Muchos bancos centrales de mercados emergentes ya están en sus ciclos de relajación, por lo que el recorte de Banxico probablemente no reducirá las diferencias de tasas relativas entre las monedas. (Foto: archivo)
Muchos bancos centrales de mercados emergentes ya están en sus ciclos de relajación, por lo que el recorte de Banxico probablemente no reducirá las diferencias de tasas relativas entre las monedas. (Foto: archivo)

Es probable que el carry trade de México siga siendo atractiva, incluso mientras las tasas de interés caen, en parte porque hay pocas alternativas en el mundo cada vez más fracturado de los mercados emergentes.

Las tasas a plazo implícitas a un mes muestran que la moneda mexicana podría ofrecer a los inversionistas un retorno anualizado de aproximadamente 8,3%. Solo se puede superar con un margen significativo en Argentina en crisis o en Turquía altamente volátil.

Es un buen augurio para el peso mexicano, que sólo disminuyó ligeramente después de que el Banco de México redujera su tasa de política por primera vez en cinco años la semana pasada. Incluso cuando la curva de permutas mexicana ha asimilado precios para más de 125 puntos básicos en recortes durante el próximo año, el peso seguirá siendo una de las mejores opciones para el carry trade, a medida que los costos de los préstamos disminuyan en todo el mundo.

"Sobre una base relativa, el carry del peso mexicano se ve atractiva", asegura Christian Lawrence, estratega de Rabobank en Nueva York y el pronosticador del peso más preciso en los últimos dos trimestres, según la clasificación de Bloomberg. En términos ajustados a la volatilidad, el peso "no ha cambiado en absoluto desde el recorte".

Muchos bancos centrales de mercados emergentes ya están en sus ciclos de relajación, por lo que el recorte de Banxico probablemente no reducirá las diferencias de tasas relativas entre las monedas. (Foto: Cesar Rodriguez/Bloomberg)
Muchos bancos centrales de mercados emergentes ya están en sus ciclos de relajación, por lo que el recorte de Banxico probablemente no reducirá las diferencias de tasas relativas entre las monedas. (Foto: Cesar Rodriguez/Bloomberg)

Muchos bancos centrales de mercados emergentes ya están en sus ciclos de relajación, por lo que el recorte de Banxico probablemente no reducirá las diferencias de tasas relativas entre las monedas. En el año transcurrido hasta la fecha, India ha reducido su tasa de recompra en 110 puntos básicos, Rusia y Brasil en 50 puntos básicos e Indonesia y Sudáfrica en un cuarto de punto.

El carry de la moneda es "alto y de apoyo", dijo Citigroup en una nota a sus clientes después del recorte de tasas del banco central. En todo caso, el comienzo de un ciclo de flexibilización "bien podría traer flujos de bonos adicionales" a México, dando al peso un impulso adicional, dijo Citigroup.

El peso mexicano ha retrocedido alrededor de 3% en agosto, quedando por detrás de pares como la lira turca y el sol peruano, mientras que superó a otras monedas emergentes importantes como el rublo ruso, el real brasileño y el rand sudafricano.

Peso mexicano recupera terreno

La moneda local cotizaba en 19.7902 por dólar, con una ganancia del 0.32% frente a los 19.8542 pesos del precio de referencia de Reuters del lunes; mientras los inversores se mantenían atentos al inicio de la reunión de banqueros centrales en Jackson Hole.

El peso mexicano ha retrocedido alrededor de 3% en agosto, quedando por detrás de pares como la lira turca y el sol peruano, mientras que superó a otras monedas emergentes importantes como el rublo ruso, el real brasileño y el rand sudafricano. (Foto: Archivo)
El peso mexicano ha retrocedido alrededor de 3% en agosto, quedando por detrás de pares como la lira turca y el sol peruano, mientras que superó a otras monedas emergentes importantes como el rublo ruso, el real brasileño y el rand sudafricano. (Foto: Archivo)

"Las minutas de la Fed y la reunión de banqueros centrales en Jackson Hole podrían no convencer al mercado de que la Fed seguirá bajando tasas", dijo Alfonso Esparza, analista senior de OANDA.

"La Casa Blanca pide recortes de 100 puntos base asegurando que a pesar de lo que haga la Fed decepcionará a las expectativas", agregó.

Durante las operaciones en Asia, el tipo de cambio alcanzó un nivel de 19.8874, su peor nivel en el año, según datos de Eikon Refinitiv.