociaciones con personas que podrían ser parte del crimen organizado.

La postura del presidente de cara a los diálogos con autodefensas

Respecto a las reuniones que ha establecido la Secretaría de Gobernación con grupos de autodefensas, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que él no avala ningún programa con organizaciones de ese tipo y le pidió a Ricardo Peralta, subsecretario de Gobernación, "que se apegue a la Constitución".

Ante los cuestionamientos de si estaba de acuerdo con la forma de actuar del funcionario, el presidente contestó no haber dado el visto bueno para un programa así. Además, reiteró su postura de no promover grupos de autodefensas, pues no es algo conveniente.

López Obrador ordenó al subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, detener las reuniones con los grupos de autodefensa. (Foto: captura de pantalla)
López Obrador ordenó al subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, detener las reuniones con los grupos de autodefensa. (Foto: captura de pantalla)

Además, aseguró que "fue un error promover estos grupos porque fueron, en la mayoría de los casos, auspiciados por el mismo gobierno. Creo que eso no corresponde a lo que establece la Constitución, no tiene que ver con un auténtico estado de derecho".

El responsable de garantizar la seguridad a la población, añadió López Obrador, "es el Estado. No puede haber grupos ilegales haciendo funciones de seguridad pública, eso no debe permitirse. Eso demuestra incapacidad del Estado".

Respecto a las acusaciones del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, sobre que el gobierno federal ha dado dinero a presuntos delincuentes, el mandatario respondió de manera breve diciendo que no puede "acusar sin pruebas".

Por otra parte, Ricardo Peralta mencionó en entrevista con Joaquín López-Dóriga en su programa de Radio Fórmula que se acatarán las instrucciones del presidente y los encuentros con los grupos de autodefensa serán suspendidos.

Ricardo Peralta Saucedo, subsecretario de Gobernación justificó el diálogo diciendo que las reuniones fueron con luchadores sociales y no con delincuentes. (Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro)
Ricardo Peralta Saucedo, subsecretario de Gobernación justificó el diálogo diciendo que las reuniones fueron con luchadores sociales y no con delincuentes. (Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro)

"Yo tengo que cumplir con las instrucciones del presidente. Es lo que tenemos que hacer, absolutamente. Si el presidente nos indica esto, lo tenemos que suspender e irnos más despacio y seguir atendiendo a la población que lo solicité, lo haremos así como él lo indique", señaló el funcionario.

A pesar de esa determinación del mandatario federal justificó que las reuniones fueron con luchadores sociales y con gente que por años no habían sido atendidos por los otros gobiernos.