Los elementos ayudaron al menor, quien estaba aterrorizado (Foto: Twitter)
Los elementos ayudaron al menor, quien estaba aterrorizado (Foto: Twitter)

Un niño de tan solo 10 años contestó al teléfono y quedó horrorizado. El menor de edad tomó sin pensarlo su consola de videojuegos y se dirigió a la estación de metro más cercana con el fin de entregar sus pertenencias a los presuntos delincuentes a cambio de la libertad de su madre, sin imaginar que se trataba de una extorsión.

El pequeño iba rumbo a la estación Chabacano del Sistema de Transporte Colectivo Metro para entregar su Xbox y unas arracadas, pertenecientes a su mamá, a las personas que le aseguraron tener secuestrada a su progenitora.

Mientras el niño salió rumbo al encuentro con los ladrones, su padre fue víctima de los mismos presuntos delincuentes, quienes le dijeron que tenían secuestrado al menor, por lo que le exigieron 50.000 pesos (unos USD 2.589), que debía entregar en la misma estación, para liberarlo.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) detalló que a las 17:30 horas de ayer viernes, elementos de la Policía Bancaria e Industrial auxiliaron a un menor, luego de que los uniformados realizaban un recorrido de vigilancia en el andén "H" del Centro de Transferencia Modal (Cetram) Pantitlán y encontraron al niño que se dirigía a la estación Chabacano.

(Foto: Twitter)
(Foto: Twitter)

El niño de 10 años de edad les pidió a los policías ayuda y les narró que en su domicilio -ubicado en el municipio de Chalco, en el Estado de México- recibió una llamada de de un hombre quien le dijo que si quería volver a ver su madre debería entregar objetos de valor de su hogar.

Por esa razón, narró el menor, tomó la consola Xbox y un par de arracadas y se dirigió a la estación Chabacano del Metro a entregar los objetos a cambio de la liberación de su madre.

Los elementos de seguridad resguardaron al niño y se pusieron en contacto con la madre, de 39 años de edad, quien manifestó que se encontraba bien y en su trabajo, y que de inmediato se dirigiría al paradero.

Minutos después, un hombre de 44 años de edad se acercó a los agentes y dijo ser el padre del niño y cuestionó por qué lo tenían retenido. 

Se anunció el despliegue de policías en el metro de la CDMX para evitar la extorsión (Foto: Cuartoscuro)
Se anunció el despliegue de policías en el metro de la CDMX para evitar la extorsión (Foto: Cuartoscuro)

Los policías explicaron la situación al hombre que manifestó que él también recibió una llamada, cuando se encontraba en su negocio, en la que le afirmaron que tenían a su hijo secuestrado y que para liberarlo debía entregar 50.000 pesos. El intercambio también se haría en el metro Chabacano, dijo el hombre.

La SSC dio a conocer que al arribo de la madre al lugar, ambos adultos acreditaron con documentos oficiales el parentesco con el menor, quien fue entregado por los policías, así como las pertenencias que llevaba consigo.

La familia no quiso presentar una denuncia y se retiraron del lugar. La SSC difundió diversas fotografías de los hechos, entre ellas, una donde se observa una bolsa de dinero, que al parecer era el que llevaba el padre consigo para recuperar a su hijo.

(Foto: SSC CDMX)
(Foto: SSC CDMX)

Recientemente, la Guardia Nacional informó que participará en las labores de vigilancia para disminuir el índice delictivo en las zonas limítrofes de la Ciudad de México y la zona conurbada del Estado de México, en especial lo relacionado a la extorsión y el robo en transporte público.

El titular de la SSC, Jesús Orta Martínez, dio a conocer lo anterior durante la puesta en marcha del dispositivo de seguridad permanente en el Centro de Transferencia Modal de Indios Verdes, para erradicar la extorsión denunciada en los últimos días por los operadores de transporte público y que ha implicado la quema de diversos vehículos.

Precisó que se desplegarán 100 elementos en el paradero de Indios Verdes y 30 más en el de La Raza, los cuales tienen la instrucción de realizar revisiones preventivas a pasajeros, a fin de identificar armas o cualquier tipo de objeto que pueda utilizarse para el robo a usuarios o para extorsionar a los conductores.