(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

El peso inició la semana con un retroceso. El dólar se cotizó en 19,6350 con una variación de 1,21% con respecto a su cierre el viernes 9 de agosto del año en curso (19,399 pesos). 

También la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) presentó caídas. El índice S&P/BMV IPC, en el que se integran las 35 firmas más importantes en el mercado mexicano, bajó 1,11% a 39,9730 puntos. 

Su caída se debe a la situación económica global que se vive a causa de conflictos políticos, lo que ha provocado que los inversionistas tengan una aversión al riesgo, que ha impactado sobre todo a mercados emergentes como México.

Donald Trump (AFP)
Donald Trump (AFP)

Son dos climas que han afectado a la moneda de toda la región. El primero y más influyente es la relación entre China y Estados Unidos. La  guerra comercial y de divisas entre ambas naciones han provocado un golpe a los activos de alto riesgo.

El Gobierno estadounidense impuso aranceles a más productos chinos. A finales de la semana pasada, Donald Trump dijo que agregaría un impuesto de 10% a los productos importados desde China por 300.000 millones de dólares no gravados.

En respuesta, China devaluó el yan, situación que arrastró a toda la economía mundial. También anunció que las empresas controladas por el Estado ya no comprarían productos agrícolas provenientes de Estados Unidos.

Donald Trump y Xi Jinping (Reuters)
Donald Trump y Xi Jinping (Reuters)

La situación, aunada a los resultados de las primarias en las elecciones argentinas en las que la oposición con el candidato Alberto Fernández, arrasó dejando por debajo por 15 puntos a Mauricio Macri, ha hecho temblar al mercado.

En la nación sudamericana su moneda se desplomó 29% ante el dólar, y la bolsa 11%. Mientras que en Wall Street, el precio de las acciones de las empresas argentinas bajaron más de 65%.

"Aunque no existe una relación estrecha entre la economía de Argentina y la de México, la posibilidad de que Macri pierda las elecciones genera nerviosismo entre los participantes del mercado", escribió Gabriella Siller en un reporte de Banco Base, grupo financiero que dirige.

La peor cara de Mauricio Macri (EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)
La peor cara de Mauricio Macri (EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)

Pese a que la situación mundial es agresiva, no ha golpeado a México con más fuerza. Su protección se debe, principalmente, a la estabilización de los precios de petróleo.  El crudo tipo West Texas ganó 0,55%, y el Brent 0,24%.

Sin embargo, el resto de América sí tuvo afectaciones. En el caso de Brasil, el panorama ha indicado que hay una posible recaída de recesión del país.  Alrededor de las 10 de la mañana, el índice de Ibovespa cayó 2,22%, y el dólar se cotizó en 1,012 reales, mientras que el viernes al cierre fue de 3,941. Desde el 29 de mayo no sobrepasaba los 4 reales.

En 2015 y 2016 la nación sufrió una grave recesión económica que estarían a punto de volver a vivir. El Banco Central de Brasil divulgó que hay un retroceso de 0,13% del segundo trimestre respecto al primero. Si el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) publica este dato al final de mes, el país caería nuevamente en recesión técnica.

Alberto Fernández, en la celebración de la victoria
Alberto Fernández, en la celebración de la victoria

Sin embargo, Alex Agostini de Austin Rating dijo que los inversores ya conocían la posibilidad de que hubiera un segundo trimestre negativo para Brasil, sobre todo por la persistencia en la guerra comercial entre China y Estados Unidos, y la posible derrota de Mauricio Macri en su reelección.