Miguel Ángel Caro Quintero lideró el extinto Cártel de Sonora. En Estados Unidos purgó una condena de 17 años por traficar 100 toneladas de marihuana a EEUU (Foto: Cuartoscuro)
Miguel Ángel Caro Quintero lideró el extinto Cártel de Sonora. En Estados Unidos purgó una condena de 17 años por traficar 100 toneladas de marihuana a EEUU (Foto: Cuartoscuro)

El anunció sorprendió a todos. Miguel Ángel Caro Quintero, exlíder del extinto cártel de Sonora, purgó su sentencia de 17 años de prisión en Estados Unidos. 

E hizo algo más: tomó más de 25 cursos durante su estancia en el penal federal de Victorville, California.

El hermano menor de Rafael Caro Quintero, uno de los narcotraficantes más buscados por la DEA, pasó de ser un criminal violento y sanguinario a un preso bien portado y un estudiante sobresaliente.

Documentos judiciales, obtenidos por Univisión Noticias, muestran que entre los nuevos intereses de Caro Quintero, se encuentran la poesía escrita, astronomía, finanzas personales, literatura clásica, escritura creativa, horticultura, manejo del temperamento, apoyo paternal, abuso de drogas, inglés básico y periodismo. 

Por su destacado comportamientos y los programas en prisión que supo aprovechar, Miguel Ángel logró que su condena se redujera siete días por cada año de buena conducta.

El día de la detención del hermano menor del “Narco de narcos”, Rafael Caro Quintero (Foto: Cuartoscuro)
El día de la detención del hermano menor del “Narco de narcos”, Rafael Caro Quintero (Foto: Cuartoscuro)

Antes de su liberación, el pasado 19 de julio, al menos tres casrtas enviaron los abogados del capo, de 56 años, "implorando" que lo dejaran libre de manera anticiapada para cuidar a su madre enferma.

En un escrito con fecha del 9 de marzo de 2019, el sicario aseguró que sería la única persona que vería por ella (su madre). "El solicitante implora a la corte que tome en consideración que él será el único cuidador de su madre anciana, de 87 años, que está en silla de ruedas y presenta enfermedades crónicas relacionadas con la vejez", citó Univisión a la misiva.

Ya en el pena de Victorville, el mafioso escribió una carta que estaba listo para salir, pues ya había tomado varios cursos.

Se dice que su hermano, Rafael Caro Quintero, regresó al negocio del  narcotráfico (Foto: Cuartoscuro)
Se dice que su hermano, Rafael Caro Quintero, regresó al negocio del  narcotráfico (Foto: Cuartoscuro)

Según el semanario Zeta, el primer medio en informar sobre la liberación del ex líder del cártel de Sonora, éste fue deportado el pasado viernes por la Garita El Chaparral de Tijuana donde lo esperaban sus familiares.

Ascenso y caída de la familia Caro Quintero 

El "negocio familiar" comenzó en la década de los 80, con el múltiple tráfico de cargamentos de marihuana.

Entre 1985 y 1988, traficaron más de 100 toneladas de hierba, lo que les generó una ganancia de más de USD 100 millones que recibió en México.

Considerados como "peces gordos del crimen organizado", el gobierno de Estados Unidos  tuvo en la mira durante más de 15 años a los hermanos Caro Quintero, hasta que policías federales arrestaron en 2001 a Miguel Ángel, en Los Monchis, Sinaloa.

El exlíder del extinto Cártel de Sonora cumplió en México una pequeña sentencia por delitos relacionados con armas de fuego, pero el 4 de febrero de 2010, un juez federal lo sentenció a 17 años de prisión, sumado a una condena de cinco  años tras la rejas que cumplió de manera consecutiva.

La acusación señala que Miguel Ángel estuvo al frente de operaciones relacionadas con el cultivo y cosecha de la hierba, incluyendo la compra de terrenos, equipo agrícola bodegas y vehículos.

En su proceso penal se argumentó que colaboró para traficar un cargamento de marihuana a compradores de Arizona en 1994. Posteriormente, el narco sostuvo conversaciones con la DEA que se hicieron pasar por clientes que pedían hierba. En esa charla se tocaron temas como el costo de la mercancía.

Luego de la caída del menor de los Caro Quintero, Sonora quedó bajo el control del Cártel de Sinaloa, que en ese entonces encabezaba el ahora sentenciado a cadena perpetua, Joaquín "El Chapo" Guzmán.