La metanfetamina iba escondida en el interior de mesas de madera Foto:Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana
La metanfetamina iba escondida en el interior de mesas de madera Foto:Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana

Como resultado de las capacidades operativas que realizan elementos de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal, dependiente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México fueron aseguradas tres bases para mesas de madera, que ocultaban 38 kilos de aparente metanfetamina.

Los hechos se registraron cuando agentes federales efectuaban revisiones aleatorias a empresas de paquetería, ubicadas en las inmediaciones de la terminal aérea, cuando al inspeccionar el contenido de tres cajas de cartón con un equipo de rayos X, se observaron formas irregulares en su interior.

Cada uno de los empaques transportaba una base redonda para mesa, que ocultaba en su interior una sustancia con las características físicas de la metanfetamina, con un peso total aproximado de 38 kilos.

Ante este hecho, los objetos asegurados y la aparente droga, fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público Federal, quien dará seguimiento a las investigaciones correspondientes.

Foto: Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana
Foto: Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana

Encontraron cocaína, heroína y cristal en aeropuerto de Querétaro

A mediados de abril, personal militar adscrito a la 17 Zona Militar aseguraron casi tres kilogramos de droga diversa en las instalaciones del Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ).

En coordinación con agentes de la Policía Federal, los militares detectaron droga prohibida por la ley durante una revisión llevada a cabo en una bodega de paquetería de la terminal aérea.

Los elementos detectaron cuatro reproductores de DVD con un envoltorio al interior de cada uno, los cuales contenían una sustancia color blanco con las características propias de la droga conocida como cocaína, con un peso total aproximado de un kilogramo.

Asimismo, tres envoltorios al interior de autopartes, conteniendo una sustancia color café con características propias de la droga conocida como heroína, con un peso total aproximado de un kilogramo.

También una bolsa de plástico al interior de un envase de suplemento alimenticio, la cual, contenía una sustancia granulada con las características propias de la droga conocida como cristal, con un peso de 850 gramos, aproximadamente.

Adicionalmente una figura de cerámica, localizándose en su interior dos envoltorios con hierba seca con las características propias de la droga conocida como marihuana, con un peso total aproximado de 100 gramos. Militares y policías federales aplicaron la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, así como la Detección de Enervantes y/o Drogas Prohibidas por la Ley.

Decomisaron droga en computadoras que iban a Australia

La Policía Federal localizó e incautó en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México 120 kilos de cristal escondidos dentro de equipos de cómputo que serían enviados a Australia en agosto de 2018.

El aseguramiento podría alcanzar en el mercado ilegal un valor superior a los 1,500 millones de pesos, según estimaciones del área de inteligencia.

El personal de la División de Seguridad Regional detectó en la zona de carga de la terminal aérea capitalina un lote constituido de ocho cajas de cartón que aparentemente contenían equipos de computadoras.

Al revisarlas con equipos no intrusivos y perros, descubrieron que en su interior se ocultaban cien paquetes confeccionados con papel carbón, aluminio y plástico transparente.

Los policías federales realizaron una inspección minuciosa de los paquetes, los cuales contenían polvo blanco, granulado, con las características propias de la droga conocida como cristal, con un peso aproximado de 120 kilogramos.

Las ocho cajas provenían del municipio de Zapopan, Jalisco, con destino a un suburbio en la costa norte de Sídney en Australia, donde se comercializaría la droga.

Las ocho cajas, con los cien paquetes de droga, fueron puestas a disposición del Ministerio Público.