Diego Cruz, uno de los jóvenes inculpado por la violación de Daphne Fernández (Foto: Archivo)
Diego Cruz, uno de los jóvenes inculpado por la violación de Daphne Fernández (Foto: Archivo)

Diego Cruz, uno de los 4 jóvenes que abusaron de una menor de edad en Veracruz, fue sentenciado hace dos semanas a cinco años de prisión y setenta pesos de multa. El juez que lo condenó, Rubén Adrián Romero, fue suspendido de manera a provisional por el Poder Judicial de la entidad, para analizar si su actuar en este caso fue acorde a los lineamientos.

Adrián Romero enfrentará un procedimiento administrativo sancionador en su contra, así lo notificó el consejo de la Judicatura del Poder Judicial de Veracruz al juez primero de la Primera Instancia de Distrito, como consecuencia de la investigación oficiosa realizada por al Comisión de Disciplina y Vigilancia de este órgano.

La sanción máxima contra el juez podría ser la inhabilitación si se descubre que su desempeño no estuvo apegado a la normatividad y las leyes vigentes. Esta es la segunda vez que el agravio del crimen es desestimado en este caso.

En 2017, mujeres se manifestaron en Veracruz contra el ámparo que el juez le concedió a Diego Cruz (Foto: Cuartoscuro)
En 2017, mujeres se manifestaron en Veracruz contra el ámparo que el juez le concedió a Diego Cruz (Foto: Cuartoscuro)

La primera vez fue en 2017, cuando el juez Anuar González Hemadi consideró que Diego Cruz no tocó con sentido lascivo o intención de satisfacer su deseo sexual a la víctima y le otorgó un amparo.

Entonces la Fiscalía General de Veracruz dijo que la decisión del juez desestimaba "los agravios que le eran atribuidos al indiciado y deja vulnerables los derechos de una víctima atacada sexualmente, que en el momento de los hechos era menor de edad".

Diego Cruz y sus amigos son conocidos como los "Porkys", quienes fueron acusados en 2016 de pederastia por abuso sexual contra Daphne Fernández, que en ese momento tenía 17 años. La Fiscalía del estado había solicitado la pena prevista por el Artículo 183, párrafo segundo, del Código Penal vigente, que señala una condena de 12 a 40 años de prisión y una multa de hasta 5,000 días de salario mínimo.

En 2016, cuando se dio a conocer el caso de violación cometido por los “Porkys”, la abuela de la víctima convocó a una marcha para exigir justicia (Foto: Cuartoscuro)
En 2016, cuando se dio a conocer el caso de violación cometido por los “Porkys”, la abuela de la víctima convocó a una marcha para exigir justicia (Foto: Cuartoscuro)

Pero el juez no tomó en cuenta la agravante del delito y le dio una sentencia por debajo de lo esperado, de sólo cinco años de prisión y una multa de un día de salario mínimo. Esta pena permite que Diego Cruz evite la cárcel pagando una sanción de 15,000 pesos.

La participación de Cruz en el delito fue catalogada como de actor principal, porque fue él quien metió a la fuerza a la joven en el automóvil donde fue violada, un Mercedes Benz  negro con placa de Veracruz, el cual era conducido por otro de los imputados.

 

Los jóvenes que abusaron de la menor fueron conocidos como los "Porkys" de Costa de Oro debido al parecido con los "Porkys" de Xalapa, acusados de matar a una persona a golpes en 2001. En ambos casos los acusados son hijos de empresarios y políticos de la región, fueron culpados por un crimen y exonerados de las consecuencias penales.

La agresión a Daphne Fernández ocurrió en enero de 2015 en la zona turística de Veracruz-Boca del Río, en el sureste del país. El caso se conoció un año después, cuando el papá de la víctima difundió una carta donde narraba los hechos.

Los jóvenes involucrados en la violación (Foto: Archivo)
Los jóvenes involucrados en la violación (Foto: Archivo)

El hombre presentó una denuncia penal en mayo de ese año, luego que los agresores incumplieran el acuerdo al que habían llegado, el cual incluía ofrecer disculpas a la joven a través de un video, no acercarse a ella y asistir a terapia.

El padre de la víctima volvió el caso mediático para impedir que la posición social de los jóvenes les ayudara a salir impunes del crimen. Ante la presión de los medios, la Fiscalía del estado encontró elementos para acusar a tres de los jóvenes por pederastia, se trata de Enrique Capitaine, Jorge Cataita y Diego Cruz. El cuarto joven no fue imputado, supuestamente porque sólo miró los hechos.

El único que ha estado en la cárcel por este crimen es Enrique Capitaine, aunque todavía no se le ha dictado sentencia. Mientras que Jorge Cotaita Cabrales continúa prófugo de la justicia.