Fotografía ilustrativa. El cuerpo de una mujer con sapos amarrados al cuello fue encontrada en el fraccionamiento Valles del Sol, en Sinaloa (Foto: Cuartoscuro)
Fotografía ilustrativa. El cuerpo de una mujer con sapos amarrados al cuello fue encontrada en el fraccionamiento Valles del Sol, en Sinaloa (Foto: Cuartoscuro)

El cuerpo sin vida de una mujer, de aproximadamente 30 años de complexión robusta y tez blanca, fue localizado en el fraccionamiento la Estancia, en Culiacán Sinaloa.

En aparente estado de descomposición, el cadáver tenía dos sapos muertos atados a su cuello y vestía un pantalón de mezclilla de color azul, blusa negra y zapatos del mismo color.

De acuerdo a la Policía Municipal, la mujer mostraba impactos de bala.

Las autoridades fueron alertadas sobre el cadáver el martes en la mañana a través de una llamada anónima. En el perímetro del fraccionamiento, donde fue abandonada la mujer, no se encontraron casquillos ni tampoco indicios de que ahí se hubiera cometido el atroz acto.

Con este hecho, ya suman 30 los feminicidios en la entidad norteña. El pasado lunes, en el municipio de Elota, una mujer de nombre Marisela "N", de 45, fue ultimada de un disparo por una persona desconocida del sexo masculino.

Tan sólo en lo que va del mes de agosto, cuatro mujeres han sido privadas de la vida: una de ellas María Luisa "N", de 62, a quien encontraron muerta en su propio domicilio, en la ciudad de Guamúchil.

Ese mismo día, en el municipio del Rosario, la víctima identificada como Verónica "N", de 25, fue asesinada de un tiro por su esposo, quien se suicidó en el mismo lugar con un disparo en la cabeza.

La violencia contra las mujeres en Sinaloa se ha disparado: ya suman 30 en lo que va del año (FOTO: JUAN CARLOS CRUZ/CUARTOSCURO.COM)
La violencia contra las mujeres en Sinaloa se ha disparado: ya suman 30 en lo que va del año (FOTO: JUAN CARLOS CRUZ/CUARTOSCURO.COM)

La mujer se encontraba sentada cuando su agresor se acercó a ella, la abrazó y luego le disparó a una distancia corta para después suicidarse.

Investigan "extraño" asesinato 

El asesinato de la mujer con sapos atados al cuello no es el primero que se registra en la entidad. 

Del mismo modus operandi, el pasado 31 de julio, debajo de un puente, ubicado en el entronque al libramiento Benito Juárez, en Culiacán, Sinaloa.  se descubrió el cadáver de un hombre con huellas de tortura, disparos de armas de fuego y con dos sapos colocados en su pecho. 

Las autoridades ya investigan si el hecho esta relacionado con alguna actividad ilegal de las víctimas.

Tétricos hallazgos en Sinaloa 

Sus víctimas son presuntos ladrones de autos en Sinaloa. Los siguen, estudian y analizan sus pasos para finalmente atacar.

Carlos "N" fue la última víctima de un supuesto hombre de 1.65 metros,  que tiene un particular modus operandi: asesinar los jóvenes y dejar carritos de juguete sobre los cuerpos. El número de los objetos dependen del número de unidades robadas. 

En menos de 48 horas, en Sinaloa aparecieron otros cuerpos con las mismas características que Carlos "N". Dos de ellos fueron localizados en la colonia Valle Alto, uno en un supermercado de Villas del Río y otro más en Vallado.

Según reportes de la Fiscalía General de la entidad, el pasado 8 de agostos a las 09:30 horas, la quinta víctima había cometido un atraco a dos mujeres que se encontraban en la colonia Chapultepec de Culiacán Sinaloa.

Carlos "N" fingió ser un peatón cualquiera, sacó su arma y amagó a las víctimas que iban a bordo. Poco después, el ladrón fue ejecutado y abandonado con carros de juguete encima, en un lote baldío del fraccionamiento Villa Fontana.

Con un arma el hombre amagó a dos mujeres y las despojó de su vehículo (Video: Twitter)

El cadáver de Carlos tenía severas huellas de tortura y al menos seis carritos, según reportó el medio local Debate.

Las autoridades ya investigan si los asesinatos se tratan de una pugna contra una banda de ladrones de vehículos. 

Extraoficialmente se informó que podría tratarse del mismo asesino en todos los casos.

Suman 5 las víctimas bajo el mismo modus operandi 

Jonathan "N", Aarón Alberto "N", Elier Obed "N"  fueron las otras víctimas asesinados bajo este mismo modo.

El reporte de las autoridades establece que el primer cuerpo (Jonatha "N") fue encontrado en el estacionamiento de una conocida tienda de autoservicios en el fraccionamiento Villas del Río. El cadáver además de tener pegado carros de juguete, tenía un helicóptero. El hecho fue reportado a las horas del pasado domingo.

Una hora más tarde, las autoridades recibieron el reporte de un segundo cuerpo, el cual fue reclamado con el nombre de Aarón Alberto "N". Éste se encontraba sin vida y con heridas de arma de fuego a las afueras del Hospital de la Mujer, en el Desarrollo Urbano Tres Ríos.

La tercer víctima fue hallada durante la noche del domingo, a espaldas de la parroquia de San Judas Tadeo junto a una jardinera en la colonia Lomas del Bulevard. El finado se identificaba como Elier Obed "N". 

Al menos tres hombres fueron asesinados con el mismo modus operandi. Sólo han sido identificados tres cuerpos (Foto: Cuartoscuro)
Al menos tres hombres fueron asesinados con el mismo modus operandi. Sólo han sido identificados tres cuerpos (Foto: Cuartoscuro)

Se presume que el cuarto cuerpo pertenecía a un joven de  23 años, que presentaba heridas de bala. A su al rededor le colocaron 10 carritos. 

Ninguna de las víctimas presentaba historial delictivo, según la FGE de Sinaloa.

De acuerdo a las características de como fueron hallados los sujetos, podrían estar relacionados con el robo de autos. En este sentido, el secretario de Seguridad Pública del Estado, Cristóbal Castañeda, aseguró que la Fiscalía llevaría a cabo la investigación para determinar si los asesinatos tienen relación. 

El medio local Debate informó que en total fueron 34 los carritos de juguete encontrados encima de los cadáveres de los jóvenes. 

Ante el hallazgo de los cuatro hombres asesinados, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública en el Congreso local, Mario Rafael González Sánchez, dijo que nunca será válido que la ciudadanía haga justicia por su propia cuenta.