Grupo México negó que el derrame de ácido sulfúrico provocara daños al medio ambiente (Foto: Captura de pantalla)
Grupo México negó que el derrame de ácido sulfúrico provocara daños al medio ambiente (Foto: Captura de pantalla)

Grupo México negó que el derrame de ácido sulfúrico en Mar de Cortés que emitió una de sus filiales en Guaymas, Sinaloa, hace una semanas, haya causado daño al medio ambiente. Y también rechazó que los 22 casos de impacto ambiental por los que ha sido señalada sean su responsabilidad.

La minera dijo a través de un comunicado que los animales muertos que se vieron en las costas de Guaymas no son resultado de la contaminación del agua con los 3 mil litros del componente tóxico que fueron vaciados en el océano por la fractura de una de las tuberías que transportaban el químico.

La compañía explicó que la cantidad de líquido vertido era muy pequeña como para que tuviera consecuencias como las señaladas por los usuarios de redes sociales. Además que debido a las condiciones alcalinas del agua del océano, el químico se disolvió sin problema.

Grupo México derramó 3 mil litros de ácido sulfúrico al Mar de Cortés (Foto: captura de pantalla)
Grupo México derramó 3 mil litros de ácido sulfúrico al Mar de Cortés (Foto: captura de pantalla)

"Su dilución se dio muy rápidamente. Esto hizo que la liberación fuera inofensiva y se determinó que no hubo afectación a la flora ni la fauna de la zona portuaria de acuerdo con el informe de la Secretaría de Marina", dijo la empresa, señalando un reporte realizado por las Secretaría de Marina sobre el derrame.

Grupo México informó que en cuanto pasó el incidente, se notificó a la Administración Portuaria Integral de Guaymas, a Protección Civil, a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente  (Profepa) y a la Secretaría de Marina, quienes acudieron al sitio para evaluar la gravedad del problema, mientras la compañía seguía un protocolo de control. 

Según el comunicado de la empresa, las autoridades constataron que la situación había sido atendida y que no habría secuelas graves. "Por dicho motivo, consideramos que la información difundida a través de redes sociales sobre los decesos de la población marina, no se encuentra relacionada en forma alguna con el incidente ocurrido".

Usuarios de redes sociales denunciaron animales muertos en Guaymas por la contaminación del mar (Foto: Facebook)
Usuarios de redes sociales denunciaron animales muertos en Guaymas por la contaminación del mar (Foto: Facebook)

Además, aprovechó para hablar sobre los 22 casos de daños al medio ambiente a los que ha sido relacionada la minera, que lleva más de 50 años operando en el país. 

La empresa dijo que sólo dos de esas situaciones son responsabilidad de Grupo México, que son Guaymas y el derrame 40 millones de litros de sulfato de cobre acidulado en Río Sonora en 2014, que ha sido catalogado como una de las tragedias ambientales más graves en la historia del país.

El resto son acusaciones falsas o imprecisas, indicó la empresa. Dos de ellas ocurrieron cuando Grupo México todavía no era dueña de las plantas en las que se ocasionaron accidentes, según la compañía. 

A pesar de las afectaciones ambientales que ha provocado Grupo México, ha continuado operando de manera regular en México (Foto: Twitter Grupo México)
A pesar de las afectaciones ambientales que ha provocado Grupo México, ha continuado operando de manera regular en México (Foto: Twitter Grupo México)

Mientras tanto, las operaciones del tanque número 19 de la planta de Grupo México en Guaymas quedó clausurada de manera parcial y temporal, por haber sido en la que ocurrió la falla que provocó el derrame.

Las instalaciones permanecerán cerradas mientras la Profepa realiza inspecciones administrativas, en la terminal marítima y en la infraestructura, para hacer un reporte más detallado sobre la causa del derrame. 

El martes 13 de julio 3 metros cúbicos de ácido cayeron a Mar de Cortés, después de que en una operación de prueba y llenado fallara. Desde entonces la minera ha estado en ojos de la sociedad para que repare los daños provocados a la ecología.