Enrique Peña Nieto se fue “reprobado” de la Presidencia. (Foto: Reuters)
Enrique Peña Nieto se fue “reprobado” de la Presidencia. (Foto: Reuters)

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló que la administración del ex presidente mexicano Enrique Peña Nieto (2012-2018) tuvo un gasto multimillonario.

En la auditoría de la Cuenta Pública 2018, la ASF reveló que el gobierno de Peña Nieto tuvo un sobregasto del presupuesto de 2 billones de pesos, es decir, 7% más a lo que le fue autorizado por la Cámara de Diputados durante todo el sexenio.

En cada uno de los seis años del Gobierno de Enrique Peña Nieto el gasto total ejercido superó al presupuesto aprobado.

La auditoría señala que el mayor sobregasto ocurrió en 2016. Ese año, el gasto rebasó el 12% a lo autorizado, se tenía autorizado 4.8 billones y el Gobierno gastó 5.4 billones de pesos. En promedio, cada año el gasto rebasó su presupuesto en 6.7 por ciento.

La Auditoría Superior de la Federación explicó que de forma persistente, el gasto ejercido es mayor que el aprobado por los Diputados, aunque el balance presupuestario se mantiene en el mismo nivel aprobado debido a que el mayor gasto se financia con ingresos excedentes y por medio de reasignaciones.

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Las dependencias que más se excedieron en sus presupuestos fueron la Oficina de la Presidencia, con un sobregasto de 61%, Secretaría de Turismo (Sectur) 52%, Relaciones Exteriores (SRE) 33% y la Secretaría de Hacienda (SHCP) 30% .

La Secretaría de Energía (SE) tuvo un sobregasto de 18 veces su presupuesto, debido a la reestructura interna y cambios derivados de la Reforma energética, así como incrementos en aportaciones patrimoniales a las entidades del sector energético durante los primeros años del sexenio para los fondos Sectorial Hidrocarburos y Sectorial Diversificación Energética.

La Secretaría de Educación (que por su operación tiene uno de los presupuestos más grandes) se excedió con 152 mil millones de pesos, equivalente a un sobregasto de 8 por ciento.

A pesar de que se tuvieron más recursos para gastar, la deuda pública total pasó de 5.3 a 10.8 billones de pesos. Por ende, el costo financiero de la deuda pasó de 305 mil mdp en 2012 a 615 mil millones de pesos al cierre de 2018.

De acuerdo con Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) y citado por el periódico Reforma, el sobregasto puede explicarse por la tendencia a presupuestar niveles de ingresos bajos, que al final del año eran superados y permitían disponer de recursos excedentes, los cuales se repartían e incrementaban el gasto frente al presupuesto.

"Durante mucho tiempo, la Secretaría de Hacienda argumentó que prefería estimar ingresos prudenciales para no tener que hacer recortes sobre el presupuesto. Sin embargo, siempre quedó un dejo de sospecha porque al estar subestimando ingresos se daba mucha discrecionalidad por el lado del gasto", señaló.

Rosario Robles, Emilio Lozoya, Javier Duarte: todos los caminos llevan a Enrique Peña Nieto

(Foto: Reuters)

Poco a poco se va cerrando el círculo en torno al ex presidente mexicano Enrique Peña Nieto. Y es que sus más cercanos colaboradores (acusados ante la justicia de varios delitos que derivan en el desvío de recursos), han comenzado a revelar que el mandatario estaba enterado e incluso fue partícipe de la corrupción y del saqueo en varias dependencias de gobierno.

Sin embargo, nada parece afectarlo. Él sigue feliz, disfrutando su noviazgo con la modelo mexicana Tania Ruiz. Mientras, sus ex funcionarios empiezan a enfrentar a la justicia.

Sí le puse en conocimiento al ex presidente Enrique Peña Nieto del desvío en Sedesol y Sedatu: Rosario Robles

(Foto: Cuartoscuro)

Rosario Robles Berlanga, ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) está vinculada con el caso de corrupción conocido como La Estafa Maestra, a través del cual diferentes dependencias del gobierno de Peña Nieto habrían desviado 7.670 millones de pesos (USD 403 millones).

Fue durante la segunda audiencia en el Reclusorio Sur del 12 de agosto, cuando Robles Berlanga aseguró que tanto el ex presidente Enrique Peña Nieto como el ex secretario de Hacienda y candidato presidencial, José Antonio Meade Kuribreña, estaban al tanto de las irregularidades en la Sedesol, las cuales habían sido notificadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Ante el juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, Rosario Robles, a través de su defensa, dijo "Sí le puse en conocimiento al ex presidente Enrique Peña Nieto a través de la línea roja. La forma de comunicación era mediante la red federal y en las reuniones de gabinete".

El juez consideró que "si existen avisos por escrito a Enrique Peña Nieto y no los presentó, está encubriendo al ex presidente, por lo que se debe aclarar si Peña Nieto está involucrado y si actuó o no".

Y dijo que era obligación de Robles era informar al expresidente por escrito y no por el teléfono rojo, reuniones de gabinete o giras de trabajo, como lo reveló su defensa.
Emilio Lozoya también acusó a Peña

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

El ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya Austin, se encuentra prófugo de la justicia, debido a que tiene dos órdenes de aprehensión en su contra: una por la compra con sobreprecio de la Planta de Agro Nitrogenados, cuando era director de Pemex y otra por el caso de Odebrecht, empresa que habría pagado sobornos millonarios a Lozoya con la finalidad de que le otorgaran los trabajos para la modernización de la refinería de Tula, ubicada en el estado mexicano de Hidalgo.

Ante el asedio judicial y desde alguna parte del mundo, Lozoya Austin lanzó serias acusaciones contra el ex presidente Peña Nieto. Aseguró que el mandatario, el ex secretario de Hacienda Luis Videgaray y el expresidente del Consejo de Pemex y exsecretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, avalaron la compra de Agro Nitrogenados.

A través de su abogado Javier Coello Trejo, el ex director de Pemex envió un cuestionario con 27 preguntas a los juzgados junto con la petición de que Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray sean citados como testigos dentro del juicio de amparo en contra de la primera orden de arresto girada a Lozoya.

FOTO: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUARTOSCURO.COM
FOTO: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUARTOSCURO.COM

De acuerdo con el portal Animal Político, 17 preguntas van dirigidas al ex presidente Peña y las otras 10 a Luis Videgaray. Además, Lozoya pretende que también sean interrogados la actual apoderada legal de Pemex, así como ex integrantes de su Consejo de Administración, entre ellos el exdirector de CFE Enrique Ochoa Reza, el exsecretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell, y el ex subsecretario de Hacienda Miguel Messmacher Linartas.

Sin embargo, un juez federal rechazó citar a declarar al expresidente Enrique Peña.

Lozoya aseguró que daría su posición acerca de la investigación que se le sigue por parte de autoridades mexicanas el lunes 12 de agosto a las 8:00 horas, pero no sucedió.

Javier Duarte: EPN me regaló dinero porque tenía cargos de conciencia por mi persecución

Todo inició en el sexenio de Javier Durte de Ochoa, actualmente preso (Foto: Cuartoscuro)
Todo inició en el sexenio de Javier Durte de Ochoa, actualmente preso (Foto: Cuartoscuro)

El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien se encuentra preso desde el 16 de abril de 2017 acusado de los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa, reveló que cuando aún era presidente Enrique Peña Nieto, le regaló una suma de dinero (no precisó cifras) para ayudarlo porque tenía "cargos de conciencia" por la persecución que padecía.

En una entrevista otorgada al periódico Reforma el pasado 8 de julio mediante una llamada telefónica, Duarte aseguró que esos recursos se los pagaron a su hermano Cecil Duarte en una casa ubicada en la Ciudad de México y con ese mismo dinero, sobornó al ex encargado de la extinta Procuraduría General de la República (PGR), Alberto Elías Beltrán, para que dejaran en paz a su familia y le reclasificaran el delito de delincuencia organizada.

Duarte también señaló a Felipe Muñoz Vázquez, quien hasta junio de este año, era titular de la subprocuraduría de Delitos Federales, como otro de los beneficiarios del pago que realizó.

"Le dije, Presidente, con todo respeto, es algo verdaderamente bizarro, es algo fuera de la realidad lo que estoy viviendo, usted me apoya con algo y eso es lo que estoy pagándole, lo que me están pidiendo sus propios subalternos".

FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM
FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

"Fue una extorsión hacia mi persona donde me amenazaron con la integridad y con la vida misma de mi familia, no tuve de otra más que hacer eso. Esto no es un cohecho, esto es una extorsión, me extorsionaron: fui extorsionado y tuve que pagar para que dejaran a mi familia en paz y para que aceptara todas las pruebas que me fabricaron en mi contra".

Duarte detalló que escribió una carta dirigida a la Fiscalía General de la República, encabezada por Alejandro Gertz Manero, en la que asegura tener información "valiosa y detallada" de altos funcionarios federales, la cual, dijo, dará a conocer en su momento.

"No puedo decir que fui obligado, pero todos sabemos que existe un jefe (el entonces presidente Enrique Peña Nieto)" y acusó particularmente, a las autoridades de la entonces PGR.

Dijo confiar en las nuevas autoridades de la Fiscalía y en la independencia del fiscal Alejandro Gertz Manero "en que no hay elementos externos que hagan que actúen al margen de la ley".