Se derrumbó un anexo del Museo Nacional de Estampa que quedó dañado desde los sismos de 2017 (Foto: Twitter SGIRPC_CDMX)
Se derrumbó un anexo del Museo Nacional de Estampa que quedó dañado desde los sismos de 2017 (Foto: Twitter SGIRPC_CDMX)

La tarde de este 15 de agosto se desplomó un anexo del Museo Nacional de la Estampa, ubicado en la alcaldía Cuauhtémoc, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Según Alfonso Suárez, secretario de Cultura de la capital mexicana, el derrumbe se provocó en una obra sin concluir y que fue afectada por los sismos de septiembre de 2017.

No hubo lesionados, pero es consecuencia de los sismos que provocaron daños a la CDMX hace casi dos años. "Lo que ocurrió fue derivado de no poder continuar con un proyecto de obra que se tenía a causa de los sismos", explicó Suárez.

El anexo bodega del Museo de la Estampa es de unos 400 metros cuadrados, y es colindante con el templo de Santa Veracruz.

La estructura estaba apuntalada, pero las lluvias provocaron reblandecimiento y provocó la caída (Foto: Twitter SGIRPC_CDMX)
La estructura estaba apuntalada, pero las lluvias provocaron reblandecimiento y provocó la caída (Foto: Twitter SGIRPC_CDMX)

La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil informó a través de redes sociales que el colapso fue de una bóveda catalana al interior del inmueble perteneciente al Museo Nacional de la Estampa.

Al lugar llegaron representantes del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), de la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México, personas del Instituto para la Seguridad de las Construcciones de la Ciudad de México y de la alcaldía de Cuauhtémoc.

En abril pasado, Emilio Payán ya había advertido sobre la situación del inmueble. En entrevista con El Heraldo de México dijo que la Iglesia de la Santa Veracruz estaba apuntalada. "Pero a un lado está el anexo del museo que quedó inservible, cayéndose, desde el terremoto se destrozó; lo tiene que arreglar Bellas Artes con Arquitectura, con el INAH, pero no hay recursos".

Debido a los daños por los sismos de septiembre de 2017, gente del Museo movió sus oficinas al área que ocupaban dos salas de exhibición.

Tras el derrumbe, Alfonso Suárez señaló que se decidió demoler "lo que quedó de pie, recoger el cascajo y proceder a la reconstrucción de la fachada y la integración de este anexo en su momento", aunque no detalló en cuánto tiempo se realizarían los trabajos.

Se acordaron medidas adicionales de protección civil y prevención para la Plaza de la Santa Veracruz y se revisarán las obras en curso en las calles aledañas al Museo.

De acuerdo con El Universal, las torres del anexo del recinto cultural están en riesgo, por lo que se prevé un proceso de restauración dentro del Programa Nacional de Restauración.

Daños por sismos de 2017

Cualquier ciudadano podía subir al mirador, pero desde 2017 es imposible (Foto: Cuartoscuro)
Cualquier ciudadano podía subir al mirador, pero desde 2017 es imposible (Foto: Cuartoscuro)

Esta semana también se informó que la Columna de la Independencia, ubicada en el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, tiene afectaciones por los sismos de septiembre de 2017.

No corre el riesgo de caerse, a menos de que ocurra algo extraordinario, pero expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advirtieron que después de casi 2 años del intenso sismo del 19 de septiembre de 2017, los daños persisten en su interior, lo que hace imposible que los turistas puedan subir al mirador.

Roberto Sánchez, también de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, y quien participó en los trabajos de mantenimiento en 2006, dijo a Noticieros Televisa que con el sismo de 2017, se fisuró una placa del anillo de acero con el que se había reforzado la columna.

Pese a la importancia del monumento, y ser un ícono de la Ciudad de México, no hay fecha para comenzar con las reparaciones, que podrían tardar de entre 6 meses hasta 1 año.